22 may. 2014

Adriana Cabrera Cleves

6 comentarios:

  1. Como son las cosas... ayer precisamente escribí bajo el influjo de la situacion que describo en mi torpe carta.

    Espero que se me entienda algo, estaba tan nervioso y angustiado que las ideas se me atropellaban en la cabeza y tenia la sensacion de que esa era mi ultima oportunidad de contar los hechos que tanto me atormentan.

    Hoy, al leer que no la recibio, y teniendo yo la certidumbre de haberla enviado, senti un escalofrio recorrerme la espalda y el alma se me fue al piso.

    Vi en ello un signo de que la presencia pasaba de jugarretas que todavia pueden ser clasificadas como menores e inofensivas a la conquista de mi ser sin nisiquiera tener que avisarme, sin tener que entablar nisiquiera una lucha sumaria por el control de mi cuerpo.

    Senti que hasta un acto tan trivial como mandar un correo electronico ya no me pertenecia.

    Y pense tambien en que talvez no fuera el intruso sino yo mismo que de manera inconsciente habia saboteado la comunicacion para poder seguir negando la realidad y no tener reparos a la hora de meterme en mi fantasia feliz de que aqui no pasa nada.

    Pero no! ya llevo mucho tiempo cargando este peso solo! por lo menos sirva esto para que alguien mas lo sepa.

    Reenvio el correo. Solo le pido un pequeño favor señor Mendoza, porfavor confirmeme si le llega.

    Por que si no le llega, si nuevamente sin darme cuenta lo he enviado a un destino diverso, sabre que realmente fue ayer mi ultima oportunidad para contar lo sucedido.

    ResponderEliminar
  2. El correo de la esposa rusa es legitimo. No tema abrirlo. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Que buenas noticias! Muchos lectores juveniles accediendo en otros idiomas y países a la saga. ¿Habrá traducción al inglés?
    Gracias por contarnos y además compartir los vídeos sobre la Feria. Me encantan el promotor de lectura Guillermo García y tu agente literaria; se ve la coherencia en tan sólido equipo.
    Abrazos van,
    Aleja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hacer equipo es clave, y la coherencia es la clave, exactamente. Espero que todo esté marchando bien. Saludos, Aleja, Mario.

      Eliminar
  4. Adriana es una dura, Se le voló a esta mierda y se exilió donde los indios que veian ufos. Muy chusca ademas.,,, ah mendoza picaron...

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar