12 dic. 2013

Amazonas




Por el río Yavarí, uno de los afluentes del Amazonas. Viniendo de la reserva Palmarí, en territorio brasileño, en medio de un aguacero tremendo. Con mi guía, Cayú. Ya mañana emprendo el retorno a Ciudad Gótica.

Saludos, MM.

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Realmente el fondo es lo único lindo... MM.

      Eliminar
  2. "Pensé con nostalgia en Ricardo III, en Edipo, en Prometeo. Épocas en lasque el sufrimiento era algo noble, algo que valía la pena ser vivido hasta los tuétanos. Y, jactándome de mi pretensión, me pregunté: ¿sería capaz aún de inclinar la vida hacia el riesgo, la incertidumbre y la aventura?"
    Me encanta el libro "los hombres invisibles", es el libro que quisiera tener conmigo siempre que emprendo un viaje, esta vez a tierra Hopi, espero llevarlo conmigo.
    Abrazos y buenos viajes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pipe hablará de los Hopi en el próximo volumen... Buen 2014, Aleja... MM.

      Eliminar
  3. Hoy dos de enero de este nuevo año que comienza tanto para usted, como para mi, como para el resto del mundo, terminé de leer su libro 'La locura de nuestro tiempo' el libro donde el protagonista principal es usted, el libro que hace que uno se enamore perdidamente de un ser como usted, de sus letras, de sus pensamientos, de sus experiencias, de su vida. Cada uno de los escritores debería hacer un libro como éste, en el que uno pueda llegar si quiera a comprender tan solo un poco de lo que hay tras esos dedos en esa maquina de escribir, o en el teclado del computador o esos dedos que sostienen la pluma que acaricia esa hoja y nos regalan nuevas realidades, nuevos mundos, nuevos sueños, deberíamos intentar entender quién es ese que está del otro lado, por eso es que siento (después de oír una que otra entrevista que le han hecho) que di un vistazo, de seguro bastante superficial para lo que hay en usted, de usted, pero me encanta saber que lo hice, admiro sus letras, su juego de palabras, la manera en la que pone en unas cuantas palabras lo que uno ha querido decir.
    Su libro me acompañó a México, de regreso mientras estaba en el aeropuerto de Cancún a punto de abordar el avión llegué al cuento 'La guadalupana' y fue inevitable que mi ojos se llenaran de lagrimas al leerlo, al leer ese párrafo en el que nos comparte que México para toda América es nuestro más fiel espejo, carajo, esa semana que estuve allí pensé tanto eso, que al leer ese cuento me terminé de convencer del gran hombre y escritor que es usted. Por eso busqué la manera de hacerle saber esto, quiero agradecerle por las lágrimas, las sonrisas, los suspiros, me erizó la piel, y eso no cualquiera lo hace, por eso he querido compartirle mi experiencia, desearle un grandioso año, ansiosa de sus próximas conferencias y con planes de ir mañana mismo a llenarme de par de libros de usted, me atrevería a decir que el orden en el que uno debe leer sus libros no importa desde que se empiece con 'La locura de nuestro tiempo'. Gracias Mario Mendoza por mostrarnos las maravillas que hace la literatura con nosotros y así mismo nosotros con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer así, con el alma puesta en cada página... Esto debería ser la literatura, una fuerza común que nos arrastre a todos a dimensiones desconocidas de lo real... Saludos, MM.

      Eliminar