23 ene. 2013

Hernán Casciari


3 comentarios:

  1. SIIII....¡ Eso es lo que queremos.
    Que maravilla que funcione.....
    Vamos a ver a donde van a parar todos esos especialistas en mercadotecnia o mejor dicho en
    mis propios términos "tecnicos en explotacion de necesidades, para beneficio propio".

    ResponderEliminar
  2. Mario, no salgo de mi asombro. En primer lugar, por supuesto, quedé maravillado con la apuesta de Hernán Casciari; pero, en segundo lugar, el sábado alguien compartió en facebook un texto de él que publicó El Malpensante. Se titula: "El celular de Hansel y Gretel". No conocía a este autor, pero no me parece coincidencial que sepa de él el fin de semana y ahora lo encuentre en tu blog. No sé cómo voy a dormir ahora, te juro que no sé por qué me dio por entrar a tu blog antes de apagar el pc. Un abrazo enorme, y gracias por tu comentario en mi blog.

    Carlos Eduardo

    ResponderEliminar
  3. Una fantástica historia, de esas que parece que solo sois capaces de crear los sudamericanos. ¡Que envidia da desde esta parte del mundo!
    Un saludo, Mario

    ResponderEliminar