28 jul. 2013

Los otros





Recuerdo bien una conversación en el Parque Nacional, hace muchos años, alguna tarde a la salida de las clases en la universidad. Íbamos caminando por entre los árboles con uno de mis compañeros de Filosofía y Letras que iba a ser sacerdote. Era un joven mayor que yo que vivía en un barrio al sur de la ciudad. A veces nos íbamos a pie por la Carrera Quinta y cruzábamos el centro juntos. Yo me quedaba en La Candelaria, en la Calle Novena, donde tenía arrendada una habitación.
- Pero es imposible que usted, que está estudiando filosofía, crea en la existencia de Dios –le había dicho yo en esa ocasión a mi amigo seminarista-. No puede ser que usted esté convencido de que arriba, en el cielo, hay un hombre que nos observa y que todo lo sabe.
- No, Mario, eso es ridiculizar la fe –me respondió él con una sonrisa-. Lo pintas todo de una manera muy infantil. El problema de la fe no es la existencia de Dios, sino la fe en el otro, el amor por el otro, la entrega que eres capaz de hacer para que el otro mejore sus condiciones. Jesús no está a la diestra de Dios Padre, allá, en el cielo. Jesús es tu vecino, la señora que está enferma al frente de tu casa, el mendigo, el carnicero, el atracador, yo, tú mismo. Jesús es la comunidad, y la pregunta es si tienes o no la suficiente fe como para luchar por ellos.
La idea se la había escuchado ya a uno de nuestros maestros, el Padre Gaitán. Ese tipo de religiosidad me cogió por sorpresa y no supe cómo argumentar en contra de una posición tan sólida y admirable.
- No sé si comprendes lo que te quiero decir –siguió diciendo mi amigo-. Si pones a Dios allá, en el cielo, es fácil entonces ser cruel aquí, abajo, en la Tierra. Es lo que les pasa a muchos feligreses católicos que se dan golpes de pecho y rezan y van a misa todos los domingos, y después, cuando tienen que dar de sí para ayudar a los demás, se cierran a la banda y no sólo no lo hacen, sino que son capaces incluso de explotar y de segregar a los otros. Nadie les ha explicado que Jesús es su empleada del servicio doméstico, su portero, el obrero que les arregla sus casas. Bajar la religión, encarnarla, es un proceso muy complejo porque nos compromete con la comunidad, nos exige una ética social, nos cuestiona nuestros privilegios y nuestro egoísmo.
No supe qué decir. El joven religioso cerró la conversación acorralándome un poco:
- Por ejemplo, tú, Mario, yo te pregunto: ¿de qué te sirve tu clase social, tu educación, tu talento, tus deseos de ser un escritor algún día, todo lo que has leído, si no haces nada por tu país, por tu gente, por este pueblo que aguanta hambre desde el amanecer hasta el anochecer? ¿Para qué ser inteligente si esa inteligencia no es capaz de enfrentarse a la injusticia y a las estructuras que detentan el poder de manera inmoral? ¿De qué sirve tanta cultura si uno no es capaz de echarle una mano al otro? Y es ahí cuando Jesús te responde: todo lo que hagas es inútil si no eres capaz de amar al otro.
Me quedé en silencio, pensando…

Perdí el rastro de este amigo mío hace ya muchos años. A veces me pregunto si se habrá ordenado sacerdote, dónde estará, si tendrá a su cargo alguna parroquia. Hay tardes, como ésta, en las que me gustaría visitarlo, sentarme en una de las bancas de su iglesia y escucharlo atentamente. Quizás llevemos años buscando lo mismo por caminos diferentes.

24 comentarios:

  1. No sobra decir que la imagen es la de Jesús, según algunos científicos... Escribí este texto aquí, en Lima, porque en el avión me tropecé con una cantidad de peregrinos que iban a escuchar a Francisco a Brasil. Cristianos de todos los lugares del mundo, con sus mochilas y sus libros sobre Jesús bajo el brazo... Yo, siempre tan escéptico, tan ateo, tan lobo solitario, no pude evitar las trampas de la memoria... Y pensé que quizás esos seguidores del Hijo del Carpintero y yo no estábamos tan lejos como parecería a primera vista... Las trampas de la soledad...
    Saludos para todos, MM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mario, me gusta la anécdota que compartes, me deja muchas inquietudes. Quiero resaltar que también se puede ayudar no sólo regalando algo material, sino también regalando felicidad; una sonrisa, una palabra o como tu este pequeño relato,gracias Mario que te vaya muy bien en Perú.
      Moon

      Eliminar
  2. soy de las personas que a tenido conversaciones que han formado telarañas en mi mente, y solo después de que ha pasado un largo tiempo pienso conseguiré encontrar respuestas. que buen rato leyendo este momento de tu vida. saludos.

