18 nov. 2013

La alegría de ser nadie





En medio de un sistema capitalista que promulga a voz en cuello el camino de la auto-satisfacción, los cursos de coaching y liderazgo siempre me han parecido muy perniciosos. Reforzarle a alguien el ego hasta el punto de hacerle creer que es un ser especial que ha nacido para grandes cosas es empezar a destruirlo con un narcisismo perverso que lo conducirá poco a poco al endiosamiento de sí mismo. Tú naciste para algo grande, tú no eres cualquiera, tú serás un faro en medio de la oscuridad, tu destino es dar órdenes y dirigir el rumbo de los demás. Nada más dañino y perverso que el discurso del éxito, del triunfo, de “tú no eres un perdedor”. Lo que el sistema necesita es justamente eso: ponerlos a todos a competir, a darse codazos, a pisotear a los demás sin miramientos de ninguna clase, a convertirlos en bestias y atacarse a dentelladas. El sistema se alimenta de esa actitud mezquina con respecto al otro. Yo estoy aquí para dar órdenes. Yo tengo que ascender. Mi destino es ser el jefe.
Lo que en realidad necesitamos es exactamente lo contrario: cursos de humildad. No estás por encima de los demás, haz la fila como todo el mundo, la ley también es para ti. Correr detrás de un ego henchido fatiga mucho, consume mucha energía, deprime. En cambio, dejar el ego a un lado tranquiliza, relaja, permite disfrutar de la compañía de los otros. Hacer una carrera brillante, alcanzar grandes cumbres, figurar, hacer un capital, todo eso conforma un paquete completo que el sistema nos pone sobre los hombros de un modo angustiante. Dejando el ego a un lado se quita uno de encima semejante fardo y queda ligero de equipaje. Es entonces cuando nos damos cuenta de que no hay mejor modo de encarcelar a alguien que ensalzarlo mucho, porque el otro queda preso de inmediato en unas expectativas que le imponemos como cadenas. Desilusionar es una forma exquisita de libertad.
A veces, después de una conferencia o durante una firma de libros, se me acerca algún neófito a decirme que él o ella también serán famosos algún día, que darán de qué hablar. Y siempre me da tristeza que me digan algo así. Porque significa que lo que los atrae de la literatura es creer que sirve de trampolín para sus egos henchidos. La obra se construye arrastrado por fuerzas misteriosas que están muy lejos de la importancia personal.
La literatura nos enseña lo contrario de lo que fomenta y patrocina el capitalismo. La lectura de ficción es toda una lección de democracia. La historia de Don Quijote, por ejemplo, es, ante todo, la historia de un lector. Un lector que de tanto leer libros de caballería andante decir convertirse él mismo en un caballero andante. Un lector que no quiere demostrar cultura, un lector que no quiere posar en público sobre los libros que ha leído ni tampoco escribir sobre ellos. Un lector que desea fervientemente, y ante todo, vivir lo leído. Y ensilla su viejo caballo, abre la puerta de su granja y sale a experimentar en carne propia todas las imágenes anheladas a lo largo de sus múltiples lecturas. Se trata de un ejercicio de la voluntad: cómo transformar lo real mediante el lenguaje verbal, cómo lograr que las palabras modifiquen nuestra inmediatez.
Es por eso que el cura y el barbero terminan diagnosticando la peligrosidad de la literatura. Se considera que los libros tienen en sí mismos una fuerza que puede subvertir lo real, torcerlo, agujerearlo, metamorfosearlo. La lectura es un mecanismo de transformación profunda de sí mismo y del mundo circundante. Leer es peligroso porque el que lee es muchos, escinde la identidad e ingresa en la multiplicidad. El que lee se reproduce en el espíritu, se desdobla, deviene íncubos y súcubos, aprende metamorfosis prohibidas. El que lee es Rodia Raskolnikov, es Emma Bovary, es Meursault, es Aureliano Buendía, es Héctor Belascoarán Shayne.
Leer es un ejercicio de democracia porque se trata de ingresar en el otro, de pensar desde el otro, de sentir con el otro, de ser otro. Y eso atenta contra las reglas de la identidad, del yo productivo capitalista, del narcisismo económico, del egocentrismo que predica el éxito de un yo todopoderoso. Leer es un ejercicio de emancipación y de resistencia civil en contra de ese yo centrípeto que pretende la glorificación del triunfo individual.

