19 ene. 2015

La falta de sentido






“Se trata en realidad de un choque de barbaries”
Antonio Caballero


Van más de doscientos años en los cuales varios artistas y pensadores no han hecho sino gritar y aullar la falta de sentido del programa del mundo occidental. Vino la Primera Guerra, luego la Guerra Civil Española, más tarde la Segunda Guerra (52 millones de muertos), después llegó Corea, luego Vietnam, y enseguida mil intervenciones militares y económicas de ese pretendido mundo de la igualdad y la solidaridad en Asia, África y América Latina. Hasta las guerras más recientes en Irak tanto de Bush padre como de Bush hijo, Afganistán, Siria, en fin, la lista es interminable.
Michel Serres, el filósofo francés, dice que nos parecemos a un buque que va a chocar contra un iceberg y lo único que se le ocurre es desacelerar. Es decir, de todos modos el barco se va a estrellar, pero la tripulación lo único que desea es demorar un poco el choque. A nadie se le ocurre timonear. Eso mismo hemos hecho: intentar desacelerar el naufragio final. Intentamos contaminar más lento, intentamos matar menos peces, intentamos exterminar menos especies, pero igual ya destrozamos el globo y llegará un momento en el cual no nos quede ya nada más por aniquilar sino a nosotros mismos. Ese proceso ya comenzó. Según algunos expertos, si los siete mil millones de personas que somos consumiéramos lo mismo que consumen los países desarrollados, necesitaríamos cinco planetas más.
Para colmo de males, en el 2008 el capitalismo se hizo aún más agresivo, más inmoral, más devastador. Lo que el profesor Noam Chomsky llama el salto del capitalismo salvaje al capitalismo depredador. Ya no basta con todo el dinero que han amasado las multinacionales, ahora vienen por el dinero de los impuestos, por el dinero público de todos nosotros, que debería ser para la educación pública, para las madres cabezas de familia, para la salud. No, ahora los políticos, que están asociados con los banqueros, usan la democracia como una estratagema de negocios. El único país que metió a los banqueros y a los financistas a la cárcel fue Islandia. El resto de ese pretendido mundo occidental de la igualdad y la fraternidad se dedicó a salvar los bancos. Error craso. Era el momento de timonear.
Eso dejó a millones de jóvenes desamparados, en la calle, sin empleo, sin proyecto de vida, sin posibilidades de estudio. Todo se vino abajo. Grecia se vino abajo, Irlanda, España, Italia, Portugal. Fue una secuencia de fichas de dominó, unas cayendo detrás de las otras. Y aún así, Occidente es incapaz de revisarse, de hacer un examen de conciencia, un ajuste de cuentas y decirse la verdad: que tiene un ego enorme, que se sigue creyendo el centro del mundo civilizado, y que, como todo narcisista, ha hecho todo mal.
Ahora se pregunta por qué se están yendo sus muchachos a pelear en el Medio Oriente en los bandos de Isis. Qué ceguera. Han visto a sus hijos durante años enterrados en sus habitaciones viendo tele o videojuegos, chateando o metidos en Facebook, completamente alienados, sin esperanza alguna de vida, sin futuro, drogados, borrachos o deprimidos, y aún así se niegan a reconocer que han hecho todo mal, que construyeron un mundo banal, vacío, hueco, sin sentido.
El ego occidental, que cree que todos somos idiotas y que vamos a salir ahora a la calle a defender los ideales de una igualdad, una fraternidad y una solidaridad inexistentes. Manosean palabras que desconocen. Porque en las barriadas, los barrios periféricos y los sótanos donde pernoctan los inmigrantes en el suelo, esas palabras no son positivas: son la prueba fehaciente de la doble y la triple moral de un Occidente pedante, arrogante y engreído que aún no ha sido capaz de bajar la cabeza y aceptar la realidad: que no sabe para dónde va, que ya no tiene proyecto, que ha dejado la vida de todos, jóvenes y viejos, carentes por completo de cualquier sentido.
Que no crean que vamos a salir a la calle a decirles a nuestros muchachos que sigan creyendo en el éxito, en el ahorro, en el triunfo, en el confort, en el liderazgo, en la belleza de los gimnasios, en el clasismo, en el consumismo compulsivo, en el racismo y la acumulación desenfrenada. No defenderemos a los fanáticos religiosos, pero sabemos bien que de este lado tampoco hay nada qué defender. No fuimos responsables, no timoneamos a tiempo, y las consecuencias ya están aquí.