    ResponderEliminar
  3. Maestro, siempre leerlo es un gusto infinito. Un par de cosas quisiera decir sobre su escrito. Primero: El problema, más allá de ver el sufrimiento o la angustia de los otros es ver el de uno mismo. La cuestión se complica si ese sistema o mejor, ese mundo del que somos parte no sólo destruye al prójimo, sino que con precisión quirúrgica a nosotros también nos destruye. Es muy difícil que un ser mellado pueda hacer algo por los otros, pues muchas veces la culpa de esto es de esos otros, de las personas, pues el mundo es lo que es por lo que cada uno ha hecho de él. A mi, por ejemplo, lo digo con un nudo en la garganta ya no me nace ayudar. He enfermado del peor mal de todos: el de la resignación, el de la jodida desesperanza. Pero mis ideas son aún muy pobres sobre el tema, un autor Colombiano para orgullo nuestro muestra mejor esto. Me refiero a Fernando Vallejo, quien a pesar de lo que muchos dicen, no es que odie a los otros, sino que se frustra sobremanera al ver lo que hemos hecho con el mundo. Su rebeldía, su prosa desgarrada, es un grito de amor a los otros.
    No importa lo que se haga entonces, lo que se diga, el caos es así, tiende a empeorar, a irse un poco para venir con más fuerza. Y eso, desgraciadamente es lo que nos espera. El final, estridente y necesario llegará, haya o no gente que ayude a los otros. La humanidad, nos guste o no, se ha labrado el destino que hoy recorremos y que sin duda nos llevará al cadalso. Pero, si bien, no hay en las personas ganas de dar al hambriento un mendrugo de pan, al desposeído algo de abrigo, sí hay formas en que se puede ayudar. Con ello entro al segundo y último punto. Alguien me dijo que definitivamente ayudar era una urgencia, pero si eso no era el todo posible, pues a veces no se puede uno ni ayudar a uno mismo, el arte, y nada más que el arte puede de a poco irnos debelando el correcto camino. No es ver en el otro a Jesús o a alguna otra deidad, sino verse a uno mismo, ver una obra de arte, una creación maravillosa, única, ya que así se tendrá la intención de hacer las cosas de mejor manera. Es un principio simple, ver en el otro el protagonista de una novela, la imagen de un cuadro, las notas de una canción, pues la emancipación, como la pensamos ahora está mal hecha. La liberación netamente económica, es decir, tener algo en el bolsillo para no pasar hambre o necesidades no es suficiente, necesaria sí, suficiente no. Por eso resulta que si se ha de cambiar el mundo, debe cambiar primero la conciencia de cada quien, luego los imaginarios colectivos y después sí la realidad social. Sin que se libere el alma, por más que todos seamos unos "ángeles" buenos y caritativos no se podrá hacer nada. Y eso maestro se hace sólo por el arte hecho por uno, para uno y para los otros. El artita será el única ser capaz de labrar un mundo mejor para todos. Así que Mario, esté tranquilo, cada una de sus palabras logra ir de apoco trayendo a las almas aturdidas algo de paz y como dije arriba, si se ha liberado el alma, se podrá ayudar a los otros. Su parte la hace con pericia cada día. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado David, en tu propio mensaje está la clave. No olvides que Vallejo es, ante todo, un artista, es decir, alguien que ha entregado su vida entera a la elaboración de una obra. Biografías, novelas, ensayos. En esos libros hay años de trabajo disciplinado y constante, obsesiones, delirios, reclamos, sueños, y, sobre todo, mucha generosidad. Gracias a esa obra, lectores como tú o como yo hemos podido, en nuestras horas más aciagas, encontrar un refugio seguro y lúcido. Vallejo nos ha dado lo mejor de sí: su capacidad de resistencia, su fuerza, su severidad, su poesía. No es poca cosa. Y te ha puesto la vara muy alta. No se dedicó sólo a renegar, a maldecir, a criticar, a lamentarse. Construyó. Hizo de su rabia una fuerza literaria. Sabe que todo empeorará, que no hay salida, que la bestia humana no se detendrá en su codicia, en su destrucción, en su ceguera. Pero aún así se sentó en su escritorio y nos dejó esos libros escritos con su propia sangre... La pregunta salta a la vista: ¿Qué harás tú? ¿Por qué o quiénes estás dispuesto a entregar tu vida? ¿Qué harás con tu ira, tu indignación, tu frustración, tu desesperanza? ¿Te ahogarán? ¿Serás capaz de transformarlas en fuerzas positivas, en fuerzas de creación? Está por verse...
      Gracias también por tus palabras. Las aprecio en su justa medida.
      Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Ya había pensado eso. Respondiendo a sus preguntas, la respuesta es muy simple: Usar esa fuerza, eso que adentro carcome y entristece tanto, esas voces alocadas y estridentes, ese caminar lento, esa angustia, esa honda preocupación, no para salvar el mundo, sino, hacer algo basándome en lo que usted dice: "Sabe que todo empeorará, que no hay salida, que la bestia humana no se detendrá en su codicia, en su destrucción, en su ceguera". Entonces, al saber ello, lo mínimo que se puede hacer es compartir lo poco que se tiene, cosas que al andar ese desafortunado camino, entre todos nos vayamos ayudando. Quizás, las miserias de las que somos parte y testigo, sean más amables al ser compartidas y estoy seguro, ese ejercicio, el de dar generara fuerza que, si somos positivos, cambiaran algunas cosas. El problema es ser positivo. Pero, pequeños rayos de luz pueden iluminar infinitas oscuridades. Siendo así, usted y todas las personas que por aquí pasan son eso, mínimos pero luminosos haces de luz. Gracias.
      Ateniendo entonces a ello, a las ganas que de huir siempre tiene uno, todo acelerado, todo energúmeno, tratando de salvarme y de paso ver si salvo a unos cuantos, he trabajo en esto, espero tenga tiempo para verlo:
      http://eltornilloquehacefalta.blogspot.com/2013/07/mas-alla-de-si-mismo.html