Cuando he sido muchos, cuando he estado en el pellejo de los otros, cuando he sentido de cerca el dolor y la alegría de mis hermanos, cuando he dejado ya de creerme alguien superior a los demás, estoy preparado entonces para trabajar en equipo, para hacer cooperativismo, para unirme a ellos en un abrazo fraterno de esfuerzo compartido. Cuando he dejado de mirarme tanto en el espejo estoy listo para mirar el mundo. Es ahí cuando puedo comprender los ideales de la Revolución Francesa: igualdad, solidaridad, fraternidad. Los demás no están ahí para que yo les dé órdenes, sino para luchar y compartir a su lado hombro a hombro. 
     Por algo Ulises, en La Odisea, decide en un momento crítico llamarse Nadie. No hay estrategia más lúcida y noble que ésa.

56 comentarios:

  1. y ese discreto encanto de ser nadie solo se encuentra en la medida de que se establezca una conexión profunda con ese foco de humildad que habita en uno mismo. También pienso igual Mario, nos encontramos en un momento de donde no hay otra alternativa salvo la de castrarnos con la idea de ser el número uno, y digo castrar porque he sentido la impotencia de no poder ser el número 10, La belleza también está en las sombras, en los últimos lugares, la belleza de crear sin ser observado. Creo que no hay nada más placentero que ser el nadie de todos, ser viento y sombra... plenitud y armonía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La belleza de crear sin ser observado"... Así es... Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Después de leer la entrada de esta semana por casualidad me encontré con una encuesta de la revista Times realizada a 10 mil personas de 20 diferentes países en todo el mundo, interesante de leer, el tema: ¿qué tipo de personas son los creadores o inventores, cómo llegan a serlo y cuáles países tienen el mayor número de inventores y por qué? Hay referencias no sólo a la ciencia pero al arte también.

    Me llamaron la atención algunos datos que transcribo.
    1) ¿Los creadores nacen o se hacen?
    En China creen que se hacen en un 92% y 8% es hereditario.
    En Brasil 75% creen que la creatividad se aprende y 25% de la capacidad de crear se hereda.
    2) ¿Los creadores son producto de su genio solitario o de un trabajo en equipo?
    En Indonesia creen que el esfuerzo individual hace inventores en un 44% mientras que en muchos otros países se cree que se necesita del grupo para crear algo de importancia.
    En Alemania el equipo tiene un 57% de importancia y en China un 80%.

    3) Las características de un creador son según los países más "desarrollados" : imaginación en un 55% y persistencia en un 44%, mientras que en los países emergentes la persistencia es de sólo 36% pero ponen la capacidad de raciocinio en un 35%.
    4) La pregunta acerca de ¿qué creen acerca de cuál es la motivación para crear?
    Unanimidad en el "amor por crear" como en un 42%; 26% de los encuestados piensan que se crea por necesidad, 13% para hacer dinero y 3% para lograr la fama y el reconocimiento.
    5) ¿Qué países tienen una educación que permite mayor creatividad e invenciones?
    paradójicamente, los países Asiáticos con educación estricta y disciplinada no creen que una educación competitiva promueva la creatividad, mientras que otros países como Brasil, Sur África y Kenya creen que una educación de alto nivel es la base de una sociedad creativa. Los Americanos encuestados creen que el incontrolado caos de las escuelas secundarias en su país fomenta el pensamiento artístico y creativo.
    (Un punto bastante polémico el anterior, ¿no creen?)

    5) Globalmente se cree que estamos en la era de la invención; la revolución digital se impone en un 84% a la era espacial en un 19%, a la primera revolución industrial le dieron un 11% , mientras que a la segunda revolución industrial (1800-1910) tan sólo un 13%, al Renacimiento, mi favorito, sólo le dieron 3%.