No me extrañaría que dentro de poco extremistas de todas las pelambres empiecen a reclutar a los jóvenes de nuestras barriadas y nuestras favelas latinoamericanas. Y entonces será tarde para rasgarse las vestiduras. No les dimos educación, no invertimos en ellos, no les brindamos oportunidades decentes de trabajo. Y por eso mismo no tendremos derecho de ir a sermonearlos después. Para ese entonces ya será demasiado tarde. Y algo es seguro: tampoco nosotros tendremos el coraje suficiente de decirnos la verdad: que se fueron por nuestra propia ineptitud, por nuestra irresponsabilidad, por nuestra ignorancia absoluta de lo que significan de verdad palabras sagradas como Fraternidad, Igualdad y Solidaridad.

43 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, como dice el viejo dicho "para el pueblo pan y circo", y así nos conformamos que es lo mas triste. A los poderosos les interesa y obviamente les conviene que la gente siga ignorante, sin educación, sin información y desconociendo lo que hay más allá de su casa y su círculo social.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la ignorancia es un proyecto político porque es la única manera de perpetuarse en el poder. Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Sí Mónica de acuerdo contigo, y para colmo los medios de comunicación que son una farsa y una fuente de información medicre que manipulan la información a conveniencia. Que tristeza.

      Eliminar
  2. Maestro. Basta pasearse por los cementerios centrales de las ciudades latinoamericanas y sentir la magnitud de esas generaciones que se han ido. En Cali, en 10 años van más de 10 mil jóvenes entre 10 y 22 años asesinados. Se han ido los futuros psicólogos, gerentes, escritores, educadores, líderes, deportistas, artistas, en fin. Esto parece normal, nadie se indigna, nadie se radicaliza. Cada 4 años se define un rumbo diferente a un mismo final decadente. Triste realidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bueno, Gus, tú sabes de esto mejor que nadie. Lo vives todos los días... Abrazos, MM...

      Eliminar
  3. Todo finalmente se trata de acciones y reacciones, de cada una de las consecuencias que estas tienen, sus relaciones, su infrenable flujo de conexiones, todas las causantes, todos los motivos por los que son llevados a cabo las decisiones que marcan esta realidad, toda la banalidad y todo el sin sentido con el que viven millones de personas, tal como ud lo escribe en la publicación se trata de ver venir el problema y no hacer nada para evitar y corregir su llegada, en mi opinión todo se trata de grandes errores, errores que dictan segundo a segundo cada calamidad que ocurre en este mundo, se trata de perspectivas, de como vemos el mundo y todo lo que este posee, de como se encuentra el hombre frente a su realidad, a su misión, a sus principios, a su lugar, se trata del brutal deseo de tener todo y no entender ni su sentido ni su significado.

    Con un fin claro toda raza debe respetar ciertos principios claves para su supervivencia pero la raza humana quebranta tantos como puede, nosotros somos en muchos sentidos el cáncer que corre el planeta tierra, somos tan similares como una enfermedad que vulnera y pudre cada sitio con el que tiene contacto.
    Aunque hoy en día hay ciertos que no se contentan con lo poco que el ¨mundo¨ quiere mostrarle, con la mediocridad que les enseñan desde chicos, sino que luchan, leen, resisten, se oponen al sistema porque saben que algo mejor les espera, porque saben que si la lucha se hace juntos algo puede llegarse a rescatar, algo o mucho puede salvarse.