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Mendoza, he quedado perplejo por uno de los comentarios de arriba, de la señorita Érikah, que no bastó con robarse el nombre de la cantante y ahora plagia palabras de otros, lo que ha publicado son palabras del señor escritor Efraim Medina Reyes, cito: "Somos tanto nosotros mismos que hemos asesinado el concepto de Otro y el diálogo implícito en ese concepto. Tanto nosotros mismos que parecemos todos franceses. No digo que esté mal ser uno mismo una que otra vez en la vida, pero siempre es una soberana estupidez" Así que eso me hace cuestionar un poco su blog, acaso el Proyecto Frankenstein se irá constituyendo como un cuerpo de plagios de otras personas? Será un cuerpo de otros cuerpos? Me parece que usted siendo escritor debería tener en cuenta que el problema del plagio es una cosa seria. Es más, pasando una revista por sus últimos libros infantiles me he dado cuenta de otro error de "originalidad", notó que las ilustraciones del primer libro son muy similares a las del Pricipito? Y las del segundo libro, son casi idénticas a las del gran ilustrador y artista Mario Teodosio Ice? Y por lo que sé la señorita del comentario de arriba es la ilustradora, no? Muy cuestionable el trabajo entonces, Frankenstein hecho del trabajo de otros....

      Eliminar
    2. Francisco, Lamento mucho lo de la frase. Efectivamente es de Efraim Medina Reyes pero yo no lo sabía. Simplemente la escuché en una conversación muy casual y la puse sin ninguna mala intención. Gran error. No revisé y aquí están las consecuencias. En cuanto a los dibujos le aseguro que no existe ningún vínculo con las ilustraciones de El principito y mucho menos con las de el señor Mario Teodosio. Como bien lo escribió Mario, tenemos el material fotográfico correspondiente a cada libro y los registros de derechos de autor en regla. Me disculpo por la confusión con la frase y le regreso, con mucho respeto, sus denuncias injustificadas con respecto a las ilustraciones.