    6) Entre otros, las mayores barreras para la invención son el sistema educativo 18%, la mínima protección para los inventores y creadores por parte de los gobiernos 16%, economías pobres 14% , y nada queda por inventar en un 2%.
    7) Increible, las cosas que la gente cree deben ser reinventadas: los computadores 13%, los automóviles 11%, y los teléfonos 8%.

    8) ¿A quienes creen se les nombró como los creadores e inventores de todos los tiempos? En primer lugar Thomas Edison 27% , Albert Einstein 9%, Graham Bell 5%, Da VInci 4%, y Steve Jobs 3%.

    8) Para finalizar y no cansarlos, el artículo nombra al colombiano Juan Sebastián Osorio como uno de los más jóvenes inventores del momento en el área de la ingeniería biomédica; Osorio creó un dispositivo que estaría previniendo la muerte súbita de lactantes, entre otras muchas más invenciones que tiene pendientes. ¿alguien lo conoce?

    Crear, inventar humildemente y sin aspavientos, una lección de humildad es lo que nos falta a todos para poner la máquina creativa a funcionar.
    Saludos Mario y gracias por decirnos tantas verdades.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Increíble el primer numeral 5... Es evidente que el pensamiento creativo y artístico es percibido por la oficialidad académica como algo peligroso, dudoso, que no se sabe muy bien si es útil o no para el establecimiento... Esto coincide con el hecho de que estén bajando cada vez más el presupuesto para pasantías, cursos, e investigaciones en arte y literatura... Qué ceguera...
      Un abrazo, Aleja,
      Mario.

      Eliminar
    3. Buena acotación la del señor Cicatrices... Japón es también la otra cara, sin duda... Saludos, MM.

      Eliminar
  3. Me sorprendían unas líneas del libro " La importancia de morir a tiempo " donde M. Mendoza decía que un escritor es como un médium, una especie de espiritista que canaliza mensajes de otras dimensiones muchas veces sin querer prestarse para ese juego macabro. Varios escritores se han quejado de recibir esos mensajes: Trakl, Nerval, Isidore Lucien Ducasse... Pienso en médiums como Trudy Sweet, la canadiense Marilyn Rossner o la británica Joyce Morgan... seres que siempre se lamentaron de sus facultades de mediumnidad... García Márquez, en una entrevista, declaró que escribió su novela "Del amor y otros demonios" en una especie de trance místico, una teofanía en la que sentía como si el Espíritu Santo le estuviera dictando el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no deja de ser extraño. Creo que depende del carácter y la personalidad del escritor. Hay una corriente que es la opuesta, y que también es magnífica. Yo parezco oscilar entre ambas. Depende de la historia, del tipo de libro que estoy trabajando, de la conexión que voy sintiendo a nivel inconsciente... Pero sí, he trabajado algunos de mis libros en un estado de obsesión que se parece al trance extático... No conozco a Joyce Morgan... La buscaré de inmediato... Saludos, MM.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Un deseo de abandonarse y dejar entrar al otro"... Es verdad, sin esa disposición es difícil que la lectura transforme al receptor... Y sí, es cierto, el exceso de humildad es otra de las infinitas trampas del ego... El ejemplo del síndrome citado viene muy bien a colación... En cuanto a los libros como cárceles, nunca he tenido esa percepción, y me cuesta un poco entenderla... Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Lo del tal síndrome Munchausen no se en que tiene que ver con humildad, creo que obedece más a un abuso a la que la madre o algún miembro de la familia expone a su hijo para ganar atención de los médicos u otros miembros de la familia. Es una enfermedad.
      Y lo de que las cárceles son libros, también lo creo: hay gente que solo piensa a través de lo que lee, que no puede tener un pensamiento propio originado por cosas que viven; solo a través de la lectura, el intelectualismo y la academia se sienten fuertes y seguros. No se dan espacios para hacer y experimentar otras cosas como caminar, cocinar, Música, bloggear, etc., hay que leer pero que los libros sean pájaros y no cadenas.