    ResponderEliminar
  4. El problema más que la ignorancia es la indiferencia que nos inculcan desde niños porque nos enseñan a mirar a otro lado y a creer que no es nuestro asunto, a caminar por las calles entre los habitantes de calle, indígenas e incontables cantidades de desplazados que mueren de hambre cada día en nuestras ciudades. Nos dejan pensar que no es asunto nuestro que el estado se robe lo que es del pueblo (nuestro) y dejamos que las futuras generaciones crezcan como nos educaron a nosotros a quiénes no nos enseñaron a leer ni a pensar porque es más fácil que los medios masivos nos digan como debemos hacerlo y creer que asi esta bien. Nos han inculcado por medio del ejemplo a conformarnos y a aguantar para no tener problemas, a ser egoístas y vuelvo a decirlo mirar a otro lado mientras roban al del lado en el bus, le damos monedas a niños en los semáforos, entre miles y miles de cosas más que pasan a nuestro alrededor mientras simplemente la vida continua porque el tiempo no se detiene jamás. Más que el que a la mayoría no le importe no hacemos nada porque nos han enseñado a vivir con miedo a hacer las cosas distintas por no ser señalados, ecluidos ó peor aún desaparecidos en el intento.

    ResponderEliminar
  5. Lo triste de todo esto, es saber que la mayoría son consientes y no hacen nada, que los jóvenes en la actualidad se sienten, o es mejor decir nos sentimos desubicados y con ganas de hacer, de estudiar, de proponer y hacer mas con este país, y esta sociedad que poco a poco se desangra, pero que pasa decimos que no hay oportunidades, que no hay opciones, y si bien es cierto que la mayoría nos las han arrebatado sin siquiera haber llegado a tocarlas, nosotros como jóvenes consumistas, dependientes de las redes y cada vez más ensimismados en que la sociedad de consumo es la mejor alternativa, no estamos haciendo nada para mejorarnos, para re inventarnos, para cambiar. Como jóvenes no tenemos metas reales y sueños concisos y la sociedad que tanto nos crítica tampoco nos ayuda ni apoya. ¿y que nos queda de esto? una completa indiferencia, que más haya de dañar a los que son el presente (los jóvenes) está dañando a lo único que nos podría salvar los niños, nuestro futuro.

    ResponderEliminar
  6. Y a mi parecer cada día vamos peor vamos directico a ser mas y mas una sociedad consumista , resentida y orgullosa la cual no sabe diferenciar en donde empieza y termina los derechos individuales , la honra de las personas , los gobiernos nos quieren ignorantes de nuestra realidad esto con el fin de dominarnos mas y mas hoy en día es primordial para nuestros gobernantes los intereses particulares de los grandes inversionista y banqueros que pagan pocos impuestos , que contratan nuestra fuerza laboral a muy bajos costos y que esas ganancias detras de los procesos productivos van a parar en los países del primer mundo , entonces vemos como se es imposible promulgar la igualdad , fraternidad y otros términos en países donde cada día aparece un joven muerto en la calle , donde hay jóvenes desempleados sin oportunidad educativa y laboral que lo único que les queda es delinquir , colombiano es un caso vivo de odio, rencor y amargura y para que esto cambie no solo debemos cambiar a nuestros gobernantes ,debemos cambiar nuestra actitud y educación.

    ResponderEliminar
  7. Sí, tienen razón en sus comentarios, qué duda cabe. Yo sigo creyendo que en el borde, en la periferia, en lo que viaja por los extramuros, hay una cantidad de gente resistiendo. La literatura, el arte, el cine, la danza, el pensamiento, la lectura, son formas de resistencia civil, maneras de decir no. Y por eso es preciso crear trincheras y aguantar, hacer oposición, crear conciencia. La ola verde fuimos 3.5 millones de personas, y estuvimos a punto de lograr una revolución pacífica, en las urnas: la educación al poder. Somos anteriores a la Primavera Árabe y al movimiento de los Indignados europeos y norteamericanos. Y esa gente aún está aquí. Es posible multiplicar los lazos, las redes, las conexiones entre todos. De eso se trata... Saludos, MM...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde cuándo pensamos en un cambio para la humanidad? Y qué hacemos? Cada día un mundo sin memoria, donde es más importante actualizarnos en última tecnología, tener la ropa más cara, ser mejor que él otro sin importarnos cuántos niños mueren de hambre, cuántas mujeres venden su cuerpo por mantener a su familia, cuántas personas de color son discriminadas...e infinidad de vivencias. Que ignorancia pensar que firmando un acuerdo de paz las cosas van a cambiar.

      Eliminar
  8. Me gusta esta resistencia con ideas y palabra activa!!, conservemos el empuje de nuestras raíces latinoamericanas, aferrémonos a nuestra literatura, proyectando las líneas impresas en lo urbano y lo rural, con la consigna del saber compartido, de la convicción sin violencia, haciendo un homenaje a quienes viven y no mueren en los libros, fortaleciendo el vínculo con los escritores que como Mario, dan a luz imaginarios que nos reinventan como lectores, la emancipación sigue en pie!!, por que somos más fuertes que el estruendo de la industria, de las metrallas, y el silencio brutal e hipócrita de los círculos del poder, del ruido indiferente del pudiente ególatra y elitista.

    Por otro lado, creo que podemos apropiarnos del saber digital y compartirlo sobre una realidad que se ajuste a nuestra problemática nacional,y no solo al estilo de vida confortable de las otras potencias, usarlo como una herramienta que nos pone en ventaja sobre los dirigentes mediocres que creen pre-establecer nuestros caminos, podemos ir más allá de los lineamientos de productividad de los imperios digitales y facilitar estas herramientas a los niños, niñas o adultos que sueñan con viajar a otro planeta, con curar animales, con ser bomberos, super héroes, con ser escritores o escritoras, poetas, maestros, maestras, hackers o cualquier cosa que los haga felices.

    No creo en la iglesia, pero si creo que la semilla que busca despertarnos de esta indiferencia antes de colapsar, sigue creciendo, y se sigue alimentando del invaluable aporte de escritores como usted Mario!! gracias por recordarnos desde el universo de la palabra, que se es combativo desde la educación, y desde la convicción de que todo parte de algo tan simple com redescubrir lo sagrado de la fraternidad, igualdad y solidaridad.

    ResponderEliminar
  9. Leerte es revelador sensei, gracias por las palabras.

    ResponderEliminar
  10. El famoso graffiti de Mayo del 68 está más vigente que nunca: "La imaginación al poder". Saludos para todos, MM.

    ResponderEliminar
  11. yo creo que todo se trata finalmente de un experimento religioso-filosofico-existencialista que las elites llevan milenios realizando. Mi hipotesis, compartida con muhcos otros, es que la hipotesis de los de la elite es la siguiente:

    1 - hay algo que existe pero no se puede ver, al menos no a simple vista.
    2 - se puede interactuar con ese algo.
    3 - los sacrificios humanos parecen gustarle bastante a ese algo.
    4 - entre mas sacrificios, ese algo mas buena gente se pone con quien le ofrece el sacrificio.
    5 - a ese algo tambien le gusta mucho el sufrimiento de la gente, siguiendo un comportamiento analogo al descrito en 3 y 4.

    Asi las cosas, cada guerra no seria por llevarse un pedazo de tierra o el dominio sobre 50 o 60 millones de personas - no solo por eso al menos- sino que la motivacion real seria ofrecer 5 o 6 millones de sacrificios a ese algo y sentarse a ver que le parece. Igual aplicaria para el sufrimiento general que se vive en el mundo. Seria parte de la ofrenda.

    Es por eso que desconfio de los filosofos, creo que son personas sospechosas de las que siempre hay que cuidarse.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este sería un excelente argumento para una novela. Una especie de detective metafísico que va en pos de esta intuición, que empieza a recoger pruebas, que guarda los recortes de prensa de cada catástrofe... Saludos, MM...

      Eliminar
  12. Europa se atrinchera en pensamientos de la vieja guardia: intransigentes e inflexibles. Mientras tanto, los jóvenes debemos escapar a países que quieran aceptar el cambio, que desean actualizar sus cimientos. Pero cuando queremos irnos nuestros padres nos recuerdan que no podemos dejar atrás nuestras raíces, que Occidente se recuperará y saldrá a flote. ¿Pero cómo?
    Yo me pregunto constantemente qué jóvenes se quedarán para intentar salvar Occidente...o si simplemente volveremos a recoger las cenizas de lo que una vez fue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quisiera tener la respuesta, Meri, pero no la tengo. Así es. Occidente parece empecinado en estrellarse contra ese iceberg que es su propio rostro... Saludos, MM...

