24 feb. 2015

Oliver Stone: La historia no contada de Estados Unidos (Documental compl...

16 comentarios:

  1. No me gustaría morir sirviendo a tan gran farsa y a tan enorme monopolio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda realidad esconde otra realidad detrás... Saludos, MM...

      Eliminar
  2. en los 60 si se imaginaba la gente que el mundo era asi de feo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí empiezan a sospechar, con Vietnam, que había un orden mundial secreto, detrás de bambalinas... Saludos, MM...

      Eliminar
  3. ¿En los sesentas? siempre.¿ Recuerdan "el Americano Feo"?
    La deidificación de los americanos con la finalización de la Segunda Guerra Mundial no duró tanto. Antes la famosa doctrina Monroe tampoco estuvo libre de críticas y la separación de Panamá....y bueno, eso solo por encimita.

    ResponderEliminar
  4. Exactamente, Rocío me hizo recordar que la glorificación posterior a la Segunda Guerra duró muy poco. Pronto empezó a surgir todo el sucio entramado que estaba detrás del triunfo de la guerra. Por ejemplo, hay un momento en el documental en el que dice que la bomba atómica era en realidad para mandarla sobre los rusos. Así fue. Y la enviaron sobre los japoneses para que el mensaje quedara claro: o se ponían de acuerdo en la mesa de negociaciones con los rusos, o la siguiente bomba caería sobre Moscú. De ahí viene la división de las dos Alemanias, el famoso muro que cayó en 1989, el muro de la vergüenza... Saludos para todos, MM...

    ResponderEliminar
  5. jmm interesante... No sabia lo del americano feo, va para la lista de libros por leer. Habria algun libro de historia moderna, digamos del siglo XX en adelante, recomendado? En particular dan ganas de leer sobre el desarrollo de la propaganda a partir del invento de la television.

    [En el fondo, un niño suelta la mano de su madre, quien se ha distraido en una conversacion con la cajera.

    Un destello en un estante captura, por un instante, la mirada del ahora libre chiquillo y lo obliga a acudir embelezado a su llamado. No lo sabe aun, pero este resplandor marcara, quiza fatalmente, su destino.

    Al otro lado del cristal, esperando a que el trafico amaine para poder cruzar la calle, la recia figura, apolinea y lustrosa, de un elegante caballero se perfila contra los muros grises de alguna edificacion anonima.

    Los pensamientos se arremolinan en su prestigiosa cabeza, nunca suficientemente alabada por los gentiles, y traen imagenes no del todo gratas. Tiene a su cargo a un paciente cuyo caso es apasionante y de dificil solucion. Es precisamente para tomar perspectiva que ha bajado los 18 pisos desde su consultorio a pie, evitando el ascensor. Algo de aire puro y un buen cigarrillo sin filtro le abriran esas puertas que no solo estan cerradas sino que por ahora le resultan invisibles.

    Observa los carros pasar con sus luces rojas y blancas. Cuando al fin el semaforo cambia, un anhelo lo abstrae de sus doctas disertaciones:

    "Me vendria bien un sanduche de queso con mostaza".

    Un timbre de una puerta automatica lo recibe al abrirse esta de par en par,como diciendo: "bienvenido a carulla"]

    salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta historia está inconclusa...¿Qué pasó después? ¿Por qué el psicólogo del paciente que es un caso apasionante, después de bajar 18 pisos por las escaleras, termina metido en un lío tremendo, al punto de que le quitan su licencia?? ¿Mmmmm?

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Ola, y no hay recomendacion de libro historico? no importa que no sea muy detallado. Puede ser de divulgacion. Agradeceria cualquier recomendacion. Sirve para alejarse un poco mas del analfabetismo historico tan proverbial que nos corroe.

      ["Vamos Beagles ! ". Bajo las palabras en letra cursiva, el descolorido cartelon mostraba al equipo de futbol americano en formacion de foto, cada integrante con su casco en la mano. Tim Watts, el poderoso quarterback y estrella del equopo, esgrimia una sonrisa honesta y profunda que daba cuenta del mejor año del equipo de atlanta.

      "Orejas de burro" penso molesto Hines al ver la convolucion que se producia en la esquina inferior del enorme papel que colgaba como unico adorno en su oficina. Se limpio la palma de la mano con el pantalon y procedio a alisarla. El logosimbolo de la palabra copyright, esa hipnotica c encerrada en un circulo protector, seguido de los numeros romanos para el año de 1978 aparecieron, diminutos, ante su vista.

      Se vio por un momento a si mismo: un niño regordete con una cachucha de los beags en la cabeza y un perrito caliente en la mano. La emocion del estadio lleno y la emocion de compartir con su padre, un empresario a quien rara vez veia. A mediados de junio los beags ganarian el torneo local, convirtiendose en los campeones indiscutidos de la costa este.