      Eliminar
    3. La cita del síndrome la entendí no como humildad, sino cómo, desde afuera, uno cree estar viendo a un ser abnegado, sufrido y amoroso, cuando en realidad está viendo a un victimario, a un ego necesitado de llamar la atención... La enfermedad no exime al paciente de ser un agresor... Y lo de los libros como cárceles acabo de entenderlo con el excelente ejemplo académico que acaba de poner Aleja. Clarísimo... Mi padre tenía en su oficina de la Universidad Nacional un afiche que a mí me encantaba. Decía así: "Echaron a perder lo poco que sabían por querer aparentar lo mucho que sabían"... Saludos para todos, MM.

      Eliminar
  5. Por qué se escribe? Se escribe para llenar vacíos, para tomarse desquites contra la realidad, contra las circunstancias, jamás se es muy joven, ni demasiado viejo para empezar, también es cierto que no todos estamos llenos de la misma realidad, de tanta paciencia.
    Cuánta magia!
    Gracias, Mario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Jamás se es muy joven ni demasiado viejo para empezar"... Totalmente de acuerdo... Saludos, MM.

      Eliminar
  6. Querido Mario,
    Se resiste con la escritura? Se requiere templanza y madurez para escribir algo que tenga un significado?
    Es posible tocar fondo y no salir?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuestas: 1. Sí. Escribir es resistir. 2. El significado depende del lector, he ahí lo complejo de la creación. El significado no depende del autor, sino del que actualiza la obra dentro de sí. 3. Sí, muchos se han hundido y han terminado ahorcados, envenenados, alcoholizados o con un tiro en la cabeza. Hay que tener cuidado... Regreso el abrazo, MM.

      Eliminar
  7. Muy oportunas tus palabras, gracias Mario. Justo hace unos días conversaba con una amiga, que a pesar de quererla mucho pensamos totalmente distinto (pero de eso se trata la amistad). En esa conversación hablamos sobre otro amigo, que tiene 2 trabajos y que estudia a la vez, que el pobre tipo se está matando por un futuro en el cual busca todo tipo de satisfacciones materiales y egocéntricas, ella me decía que estaba bien, que era su forma de ver la vida; ella igual también tiene grandes expectativas, quiere grandes cosas, yo, por mi parte, desde hace mucho no aspiro a tener cosas materiales, es más quiero vivir con la menor cantidad de necesidades y ataduras a muchas cosas y personas, muchos me llaman mediocre por no querer responsabilidades o logran el “éxito” que ellos tiene implantado en su cabeza, busco la satisfacción personal, y yo no busco ser reconocido por nadie. Como dijeron más arriba “la belleza de crear sin ser observado”.
    De nuevo, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Homo Faber vs Homo Ludens. Son dos concepciones del mundo muy distintas, por no decir opuestas... Saludos, MM.

      Eliminar
  8. Buenas tardes Mario.
    Perdón que escriba algo que no está relacionado con el tema.
    ¿Sabes dónde puedo conseguir libros de Paco Ignacio Taibo?
    Después del lanzamiento de Lady Masacre, me he dado a la tarea de buscarlos, pero ha sido difícil.
    Muchas gracias por tu ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La última vez vi unos en Merlín y otros en Torre de Babel, en el centro. Si estás en Bogotá, claro... Creo que la Panamericana tiene también los publicados por Planeta... Saludos, MM.

      Eliminar
  9. El misero culto al éxito gana mucho adepto a diario, lo veo, lo siento
    continuo recogiendo la cosecha con palabras como las de Mario que aumentan las ganas de SER; esperanza en medio de esta confusión, esa escalera que "asciende" solo lleva a la anulación, a la conformidad de la búsqueda del poder, un poder efímero y que al igual que un débil viento... se va y de manera triste desaparece.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Al igual que un débil viento"... Sí, exactamente... Saludos, MM.