      Eliminar
  13. Razonamiento,critica,queja,lamento,desprecio,apostasïa,son solo algunas de las reacciones que se ven en los comentarios de todos ustedes, algo así como un nuevo espacio de participación para los resentidos,los pseudofilosofos y pseudoescritores que participan en este blog.
    A la hora de la verdad quien de ustedes esta haciendo algo por defender la igualdad,la fraternidad o la solidaridad ?o de que manera este artículo fomenta estos preceptos? o por el contrario es una apología mas, del resentimiento social, la anarquía y el humanismo exacerbado?

    Van más de dos mil años en los cuales varios profetas en la Biblia no han hecho sino gritar y aullar la falta de sentido y propósito del hombre en el mundo actual, cuando viven sus vidas negando a Dios.

    Porque va a llegar el tiempo en que la gente no soportará la sana enseñanza; más bien, según sus propios caprichos, se buscarán un montón de MAESTROS que sólo les enseñen lo que ellos quieran oír.

    2 TIMOTEO 4:3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si usted coge una barra de acero y la mira, ve algo solido, continuo y sin huecos.

      si la mira con un microscopio, ve moleculas que ya empiezan a estar separadas las unas de las otras.

      Y si tiene muchisima plata y la mira a nivel atomico, ve que entre atomo y atomo hay unas distancias enormes.

      Y si tiene todavia mas plata, y puede verla a nivel subatomico, lo unico que va a ver es vacio. vacio y mas vacio extendiendose infinitamente. Tan es asi, que los fisicos modernos estan a punto de decir que la materia es un infundio.

      Lo mismo pasa con la gente: de lejos usted ve a un importante escritor, con saco y corbata, muy serio y muy seguro de si mismo, ve a una ejecutiva atractiva, mandona y de piernas sabrosas, que habla como si ella misma fuera la dueña del universo, pero si se arrima, eventualmente ve a un ser humano con grietas, con dolores y con vacios, y si se arrima mas, va a ver solo a un fantasma que en realidad no tiene ni puñetera idea de porque ni paraque esta aqui y que se inventa razones, dioses, libros sagrados, peliculas, libros profanos, canciones, filosofias, amores y odios para tapar, de mejor o peor manera la unica realidad, hermosa e insoportable, del universo: todo esta vacio.

      PD: Pilas con la biblia, ese libro es muy pero muy peligroso.

      Saludes

      Eliminar
  14. Y bueno, lo que uno esperaría de alguien verdaderamente cristiano es respeto por el otro, afecto, empatía, comprensión, camaradería y magnanimidad. Este tono lo puede conducir a uno, sin darse cuenta, a la Inquisición, a hablar de infieles, apóstatas y herejes... Pilas... Saludos, MM...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin pretender ser chanda, pero respeto por el otro, afecto, empatía, comprensión, camaradería y magnanimidad son caracteristicas que parecieran disminuir a medida que aumenta el fervor religioso. Hablo de tendencias estadisticas, no de leyes absolutas y de pronto si hay gente muy religiosa que es bondadosa, pero la historia, reciente y remota, pareciera indicar que las creencias religiosas llevan al ser humano a unas zonas muy oscuras de si mismo.

      Eliminar
    2. Sí, la tolerancia con lo diferente es siempre lo más difícil. Y los fanáticos religiosos no se caracterizan precisamente por comprender y estimar a aquellos que no creen en su misma fe... Saludos, MM...

      Eliminar
  15. Es inverosímil seguir creyendo que este sistema abrumador y apabullante es el estilo de vida de los seres humanos, desde la revolución industrial se nos ha vendido que debemos ser los mejores y conseguir la mayor cantidad de riqueza sin pensar en nuestros congéneres, sin pensar en este mundo el cual solo nos ha sido prestado y que para el cual no tenemos ningún derecho a destruirlo como lo hicimos. Ya timonear es demasiado tarde, es increíble que en tal solo 2 o 3 siglos la raza humana fuese capaz de destruir un planeta de millones de años.
    Gracias Mario si en el mundo existieran mas lideres con su pensamiento no viviríamos en esta cochera que llamamos hogar.

