14 ene. 2012

La cara oculta





http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/otroscolumnistas/historia-de-falsas-identidades_10945481-4


La cara oculta es la más reciente película del director caleño Andrés Baiz, conocido antes por su film Satanás. En esta historia, Baiz se adentra en un juego de espejos, de reflejos, de sombras que van y vienen entre un director de orquesta y dos mujeres que conforman un trío macabro.
En una carta de Freud citada por Durrell aparece esta frase inquietante: Empiezo a creer que todo acto sexual es un proceso en el que participan cuatro personas. Esto es, cuando me relaciono con alguien no me relaciono con una identidad, con un bloque sólido, monolítico, con un ser compacto y sin fisuras. Todo lo contrario: me relaciono con una fuerza que se desdobla, con un caleidoscopio, con una figura mutante. Y en la medida en que la relación avanza voy descubriendo también mis propias presencias que se multiplican, mis propios fantasmas que sacan la cabeza y la esconden. Por eso toda historia de amor es una historia policíaca, detectivesca, en la que hay que ir más allá de las apariencias para desentrañar la otra cara del deseo: el horror.
La película de Baiz es una profunda reflexión sobre cómo el deseo, al igual que nosotros mismos, es sinuoso y laberíntico. No deseamos directamente al otro, sino su misterio, aquello que esconde, aquello que está detrás, su cara oculta. Sólo cuando Adrián (Quim Gutiérrez), el director de orquesta, empieza a ausentarse misteriosamente, es que surge en Belén (Clara Lago), su novia, un deseo desbocado por ir a los límites de la posesión, que muchas veces son los límites también de la locura. Y desde allí, vigilar, perseguir, adentrarse en la vida secreta del otro hasta agotarse, hasta consumirse en su propio delirio. Los celos son la confirmación de un crimen en el que el detective enamorado descubre que él es la víctima. Para Belén, a diferencia de la Alicia de Lewis Carroll, al otro lado del espejo la está esperando lo peor de sí misma.
La entrada de Fabiana (Martina García) completa el trío que permite el terror: deseamos lo que no es nuestro, lo que no nos pertenece, y es por eso mismo que es tan difícil institucionalizar el deseo, ponerle barreras, encarcelarlo. Entre dos seres que se prometen amor eterno siempre hay un tercero que vigila la escena con una sonrisa atroz escondida entre las sombras.
Vale la pena resaltar que también, aunque esté sólo sugerido de manera tangencial, Baiz hace alusión a una de las caras más siniestras de nuestro continente: el proyecto nazi americano, los alemanes del Tercer Reich que se refugiaron en estos países con el sueño de resucitar algún día para construir desde aquí el Cuarto Reich. Detrás de la historia de amor y de terror de los tres protagonistas hay que desentrañar otra historia de exilio, de falsas identidades, de camuflaje perverso.
Creo que el público disfrutará y padecerá esta impecable película de Baiz con la cual viene a confirmar su talento, su rigor y su compromiso como uno de los artistas más sobresalientes de nuestro país.

3 comentarios:

  1. Buenísimo!, enriqueces mi mirada con tu apreciación, querido Mario,me sigue pareciendo que el viejo Andi con esta peli es nuestro Hitchcock criollo, La cara oculta tiene la tensión del maestro, el ritmo de muchas de sus películas y la música con Rachmaninov, Beethoveen....Ah! y no sé si has leído Artículos propios de Julio Paredes, la llave me recordó sus cuentos. Abrazo y extrañado hermano no contestas mis llamadas.
    Abrazo poderoso, Mario, querido,
    Henry.

    ResponderEliminar
  2. Mario: ¿Cómo estas?. Soy Edwin, te escribo desde Sevilla. He escrito a tu correo para contarte como van las cosas y para enviarte un enlace para que veas el corte casi final del cortometraje, y me des tu opinión. Sin embargo los correos me han sido devueltos.

    Mira, éste es mi correo electrónico: edwin.umanha@gmail.com.
    Si no es problema, por favor escríbeme tu correo electrónico para enviarte el enlace para que puedas ver el corto. Te lo pondría aquí pero no lo hago porque el enlace es confidencial y se lo estoy enviando a gente de confianza para que me den su opinión. Gracias por todo Mario. Saludos desde Sevilla.

    ResponderEliminar
  3. Viejo Henry, perdí tu número hace meses porque perdí mi celular al tiempo que me hackeaban el correo y perdía también mi agenda. Kaput. Mándame el correo, por favor, para restablecer el contacto... Edwin, hermano, ya mismo te escribo. Quiero ver el resultado ya editado, por supuesto... Es que quedé incomunicado de un resto de gente... Saludos, MM.

    ResponderEliminar