      Eliminar
  10. Desde la lejanía es extraño reconocerse débil,lejos de la resistencia.Es posible luchar,lo aprendí con usted.Tan solo aprovecho este espacio para enviar un saludo,como lo hacen muchos neófitos. Paz,paciencia,y mucha resistencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí la lejanía siempre ha sido lo más difícil... Pero a veces hay esfuerzos que valen la pena... Y se puede seguir luchando desde la distancia, por supuesto... Saludo solidario, MM.

      Eliminar
  11. Buenos días Mario!

    Mi nombre es María Camila Idrobo, soy estudiante de comunicación social y periodismo de la Universidad Politécnico Grancolombiano. Le escribo porque este semestre con mi grupo estamos trabajando en la emisora de la universidad y los viernes tenemos un programa de entrevistas que se llama La Sala. Desde la semana pasada, estoy tratando de comunicarme con usted a través de Zoraya, pero aún no he obtenido respuesta. Quisiera saber si es posible que usted nos acompañe el viernes 29 de 7:30 a 8:30 de la mañana en la emisora de la universidad, nosotros nos encargamos de recogerlo y posteriormente llevarlo al lugar que usted nos indique. El objetivo de la entrevista es que los estudiantes del Politécnico y los oyentes conozcan mas de su vida personal, profesional y su obra.

    Agradezco infinitamente su atención y ojala su compañía en nuestro programa.

    María Camila Idrobo
    mariacamilaidrobo@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Camila, esta semana estaré en Medellín y ya el cierre de año lo tengo copado. Frito. Kaput. Nos toca empezando el próximo... Abrazos, MM.

      Eliminar
    2. Vale! Muchas gracias por responderme Mario, cualquier cosa volveré a comunicarme después.

      Excelente viaje

      Eliminar
  12. Sr Mario, en mi trabajo soy Jefe y desde que entre a trabajar a la empresa lo quize ser x que gracias a Dios tuve buenos "jefes" personas sencillas, humanas, maestros, pero como es una empresa grande he tenido la posibilidad de conocer "jefes" que son lo contrario: les gusta humillar, pisotear que por un golpe de suerte tiene un poco de poder y se aprovechan de esto. Pero yo sigo en la lucha de ser diferente por que ese cargo y los de mas arriba estan liderados por gente con mucha soberbia y lo mas triste es que la empresa gasta mucho dinero en cursos, diplomadas sobre liderazgo y "ambiente laboral",Ud se preguntara x que seguire alla, porque quiero hacer la diferencia que la gente me recuerde y no me odie como un grupo de amigos entre ellos mis profesores, x que amo lo que hago. gracias x ser Ud quien me vuelto al mundo de la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy loable propósito, sin duda... Saludos, MM.

      Eliminar
  13. Comparto un poema de Winston Chavarro...

    ÍCARO
    Tus ojos son mis alas.
    A través de ellos me descubro
    Y veo la vida sin dobleces,
    Sin sombras.
    Cuando tus ojos me confrontan
    Cuando vienen sobre los míos
    Sé que son mi vuelo
    El motor de lo estacionado
    La cera perdida que cose mis plumas.
    Y cuando desnudo me remonto a las alturas
    Tus ojos me dan la claridad para salir de ciertos laberintos
    Me dan las alas,
    La simetría de un ángel ortodoxo,
    La tranquilidad de caer
    Sin lograr el purgatorio o las brasas del que peca.
    Tus ojos me hacen libre,
    Me redimen de cadenas ganadas con el tiempo,
    Fraguadas por mi condición de hombre;
    Mi circunstancia de cordero fuera del astil.
    Cuando me vislumbras,
    Cuando elevas tus ojos a mis latitudes
    Me siento un ángel patriado en tu universo
    El hombre recuperado
    El pecador feliz de su destierro.
    Tus ojos son mis alas
    El motor que nunca tuve
    La hoguera que calcina y quema.
    Tus ojos:
    Perdición,
    Pecado,
    Alimento.







    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. No creo que existe un sentido en escribir para nadie mas que uno mismo lo pueda leer.