      Un saludo,
      Erika.

      Eliminar
  5. Muy buen texto. Somos tanto nosotros mismos que hemos asesinado el concepto de "otro"

    ResponderEliminar
  6. Considero que se nos olvido el respeto por el otro, ya que solo nos ensimismamos en hacer crecer nuestro "yo". Somos personas capaces de colaborar desde el ámbito que nos desarrollemos, para eso vinimos a habitar la tierra para servir a los demás, no creo que solo para gastar el poco aire que nos queda. solo me basta recomendar un libro; "LAS MUJERES DE JESUS"

    ResponderEliminar
  7. Mario, este comentario no tiene mucho que ver con el texto, pero este fin de semana viaje a la ciudad de Merida en Venezuela vía Cucuta para correr una ultramaraton de montaña de 55k, la historia empieza cuando antes de viajar, me encontré con tu libro "mi extraño viaje al mundo de shambala" el cual, a pesar de ser escrito para "niños" había despertado mi curiosidad desde su lanzamiento; decidí comprarlo y lo leí de una sola sentada. (siempre he admirado tu obra y le he leído y estudiado casi toda) me causo enorme sorpresa sobre como me devolví a las aventuras de mi niñez leyendo a felipe y su perro, el texto me lleno de tranquilidad y definitivamente me transporto. La anécdota no se queda ahí, Cuando corres una ultramaraton y mas en montaña, llevas tu cuerpo al limite, llega un momento en que las piernas y tu cabeza no responden y el cerebro empieza a jugar malas pasadas, esto, sumado a la altura (3.800 M.S.N.M) hace que empieces a tener alucinaciones, al llegar al kilómetro 30 de la carrera ubicado a unos 3.800 metros, empece a ver a Felipe y a su perro cruzando por los precipicios de Ur y yo me sentía acompañándolo, esta alucinacion duro aproximadamente 5 minutos, cuando bebí un poco de agua y recupere el sentido, no pude mas que sonreír ante tan extraña situación. reitero mis felicitaciones por tu obra, y este libro sera mi próximo regalo para mi sobrina. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Carlos, qué mensaje más maravilloso. Tengo un respeto profundo por la prueba de maratón, que son los 42 kilómetros (y algo). No me quiero ni imaginar lo que es correr 55 k. Hasta el año pasado corría diez mil metros planos, los 10k. Soy sólo un miserable aficionado. Hago un tiempo que a usted le dará risa: seis minutos por kilómetro, es decir, sesenta minutos al final de la carrera. Y me he dado cuenta de que hacia el kilómetro 7, más o menos, entro en una especie de ensimismamiento, como si pudiera ingresar a mi inconsciente más fácilmente. Por eso comprendo bien de qué me habla. Luego, en el kilómetro 9, vuelvo a ser dueño de mí y empiezo a pensar en cómo rematar bien... Pensar que mis personajes lo acompañaron en ese momento me conmueve profundamente... En el tercer libro, Pipe entrará al deporte, será iniciado en esa sabiduría, y espero que esas páginas no lo defrauden cuando las lea. Ese libro será editado en octubre...
      Con afecto y admiración, MM.

