21 oct. 2013

Presentación México





http://superluchas.net/tag/mario-mendoza/

7 comentarios:

  1. Capitulo 7.

    Aguacatito es ahora un monstruo: su carne magullada lo hace irreconocible como hombre o como aguacate. Moretones y cicatrices le cubren el cuerpo. Gracias a su primera victoria sobre satanas, quien fictició a la secta para que ficticiaran al escritor, le han salido alas.

    Vuela en las alas del sueño, para en este registro, informar al cuentero del engaño.

    El cuentero recibe los mensajes, tomandose el tiempo para descifrarlos. Johnnie y Guillermo nada saben aun. El robo a manos de las prostitutas los tiene enfrascados en diligencias judiciales agotadoras.

    La secta no ha comprendido aun su grave error: al crear un simbolo, una ficcion a la que han llamado hombre primero y luego escritor, han creado efectivamente, en una porcion del espectro al que llamamos realidad, una consciencia.... un futuro aliado en la busqueda del pianista...

    Mientras tanto, la secta utiliza photoshop para incrustar la efigie del actor en ciertas fotografias...

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches señor Mendoza, hace rato que no le escribia. Disculpara usted la falta de cortesia, pero diversas ocupaciones laborales me lo han imposibilitado. Note con cierta extrañeza que un lector le preguntaba sobre que es narrar.

    Vi con mucha alegria que su amiga, la señora Alejandra, intervino haciendo un apunte sobre la triplicidad de vivir, leer, escribir. Me deja eso una duda, por que no esta ahi el volar?

    volar produce arte o artear produce vuelo?

    Un saludo y gracias de antemano

    ResponderEliminar
  3. Demonz,
    Para volar, ¿alas de pájaro o de murciélago ?
    El aire abre a lo nuevo, es en las zonas aéreas donde se producen los sueños de vuelo, también los sueños del despierto, una poética de las alas, de las constelaciones, de las nubes , de la la libertad y la invitación al viaje.
    Sólo una mente ascensiónal, la que sube, es capaz de crear imágenes, de producir imágenes. El vuelo, pero no solamente el vuelo onírico, el vuelo de la imaginación dinámica que crea y potencia otras imágenes; hay que subir porque la materia de las imágenes es aire, al igual que es agua, fuego, tierra.
    Y bueno, espero este rollo no le suene a turututu, en todo caso, sus entradas muestran un interés que me conmueve. Escriba, escriba, no pare de escribir como le aconseja Mario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay alejandra no se que decirle.. a veces soy pajaro, a veces murcielago...

      A veces me pierdo en las imagenes de manera tan intensa que regresar a la realidad se vuelve problematico. Ese es el turututu: cuando la palabra se hace prescindible y lo unico que importa es el ritmo de las consonantes al golpear unas con otras. Ese, ese es para mi el cielo, ahi digamos que soy pajarito, o mejor, murcielago: no necesito luz, el sonido me guia en las regiones del mas intenso placer.

      Y las mas de las veces soy como la ardilla voladora, que es una estafa porque en realidad ese bicho no vuela: me hundo en unos abismos aterradores

      Tambien tiene su belleza, pero es una belleza distinta, es una cosa asesina, y me aterra con la facilidad que me le entrego...

      Me deja sin contestar la pregunta Alejandra, no se como sera con ustedes los artistas, por eso la contextualizo: Yo no soy artista, soy un ingeniero que trabaja pero al que no le gusta trabajar. Y en esas, a veces sentado en el compu, a veces en el bus, a veces en el billar, a veces caminando, me llegan como emociones, como cosas a las que solo me les puedo entregar... De eso, en el exterior , solo quedan balbuceos ininteligibles, mamarrachos y tachones.. y quedo retriste, retriste porque, aunque creo que esos objetos deformes pueden ser el punto de contacto para ponerme la cita con el espiritu que me poseyo, no encuentro, en mi torpeza, la manera de retomar la charla. Siempre estoy ahi, como una matica, esperando a que me caiga la lluvia. Yo quisiera ser rana y poder croar para que la nube me tire el agua... ¿Ustedes si logran, a partir de su arte, volar a voluntad?

      Eliminar
    2. Leer y escribir son, ante todo, ejercicios de emancipación, actos que subvierten lo real. Por eso en El Quijote concluyen que los libros son peligrosos: multiplican al lector, lo hacen devenir otro, pensar como otro, sentir desde el otro, ser otro. Por eso conducen a las hechiceras a la hoguera: porque una ya es muchas. Por eso encierran a los esquizofrénicos y a los pacientes de personalidad múltiple en instituciones psiquiátricas. El sistema prohíbe la multiplicidad. Más que volar, los que leen y escriben hacen parte de una secta muy antigua: los misterios dionisíacos. Dionysos, el dios del no-ser. El que escribe es un brujo, una pitonisa, un chamán. El lenguaje es un oráculo... Saludos, MM.

      Eliminar
    3. Demoz, espero no cansar al dueño de la casa con tanta carreta, las entradas son interesantes y dan ganas de seguir con la conversa...
      Volar como metáfora de estar elevado.
      Como usted lo dice, aveces siente que cae en el abismo, pero para caer en el abismo hay que estar elevado; y al contrario, para elevarse hay que estar anclado, adherido, amarrado a algo.
      Eso que "eleva" es posiblemente lo que usted llama voluntad, y lo que creo, Mario llama lo dionisiaco; lo que otros llaman energía creativa; o dividirse, o ser muchos, aquello que nos permite ser otros.
      Yo me elevo y un inconsciente colectivo de imágenes me aborda. Y pinto, aún en el abismo.

      Eliminar
  4. La pitonisa llegaba a sus vaticinios por medio de fármacos. La palabra tiene un poder similar, no presagia un futuro, pero lleva a otro presente. El trance produce, revela otras realidades... Qué bellas dimensiones podemos experimentar cuando nos sumergimos en los libros, cuando navegamos entre líneas por el universo de un escritor.

    ResponderEliminar