    ResponderEliminar
  16. Es que los humanos somos mamíferos sociales. Así sobrevivimos durante decenas de miles de años, cuando fuímos en algún momento menos de 7000 en todo el mundo, dispersos como manadas. Manadas solidarias, empáticas. Sin el otro jamás hubiéramos sobrevivido. Vinieron la agricultura, las ciudades, las élites, la riqueza acumulada, las jerarquías... y regresamos a ser un simio patriarcal, déspota, soberbio de estupidez y despilfarro. Todo acto que recupere nuestra dignidad ancestral es un gesto de resistencia. Inútil si se piensa en el destino inevitable ya de la Tierra. Pero, ¿qué más nos queda?

    ResponderEliminar
  17. puedo traducirlo en Italiano y ponerlo a circular ?

    ResponderEliminar
  18. Llego a este texto por mi queridísimo amigo Andrés Grillo y no dejo de agradecerle la recomendación. Qué delicia de texto, Mario. Tu reflexión es aguda y esperanzadora para quienes estamos contagiados por el virus de la literatura y queremos "enfermar" a otros. Me tomé la libertad de reblogguearte, aquí el link: http://palabrasaflordepiel.com/2013/12/05/por-que-leer-es-peligroso/

    Desde que leí tu novela "Satanás", hace algunos años, tengo tu pluma en muy alta estima.
    Saludos desde México...

    ResponderEliminar
  19. Por años me tomó mucho tiempo comprender que la importancia del oficio de la Literatura, no es tanto tener la fama, ni exponer libros en un lenguaje cifrado, más bien, como dice usted, es ser humilde, pero ante todo, tener una vida tranquila, silenciosa, donde lo que se busca es la plenitud del pensar y la magia del diálogo con la palabra del uno y del otro. Mario, siempre me meto a este blog inesperadamente, pero en todas las veces todo lo escrito por ti, se conecta con los discursos que vengo trabajando en mis cursos de la Bolivariana en Medellín o con los estudiantes de la Normal.

    Gracias pues confrontas todo mí pensar.

    ResponderEliminar
  20. yo antes que nada debo agradecerle por sus libros, los que he tenido la oportundad de leer me han acercado a un tema que sin dudas me apasiona y es la ciudad como un sistema de multiples dimensiones o capas, y respecto a este escrito, sin dudas el individualismo no genera sino segregación, las ideas mas poderosas en su gran mayoria surgen de la interaccion y confrontación de nuestras propias ideas con otras ideas, es un llamado a la interdisciplinariedad.

    ResponderEliminar
  21. Saludos Mario. Suscribo tus ideas en este artículo. El combustible del sistema capitalista es el individualismo entendido como aversión al otro; sin ese sentimiento nefasto no puede funcionar. El antídoto es la solidaridad, el amor. Leyendo tu texto me vino a la mente la ridícula frase "ser alguien en la vida" que escucho desde que estaba en el colegio; en ella se resume ese afán desesperado que lleva a mucha gente a marchitarse dizque para vivir.
    A la gente se le dice que no es nadie para que acepte como destino enrolarse en la línea de producción. Somos alguien desde que estamos en el vientre materno, incluso desde antes, si nos han estado buscando nuestros padres con pasión. Somos alguien que es más feliz si se solidariza con el otro, si comparte, si ama, si, como dices, se es con el otro.

    ResponderEliminar
  22. Otra de las válvulas de escape del actual sistema social que se enmascara en la falsa espiritualidad del coaching, es lo que llamo la “caridad corporativa”, una fachada donde se publicita personas o entidades con responsabilidad social, sin contar muchas veces lo beneficios en descuentos de impuestos, en la misma publicidad de sus marcas lo cual me parece lo más grosero. Ayudar 2 o 3 familias que obviamente estarán agradecidas es lo más fácil. Lo realmente loable es ayudar desde la clandestinidad, sin bombos ni platillos. Y ayudar más que con regalos de navidad, con educación. Sarcásticamente pensaba lo bueno de que en Colombia haya pobreza es que siempre habrá unos cuantos para darle alguito y mostrarle a todos lo bueno que soy, y de paso me ahorro unos pesos con los que esas personas estarían mejor. Eso me transmite las intenciones caritativas empresariales.