      Eliminar
  8. Señor Mendoza, he quedado perplejo por uno de los comentarios de arriba, de la señorita Érikah, que no bastó con robarse el nombre de la cantante y ahora plagia palabras de otros, lo que ha publicado son palabras del señor escritor Efraim Medina Reyes, cito: "Somos tanto nosotros mismos que hemos asesinado el concepto de Otro y el diálogo implícito en ese concepto. Tanto nosotros mismos que parecemos todos franceses. No digo que esté mal ser uno mismo una que otra vez en la vida, pero siempre es una soberana estupidez" Así que eso me hace cuestionar un poco su blog, acaso el Proyecto Frankenstein se irá constituyendo como un cuerpo de plagios de otras personas? Será un cuerpo de otros cuerpos? Me parece que usted siendo escritor debería tener en cuenta que el problema del plagío es una cosa seria. Es más, pasando una revista por sus últimos libros infantiles me he dado cuenta de otro error de "originalidad", notó que las ilustraciones del primer libro son muy similares a las del Pricipito? Y las del segundo libro, son casi idénticas a las del gran ilustrador y artista Mario Teodosio Ice? Y por lo que sé la señorita del comentario de arriba es la ilustradora, no? Muy cuestionable el trabajo entonces, Frankenstein hecho del trabajo de otros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Francisco: cada quien responde por su trabajo y por lo que escribe. Yo respondo por lo que escribo yo. Suelo registrar en la oficina de derechos de autor cada vez que termino un texto, justamente para evitar discusiones en este sentido, e incluso demandas. Pero vigilar cada comentario de los lectores me queda imposible. Cada quien se hace responsable por lo que dice aquí. Si hay un plagio por parte de Érika de un escritor como Efraim (colega al que respeto y estimo desde hace años), es ella quien debe responder y darle los créditos a la frase en cuestión... Con respecto a las ilustraciones, nosotros, con el editor, sugerimos la imagen en cuestión, ella la elabora en un programa de diseño, luego la registra en la oficina de derechos de autor, y con base en ese registro es que el editor la publica. Dudo mucho que sean copias, porque nosotros mismos sugerimos la escena: Pipe en la piscina, el tío Pablo meditando, etc... Si hay influencias de otros ilustradores, no lo sé, y no me parece un pecado. Si hay alguna que sea un plagio descarado, idéntica, nosotros (el escritor y el editor) seríamos los primeros estafados. Y nombro la palabra estafa porque hemos pagado por cada una de ellas...Pero repito: no creo que sea el caso porque nosotros mismos decretamos cada una de las escenas... Érika tiene un Google+ y un Facebook. Creo que debería reclamarle a ella directamente. Sin embargo, la pondré al tanto de su mensaje y espero que le dé una explicación correcta y satisfactoria.
      Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Francisco, Lamento mucho lo de la frase. Efectivamente es de Efraim Medina Reyes pero yo no lo sabía. Simplemente la escuché en una conversación muy casual y la puse sin ninguna mala intención. Gran error. No revisé y aquí están las consecuencias. En cuanto a los dibujos le aseguro que no existe ningún vínculo con las ilustraciones de El principito y mucho menos con las de el señor Mario Teodosio. Como bien lo escribió Mario, tenemos el material fotográfico correspondiente a cada libro y los registros de derechos de autor en regla. Me disculpo por la confusión con la frase y le regreso, con mucho respeto, sus denuncias injustificadas con respecto a las ilustraciones.

      Un saludo,
      Erika.

      Eliminar
  9. Francisco, olvidé decirle una cosa más: sobre cada libro hay un trabajo de campo, es decir, fotografías y pequeños videos sobre Villa de Leyva (primer libro), Cuzco y sus alrededores (segundo libro), y México y Guatemala (tercer libro). Es un material de primera mano, realizado exclusivamente con el fin de tener nuestras propias experiencias y nuestras propias imágenes. Entonces un plagio no tiene sentido ni razón de ser. Si viajamos a esos lugares, tomamos las fotos y filmamos directamente, y luego las ilustraciones se realizan a partir de ese material, ¿para qué robar imágenes de otros? Parte de ese material visual está subido en el blog de Pipe y Elvis, donde puede consultarlo con facilidad. Sin embargo, espero que Érika misma le conteste sus denuncias.
    Saludos de nuevo, MM.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Carlos: pensé que era profesor de educación física. Veo que es profesor de inglés. El cuerpo y el lenguaje, el deporte y las palabras... Esa ha sido también mi vida... Saludos, MM.

    ResponderEliminar
  11. Sí Mario, los que nos autodenominamos ateos debemos evitar caer en el error del dogmatismo y el "fundamentalismo" ateo que es tan parecido al fundamentalismo cristiano o de cualquier otro credo religioso. El mundo no se divide entre los ateos y los que creen en Jesús, Alá, Krishna, Buda, etc. En una ocasión un amigo muy religioso al que quise mucho me dijo: “usted no es ateo, usted es más cristiano que yo”, porque desde su perspectiva, mi manera de pensar era bastante parecida a la suya, aunque él fuera creyente y yo no. Me ocurre con mucha frecuencia compartir grandes tertulias con personas que tienen fuertes convicciones religiosas o místicas pero con gran sensibilidad por la vida, y eso hace que sea fácil encontrar puntos en común, y otras veces me sorprende la arrogancia de ciertos ateos que creen que ser creyente es sinónimo de ser "estúpido". Un abrazo Mario y gracias por este espacio.

