24 jul. 2012

Vida de poeta



"Actualmente, en mi condición de outsider o marginal ilustrado, sobrevivo gracias al generoso billete de unos pocos amigos, al sablazo, a alguna lectura pública y, ocasionalmente, a la invitación a escribir un artículo para una revista. Vivo por y para la literatura, sin romances, ni lazos de familia, ni animales domésticos, ni televisión; vivo en el campo, en una casa prestada, sin llaves porque puedo entrar y salir por la ventana, duermo en diagonal sobre la cama, me despiertan los pájaros del bosque, no tengo propiedades, ni tarjetas de crédito, no vendo nada, no estoy en la nómina de nadie, no cotizo, no declaro, no pago diezmos, vacunas o facturas. Estoy como quien dice financieramente muerto. Sé que disto de ser un ejemplo a seguir, sé que el trabajo es algo ineludible y que es hora de buscar alguna ocupación, pero ¿dónde se necesita un poeta?"
Carlos Framb

2 comentarios:

  1. Mario, tiempo sin vernos, ¿cómo va todo?. Espero que esa ausencia sea corta y nos veamos pronto.
    Un gran abrazo.
    Karem Moreno

    ResponderEliminar
  2. Lo conocí gracias a ti, Mario. ¿Recuerdas?, en la Feria del Libro del 2009. Qué grato saber de él de esta manera. Un abrazo

    Carlos Eduardo

    ResponderEliminar