    ResponderEliminar
  23. A propósito de su interesante reflexión señor Mario, quiero compartirle a usted y los lectores de este espacio colectivo, en el que todos intervenimos, estos dos vídeos con unas consideraciones de Alan Watts sobre las decisiones y la naturaleza de la nada.

    https://www.youtube.com/watch?v=xiq_bAMZDLY

    https://www.youtube.com/watch?v=dpyxqDnXG8E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacía rato que no miraba nada de Watts. Mil gracias por el recorderis... Saludos, MM...

      Eliminar
  24. Mario: Interesantes argumentos. Sin embargo creo que tus lectores en su gran mayoría son las nuevas Generaciones. Ellos también quieren trascender y ser otros como en alguno de tus escritos; quieren ser Kurt Cobain, el futbolista de moda, etc. Cuando uno de tus jóvenes lectores te diga que quiere ser tu, solo te están diciendo que te admiran y que algún día quisieran poder escribir de una forma tan interesante como tu lo haces. Hay libros que recomiendan inspirarse en quien uno admira al momento de actuar. La vida se trata de buscar equilibrios y de autocontrol. Por eso he hecho mi mayor esfuerzo por ser personas admirables en mi desempeño profesional y familiar. He sido persistente como el diablo para conseguir mis objetivos, amoroso como Jesús con mis hijos y con quienes me rodean, encantador como Porfirio Rubirosa con mis mujeres y Marketero como Philip Kotler. Como decía Carl Jung el que mira afuera duerme, el que mira en su interior, despierta. Nadie se ilumina mirando figuras de luz, sino hacienda consciente su oscuridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había visto esta entrada... Gracias por los consejos. Muy oportunos... Saludos, MM...

      Eliminar
  25. Nacimos para algo grande, pero ese éxito no es de este mundo.Es una trampa pretender ser nadie, pues allí ya se ha elegido ser alguien y decir que ese es el camino a la ventura, es pretender que YO soy el camino que no soy.Dirigirme a cualquier extremo no es saludable, aun el solo amor empalaga:::

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabiduría del punto medio, muy bien... Saludos, MM...

      Eliminar
  26. Alfonso, el protagonista del último libro de Mario Mendoza, no es un personaje ficticio. Existe, es real y numeroso. Tan cierto es como la sociedad enferma en que tiene que nacer y vivir. El abandono, la indiferencia, y la humillación son situaciones a las que tienen que enfrentarse millones de personas en el mundo todos los días. Maltrato que proviene desde el desconocido que lucha por entrar primero al Transmilenio hasta el padre que golpea con rabia a su hijo.
    La sociedad, a través de la familia y el colegio, la televisión y la internet ha dado un lineamiento a cada ser humano: “compite por lograr reconocimiento”. Ese mandato ha pervertido todas las relaciones humanas. Cada vez existe menos bondad, amor o solidaridad, y en su lugar, se interpone el interés egoísta. La reunión de seres humanos que actúan bajo esa lógica produce como resultado sociedades que lastiman al más débil. Un usuario de un plan complementario o de una póliza recibe un mejor trato en el sistema de salud. Una persona con mayor número de años de educación tiene mejor ingreso y unas condiciones más dignas de vida. Un pobre está más alejado de los sitios de trabajo y tiene que desperdiciar más tiempo y recursos en desplazamiento. Un pobre tiene menos posibilidades de adoptar un hijo. Un feo recibe rechazo por parte de los bellos.
    Así como los feos y los pobres van llenando de rabia su corazón por toda esta humillación, también los bellos, los ricos, y los exitosos tienen su melancolía. Porque construyeron su belleza, su riqueza, y su éxito pisoteando a quienes no lo tienen. Ellos son unos lisiados al revés, tanto reconocimiento los ha deformado, ahora tienen la joroba abultada por cargar un corazón vacío y una soledad extenuante. Alfonso, tuvo una gran virtud, entendió que alimentar ese odio y poner a maquinar su venganza solo lo iba a dejar con la melancolía de los exitosos.
    Alfonso se redimió de toda esa pesada carga que la sociedad le impuso a cada cual, buscando el bienestar de otras personas. Botar a la basura la careta de exitoso y reconocerse en armonía con todos los demás. En la educación sentimental de Alfonso fueron decisivos los animales. Del perro de León Soler, su mejor amigo de infancia, aprendió la bondad, la lealtad, el perdón y la reconciliación. Necesitamos fijarnos más en los animales para que el pobre no reproduzca el odio y el abandono, y para que el rico no reproduzca la tiranía y la soberbia. Necesitamos reeducarnos para llevar el mundo hacia la bondad y no hacia el genocidio. Gracias Mario por sus libros. Poco a poco estoy saliendo de la turba moderna para ponerme al margen, gracias a “Hombres Invisibles”, “Buda Blues” y este último. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho... Todo es un asunto de fuerzas centrífugas versus fuerzas centrípetas... Saludos, Jaime, MM...