    ResponderEliminar
  16. Sí, en estos dos últimos siglos, nos hemos multiplicado por diez. Somos siete mil millones de personas. Ya es muy tarde para timonear. Ya el iceberg está frente a nuestras narices, en efecto... Saludos, MM...

    ResponderEliminar
  17. Hola Mario ¡ Hola Bloggers ¡ les ofrezco mis mas sinceras y sentidas disculpas por mis calificativos peyorativos en contra de ustedes,reconozco que fueron irrespetuosos y espero por favor me excusen.
    Sinceramente quiero que sepan que debemos hacer algo para timonear nuestro buque , nuestra sociedad,de que nos sirve saber todo lo que sabemos, todo el conocimiento,opinar y opinar sin hacer absolutamente nada, contemplando nuestra propia debacle, me pregunto si esa resistencia de la que hablas Mario, todos esos artistas e intelectuales en la periferia , el borde realmente se involucran y pagan el precio por un verdadero cambio,o por el contrario no hacen mas que constituirse en otro guetto mas del elitismo.
    Mario no mas analisis ¡ hagamos algo ¡ seamos frenteros y dejemos ya de escondernos ¡concretemos algo.
    Un fuerte abrazo a todos¡¡
    P.D
    No podemos afirmar que un libro es bueno o malo si no lo hemos leído y sabido interpretar ej : La Biblia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buena. en este tipo de medios siempre salen emociones profundas, a veces no las mejores, lo verdaderamente valioso es esa capacidad de reconocer los propios errores sin miedo. PD en cuanto a la biblia, me toco leerla como tres veces en la epoca escolar, de pe a pa...

      salud

      Eliminar
    2. Unas excusas siempre serán una demostración de jerarquía espiritual... Saludos, MM...

      Eliminar
  18. Hola Mario soy Nicolás, no se si me recuerdes soy ese estudiante que se acercó a ti en el Gimnasio Inglés de Armenia que te dijo que también quería ser escritor, al cual le recomendaste a Noam Chumsky escribiendo en su billetera. No se si me recuerdes pero yo te recuerdo a ti y tengo tantas preguntas que hacerle, como un pequeño niño con curiosidad interminable porque exactamente eso soy. Bueno Mario me estoy saliendo de lo tengo que decir.

    Usted habla de Colombia y el mundo en el caos en el que estamos sumidos y en nuestra lenta degradación al perverso futuro que lo único que nos promete es un retraso infinito pero... Cual es la solución si no hay ciudadano que aporte? Como esperan el cambio si nadie cambia? Como espera. Que se acabe el hambre si ellos no donan comida y solo publican una foto en las redes sociales? Solo hablamos Mario, la mayoría somos títeres del desorden psicológico de nuestros gobernantes y creemos tener libre albedrío al publicar una foto diciendo "je suis Charlie " mientras tanta gente es masacrada en medio oriente por manos de un gobierno ciego en busca de poder y recursos? Solo somos títeres Mario y tarde o temprano el barco va a undir y no van a haber botes salvavidas para nosotros Mario. Que debemos hacer? Salir del sistema? Cambiar el sistema? Esperar a que el barco se unda? No se usted Mario pero a mi se me acabaron las ganas de ir en contra de la marea con un barco detrás mio y aunque se que ese barco se undira tal vez sea la mejor opción.

    ResponderEliminar
  19. "La libertad de Norte América perderá su luz- su antorcha no alumbrará como ayer y el monumento será atacado dos veces" Benjamín Solari Parravicini

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gran abducido, por supuesto... Cómo olvidarlo... Saludos, MM...