      1978, efectivamente, fuen un buen año.

      Como tambien lo fue 2008. Cuando su contacto en oriente medio le informo de unas tierras que estaban a la venta a muy bajo costo.

      "Desde hace milenios los lugareños las rehuyen y nadie quiere comprarlas ni hacerse con ellas por la fuerza o el engaño. Creen que se trata de los dominios de entidades antiguas y malvadas, los cacodjinn, expulsados del cielo directamente por dios.
      Prefieren perder tres dias rodeando por el desierto antes que poner un pie alli. Son casi cincuenta millas cuadradas. El terreno se llama Echmú."

      George Hines por supuesto que no dio credito a tales habladurias; si fuera esa clase de individuo no tendria una coleccion de porsches clasicos ni tres casas de playa en los mejores terrenos del pais. Como su padre, George era un hombre practico.

      Y como hombre practico, al ver la ventana de oportunidad de hacerse a unas tierras fertiles a bajo costo, no dudo en comprarlas de inmediato.

      Y como hombre practico que era, si le hubieran contado que las cabras y los camellos preferian morir de sed antes que abrevar en las aguas cristalinas del arroyo que corria pacificamente por Echmú y que incluso las hordas de langostas perecerian con gusto de hambre
      antes que comer los frutos de los arboles que en esa tierra se producian, tambien habria descartado estas afirmaciones como cuentos de viejas.

      George, George Hines, hijo de Lucas, continuador de su linaje y ahora lider de Hines Food Co. empresa dedicada a la produccion y comercializacion global de condimentos, firmo los documentos de compra, disimulando la emocion. Apenas hubo terminado de estampar
      su rubrica, y como correspondia a un hombre practico, dio la orden a su amanuense:

      "Empiecen a sembrar mañana mismo"

      "Si mi señor" le respondio el empleado "que vamos a cultivar este año?"

      "Mostaza"
      ]

      Eliminar
    4. Esto no es una crónica, es una novela. Aunque las líneas divisorias ya no existan... Saludos, MM...

      Eliminar
  6. Si, las lineas divisorias son como las recomendaciones de libros historicos: no existen.

    Claro que eso no es necesariamente bueno.

    [
    - Santi, ven

    El niño gira la cabeza y suelta la mano de la madre.

    - Hola Santi, ven. Acercate mas.

    El niño sonrie. Como no va a sonreir? no hay cosa que mas le guste a los hombres que oir su propia voz.

    - Ven muñequito. Juguemos un poquito.

    El niño empieza a caminar.

    - Quieres ver? tengo una cosa aqui? una cosa supeeerchevere, una cosa solo para ti. Nos vamos a divertir como enanos.

    El niño llega al estante.

    - Mira, aqui esta. Quieres verla? acercate un poquito mas.

    El niño mira embelezado el frasco. Contiene algo amarillo. Un color muy bonito. Arenoso y espeso.

    Al principio es una sustancia homogenea, es decir, sin partes oscuras o claras. Es una planicie de color. Sin embargo, sea por la disposicion de las luces, sea por un error de fabricacion, Santi descubre que apretando un poco los ojos puede ver un rostro dentro del tarro.

    Lo inspecciona con curiosidad y el rostro le sonrie.

    El niño abre la boca, va a llamar a la mama.

    Pero aborta.

    Porque se da cuenta que el rostro que lo mira, le sonrie y lo invita es el mismo que ve cuando mira eso que los grandes llaman espejo.

    A unos metros, un hombre, epitome de la elegancia masculina, ingresa al supermercado. El vigilante, un fornido sanandresano de mas de dos metros de altura y cuyo peso ronda los 140 kilos lo saluda.

    El prohombre, magnifico como el primer amanecer, devuelve el saludo con un gesto de cabeza.

    Santi suelta una risa demasiado fuerte para pertenecer a pulmones de niño y mira en derredor como un zorro en un gallinero.

    Nos vamos a divertir como enanos.
    ]

    salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es una novela de terror. Nada bueno se avecina...
      Va la recomendación: Armas, gérmenes y acero. Jared Diamond. Pilas a ese libro.
      Buen fin de semana, MM.

      Eliminar
    2. mil gracias señor mendoza, por lo que he podido leer en internet, parece bien interesante.

      Eliminar
  7. Muchas veces la percepción de la realidad cambia con el simple paso del viento. Mario Mendoza usted en este momento es ese pequeño soplo ! Un honor leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es un honor tener lectores como tú, que leen para modificar sus vidas... Saludos, MM...

      Eliminar