      Eliminar
  27. Mario: Esta es una publicación muy interesante. Estimo que a lo largo de los años he crecido mucho con tus libros y sobre todo con el amor que promulgas por los libros. Recuerdo algo que decía Voltaire como <>.Hector Abad Gomez en su manual de la tolerancia invitaba a respetar el punto de vista del otro y eso se me ha convertido en una máxima. Por una parte estimo que los libros de autosuperación son de diferentes clases y realmente sirven. Estimo que el modelo economico que tiene el mundo necesita lideres que creen soluciones para resolver problemas que afectan ala humanidad, no por ego, sino justamente para avanzar, dar empleos de calidad y desde la orilla de la vida de cada quien para aportarle algo a nustro país y a la sociedad. Estimo que las cosas que perduran y que unen son aquellas que se hacen por amor y con amor. Personajes como Jesus, Buda y Mahoma, han perdurado a traves de los siglos con su pregon del amor. Te recomiendo el pergamino numero 9 de El vendedor mas grande del mundo que realmente ayuda a crear, crecer y a promulgar el amor en lo que uno haga. Para tener un país en paz, se necesitan mas personas creando empleos bien remunerados y de calidad y menos personas quejandose de su realidad. Es mas, las cosas que perduran en la vida son hechas con amor y no ego. Como tus libros, que denotan pasión, cuidado y amor con el que son hechos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota, Germán. Muchas gracias.
      Felices fiestas,
      MM.

      Eliminar
  28. Esta noche vi la entrevista que le realizó Álvaro García...y al escucharlo, Mario, me conmovió entender lo increíble de la naturaleza humana; aunque confieso que no lo he leído, cada palabra, cada idea expresada, cada reflexión; y su manera de sentir el mundo, el país, nuestra ciudad, me identificaron totalmente....en particular este tema del ego y los prototipos de "hombres modernos, productivos, exitosos" me inquietan. Estudie periodismo y psicología....Y con el tiempo descubrí que mi mayor pasión es escribir sobre estos temas. Tengo un escrito al respecto que me gustaría compartirle. Quizás algún día lo pueda conocer para intercambiar ideas. Gracias Mario por permitir este espacio. Mi correo: clarinesco@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora entramos en las campañas presidenciales y tenemos que estar atentos a ver quiénes de ellos entienden bien los retos que se nos avecinan como sociedad.
      Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Me encanta esa visión que tienes, yo misma a veces me sorprendo teniendo ese tipo de ideales dañinos, te crean una presión asfixiante...Mi deseo más grande es estudiar literatura, pero me abruma la opinión de mi familia frente a mi decisión, es muy difícil liberarse de las opiniones.

      Eliminar
    3. No te afanes. El tiempo te señalará tu verdadero camino...
      Saludos, MM.

      Eliminar