      Eliminar
  20. Creo que cada quien debe ir encontrando las trincheras desde las cuales resistir, colaborar, cooperar con los otros. En mi caso, es la literatura, la creación de lectores, la educación, donde está mi compromiso con mi país y mi pueblo. A lo largo de todo el año yo no me quedo quieto un sólo día. Cuando cancelo algún evento es porque mi salud me ha jugado una mala pasada y ya no puedo más. De resto, estoy siempre ahí, al pie del cañón. Y no hay que menospreciar ese trabajo, no hay que considerarlo poca cosa. Vuelvo y repito que la Ola Verde fuimos 3.5 millones de personas que estuvimos a punto de dar una enorme sorpresa hace unos pocos años: la educación al poder. Y ahí seguimos, muy combativos, y creo que tarde o temprano transformaremos este país. No es un sueño, es un hecho por el cual damos batallas memorables todos los días. Batallas anónimas, silenciosas, pero muy efectivas.
    Saludos a todos, MM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si ve señor mendoza? si usted fuera senador este tipo de discusiones no se darian... jejeje salud

      Eliminar
    2. Si yo fuera senador no tendría tiempo para leer y escribir. El ocio, que es fundamental en este oficio...
      Saludos, Prefijo, MM...

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. falso. si hay algo que sabe todo el mundo es que los senadores son unos vagos que se comen los mocos y se quedan dormidos en las plenarias. de hecho,si fuera senador, tendria mas tiempo para leer y escribir que siendo escritor.

      Eliminar
  21. Escuela viene del griego scholé, que significa ocio, tiempo libre para pensar, para crear. Me refiero a este significado antiguo: es decir, el ocio es el tiempo para estudiar lo que a uno le da la gana. Lo otro es simplemente pereza, dejadez, incompetencia, mediocridad, irresponsabilidad... Saludos, MM...

    ResponderEliminar
  22. Mi humilde opinión:
    - La guerra es un vicio.
    - El dinero esta mal repartido.
    - La ambición y el miedo hacen que las personas muestren lo que realmente son.
    - A los seres humanos parece no importarles lo mal que esta el mundo y la muestra de eso es que no dejan de multiplicar su asquerosa especie, de hecho piensan que ese es el gran triunfo de la vida.

    Que más podemos esperar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, somos siete mil millones de personas, una cifra escandalosa. En doscientos años nos hemos multiplicado por diez. Unos recursos del planeta finitos no van a poder aguantar el crecimiento acelerado de la población. El colapso en inminente... Saludos, MM...

      Eliminar
  23. Muy bonito todo lo que uno lee acá: esa disertación del vacío de prefijo sustantivo, el maravilloso texto de Mario, la gran jerarquía espiritual de Sergio Tulio. También sería bueno que no fueramos pesimistas o mejor dicho realistas. No olvidemos que existió un costeño que dijo que ni los diluvios, ni las pestes, ni las hambrunas, ni los cataclismos, ni siquiera las guerras eternas a través de los siglos y siglos han conseguido reducir la ventaja tenaz de la vida sobre la muerte. Hace poco unos científicos de la Universidad de Arkansas fotografiaban un heliótropo que había nacido en la mitad de un basurero de desechos nucleares. De pronto nuestros sueños más utópicos pueden llegar a florecer en medio del estercolero del capitalismo salvaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto... Hay que buscar esa foto en la red... Saludos, MM...

      Eliminar
  24. Es un mundo donde las pulsaciones no paran y los países no paran de generar guerra a cambio de mostrar quien es el mas poderoso y cual es la potencia que podrá someter a los demás.
    Países latinoamericanos que mandan mas no gobiernan un país,no son capaces de liderar un pueblo que esta lleno de problemáticas,tan solo miran hacia afuera para ver a que potencia imitar y intentar dar un salto económico,subir el nivel de educación y tener mejores relaciones interiores sin antes tener un desarrollo previo.
    Cada país tiene una intención sin antes poder ver las consecuencias a un largo plazo;países tercermundista que intenta seguir el mismo camino de las potencias;potencias que quieren mandar sobre otras,buscar petroleo,crear armas,mostrar su poderio para poder asi asustar a su oponente y dar a conocer quien manda,ningun pais es capaz de parar todo esto que luego dejara una grieta porque esta sufriendo una ceguera liderada por el desarrollo acelerado y el querer poder mandar sobre otros.
    "Un país no es rico por el sostenimientos económico ni por el poderío de armas sino que es rico por los doctorados generados y libros leídos durante un año"
    "Un pueblo nunca se vence si detrás de el están las palabras"

    ResponderEliminar
  25. Completamente de acuerdo... Saludos, MM...

    ResponderEliminar