24 mar. 2014

Metempsicosis

3 comentarios:

  1. La selva de concreto, también enloquece, también está llena de salvajes, de alimañas venenosas. No sabe uno dónde está más tranquilo, si en la ciudad salvaje, o la montaña inhóspita. Pero, para cada quien hay un sitio en el mundo; personalmente creo en el equilibrio y siempre he pensado que este está en el mar, con un pueblo pequeño cerca, y con la inexpugnable inmensidad del océano.. Felicidades por tan prolifera obra sobre el niño y el perro; espero leer pronto la que habla del hijo del carpintero, se ve interesante. éxitos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Interesante, éxitos con las nuevas obras!

    ResponderEliminar
  3. Hola ¿Mario cómo estas? estuve hablando con los chicos de Biblioghetto, quiero comentarte una cosita, ¿tienes un correo electrónico o alguna manera de hablar contigo que me puedas facilitar?

    ResponderEliminar