    ResponderEliminar
  12. Hola Mario buen día:

    Nuevamente te saludo y te deseo éxitos en tus cotidianas labores. Soy Andrés Magaldi el ganador de "El fin justifica los libros". Conversamos hace algunos días y quedamos en buscar un momento para discutir sobre un escrito en el que estoy trabajando, no sé si es posible reunirnos y escuchar tu opinión que, como te dije: es muy importante para mí y mi trabajo. Mi mail es magaldi7@gmail.com.
    No siendo más, me despido felicitándote por el blog y los conocimientos y reflexiones que nos dejan tus escritos.

    A la espera de una pronta respuesta

    Jorge Magaldi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de escribirte a tu correo, Jorge. Estoy en Cuzco. Saludos, MM.

      Eliminar
  13. Maestro...¡Que momento el que recordó! Mil gracias! Siempre es un placer leerle.

    A ver..a ver.. a ver! ¿Que recordé.....? Cuándo tenía como 11 años, escuché a uno de mis hermanos menores preguntarle a mi madre: ¿Por qué le pides a Dios mirando para arriba? ¿Tú crees que está allá arriba? Un día te va a caer encima. Puaff! Desde entonces voy a misa, poco o nada. Le he buscado en los libros, no en la Biblia. Le reconozco cuando sucede algo que pensé en segundos y sucede después. Le he implorado en momentos de muerte por la persona que sufre; se me prende el automático y le invoco con angustia por algo fuerte que esté viviendo, -o leyendo- jajjj. Así que, creo en Dios.
    Dios es para mi; energía pura, que habita...como la frase de Jaramillo: " ese otro que también me habita..."
    En los últimos tiempos con la física cuántica ha sido más fácil; la partícula, la otra partícula y una energía inteligente entre las dos. La partícula brilla, es luz y está el cuento en todos, en todo y por todo. Mmmm el pensamiento es energía, y mueven ese p.e.p, bueno ahora son dos iguales, y no están juntos,...y son idénticos: ahí voy.
    Cuando Juan Pablo II, declaró: " El diablo no existe y el infierno no es un lugar" Mi padre tan ateo se alegró mucho; la iglesia, no.

    .Conclusiones:
    1) Si mi mente mueve la energía con lo obsesiva que soy termino sorprendiéndome (¿milagro?).

    2) Como D está en mis partículas, pues bueno que rico que viva aquí, que viva en ti, en el, en ellos.
    Así que por fortuna esto es así, y por eso a mi madre no le cayó encima.

    Mmm pero tenaz cuando por estos días, por ejemplo; mi subconsciente me manda a la quietud sin razón y me deja noqueada en el pesimismo y la tristeza. Ahí si; si te vi., o te reconocí, no me acuerdo.
    Ventajas; así no le pido nada. Cuando salgo de este estado, ni le pido, ni le ruego.
    Creo que Dios no da nada; ya lo hizo. No quita nada; no lo ha hará.

    Gracias por el tiempo, rico el espacio.

    Maestro Mendoza un saludo especial.

    Ofrezco disculpas por la puntuación, este asunto no es mi fuerte. Mejoraré.

    ResponderEliminar
  14. Hola Mario buen día :

    La verdad me encanta lo que escribes como piensas como de lo que puede ser una idea tan básica para unos,la tomas y la transformas en algo mágico y realista, tengo 15 años y he leído muchos de tus libros y a decir verdad me fascinan, tengo pensado estudiar sociología al acabar el colegio pero antes quisiera que me recomendaras mas libros con temas que me puedan ayudar a abordar ese campo y abrir mi mente a problemáticas sociales de Colombia y el mundo o libros que consideres importantes para forjar un buen lector y ser humano.

    Ante todo muchas gracias por el tiempo y felicitaciones por este espacio tan maravilloso y enriquecedor .

    GRACIAS

    ResponderEliminar