16 mar. 2011

Documental Hikikomori

5 comentarios:

  1. ‎!Impresionante¡ Recluirse así, ensimismado, hay que teenr mucha fortaleza para resistir ese aislamiento, pero también cobardía, miedo para no enfrentar el mundo. ¿Valentía o Cobardía?. Lo cierto es que es un fenómeno que está tocando a nuestros adolescentes y niños, y es consecuencia de las presiones sociales y acoso a los que se ven sometidos. Ojo en nuestras escuelas los niños están sufriendo con el "Matoneo" y el "Cibermatoneo", y esto los puede lleva a estados depresivos profundos hasta el extremo de lo que pasa en Japón con el Hikikomori. Los puede llevar hasta el suicidio, Hay indices alarmantes de suicidios de chicos entre 10 y 15 años víctimas de estas situaciones. Hay que estar atentos, abiertos al diálogo y la comunicación con los niños y jóvenes. Escuchar es clave, afinar las relaciones afectivas permanentemente aseguran la comprensión y la importancia de la disciplina y el rigor. No es lo contrario. Miren el caso de Japónn, una cultura en la que lo mas importante es la disciplina, el rigor, la productividad. Eso sin afectividad se convierte en un detonante peligroso.

    ResponderEliminar
  2. Lo importante no es lo que sucede sino como lo interpretamos.En Oriente buscan la soledad,
    mediante el aislamiento. En occidente se suicidan. Tus ideas y tus proposiciones nos hacen reflexionar. Un gramo cura, gramo y medio mata. Los comento con muchas personas en talleres improvisados de diferentes asociaciones y nos enriquecemos con las diferentes opiniones que dan para muchas polémicas.

    ResponderEliminar
  3. Una cosa es buscar la soledad por iniciativa propia, ya sea por adquirir una disciplina, en busca de desarrollo espiritual, o simplemente por querer estar solo, pero el documental describe una situación, el "Hikikomori", aislamiento que es un comportamiento motivado por una situación de presión que vive el chico en su contexto. En oriente también hay altos indices de suicidios y no solo en adolescentes, también en adultos muy exitosos profesionalmente. Pero si analizamos su situación personal... ????? Y en realidad creo que el Hikikomori, no es una acción provocada solo por querer estar "solos", sino porque no encuentran otra salida.

    ResponderEliminar
  4. Es impresionante conocer de este tipo de aislamiento en alguien tan joven como el chico del vídeo. Cuánto cambia la vida de una familia con el reclutamiento "voluntario" de uno de sus componentes. Aparentemente voluntario, puesto que obliga la sociedad, obligan los compañeros fastidiosos que lo acosaban, obliga la incomprensión,la burla y el temor de enfrentar situaciones que seguramente lo dejaban siempre mal librado y la ausencia de... En días pasados escuchaba a Mario Mendoza hablar de lo bueno que sería formar desde pequeños a los seres humanos y enseñarles a amar. Eso es precisamente lo que falta: una cátedra de vida que los guíe por el amarse y amar, sin tanto apego, sin tanto celo, y lograr enfrentar el fastidio de muchos y adquirir valores que serían las armas combatientes para una mejor vida. Hay mucho por decir sobre este tema que conlleva a otros y a más que por hoy dejo en el tintero. Me llevo el motivo para continuar en otra historia. ¡Gracias Mario!

    ResponderEliminar
  5. Es interesante que traigas a cuento en este momento a los Hikikomori. Aunque una comparación pueda parecer traída de los cabellos en momentos de dolor y sufrimiento-, la pregunta que todos nos estamos haciendo es si nos están diciendo la verdad sobre Fukushima, posiblemente ninguna nación se atrevería a hacerlo, pero el Japón con ese traumatismo de guerra- Hiroshima y Nagasaki- y con esa desconexión entre la realidad y la verdad, o entre lo que se sabe y lo que se dice, como dice Zielenziger en su libro “Shutting out the sun” , puede simplemente estar develando su autismo estilo hikikomori. Un difícil momento para la vida en nuestro planeta, si el país nipón no sale de su silencio y no nos dice la verdad.

    ResponderEliminar