16 mar. 2015

Museo de Memoria y Tolerancia





Uno de los mejores museos del mundo: el Museo de Memoria y Tolerancia, en México DF. Qué fácil es herir, atacar, insultar, segregar, ofender, irrespetar, matar. Está en nuestra más íntima bestialidad. Y lo hemos hecho tantas veces que asquea esa repetición malsana y perversa.
En una de las secciones del museo están los documentos, las fotos, la ropa y los testimonios de las víctimas. Demoledor. Imposible olvidar esas palabras, esas imágenes. 
Y en un rincón, de repente, un vagón. Parece un vagón cualquiera. No lo es. Se trata de uno de los vagones en los que conducían a los prisioneros al campo de concentración de Auschwitz. Al entrar, lo más impactante es el olor. Aún huele a enfermedad, a angustia, a desesperación. Es como si el cuerpo y la mente de los prisioneros hubieran quedado grabados en la madera para siempre. Es uno de los lugares más aterradores del planeta. Días después, ese olor continúa persiguiéndolo a uno a todas partes...








16 comentarios:

  1. En Bogotá también hay lugares que huelen a sangre, muerte, peligro, desolación, auxilio y olvido… calles llenas de fantasmas y soledad. Si nosotros tenemos capacidad de olvido, las callecitas de la ciudad te recuerdan que hubo vida, pero también hubo muerte… por ejemplo las calles de la Candelaria, calles cargadas de olores, sentimientos y sonidos… siempre que camino por ellas siento sensaciones de soledad y resistencia, …y que decir de la plaza de Bolívar, para mí es un lugar tenebroso, es un lugar en donde mi alma se inquieta, y me digo, jumm cuantas historias grabadas en esas paredes, en esas calles. Bogotá hermosa! Bogotá apocalíptica!
    Gracias Mario por compartir esta experiencia, quisiera conocer ese lugar en México lindo.
    .. Ciudad gótica se prepara para la feria del libro!!! Ya casito Yuju!
    Saludos Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La feria del libro, sí, ya casi. Presentación de Paranormal Colombia... Saludos, MM...

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches, Mario. Soy David Jiménez, estudio Periodismo, me gusta mucho su obra y quisiera hacer un perfil suyo. Sé que tiene una agenda apretada y que, probablemente, tiene varios asuntos importantes que atender; sin embargo, le pido que considere conversar conmigo personalmente. Busco comprender su obra y saber un poco más de usted (aparte de las anécdotas que ha publicado en varios de sus libros). Y, aunque sé que lo que ha escrito goza de amplia difusión entre varios sectores del público lector, creo que, a través de mi texto, podría hacer que más personas se topen con sus libros.

    Hace dos años le hice una solicitud similar y comprendo que no pudo hablar conmigo en ese entonces debido a que no tenía el tiempo disponible para hacerlo. Le agradecería mucho si en esta ocasión pudiera encontrar un espacio que me pueda dar. Sea cual sea su respuesta le agradezco su atención sinceramente, y espero poder conversar personalmente con usted en algún momento, ojalá no muy lejano. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en México, David. Si te parece bien, la podemos hacer en la feria del libro, ahora en abril... Saludos, MM...

      Eliminar
    2. Me parece bien, Mario. Allí estaré para que podamos conversar con más profundidad. ¡Buen viaje!

      Eliminar
  4. Ser testigo, porque como bien escribió Primo Levi, "comprender la locura es imposible, pero conocer es necesario".
    Saludos y buen retorno,
    Aleja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allí está, justamente, Levi,,, Abrazos, MM...

      Eliminar
  5. La humanidad no puede ser una vestimenta, cómo un traje que se desgasta y desecha; o que se usa para ocultar lo esencial. Los cuerpos torturados y arrojados a los inmundos confinamientos tienen un rostro que refleja lo que somos y lo que podemos ser... la muerte que podemos ver todos los días no debe ser un aliciente para estrangular la sensibilidad... Nos tienen que doler las muertes, y su olor debe permanecer en nuestra memoria, porque el dolor revela la verdad de quién somos...
    Estimado Mario, muchas gracias por compartir su obra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una sala del museo, dice: La indiferencia es complicidad... Saludos, MM...

      Eliminar
  6. unos van por la memoria, otros por el olvido...

    http://www.semana.com/gente/articulo/peter-bergmann-el-suicida-que-borro-su-pasado/421364-3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimo... Gracias por compartirlo... Saludos, MM...

      Eliminar
    2. Sí, en días pasados leí esta noticia que me sorprendió mucho, claro, pensémosla escrita por un buen escritor, creo me quitaría el respiro; me imagino una espiral de intrigas o tal vez el silencio más profundo, el mar helado.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hace poco estuve en un campo de concentración en Alemania, SaxenHausen, no fue fácil, visitar las barracas reconstruidas, ver el área de enfermería donde hacían experimentos clínicos con niños, visitar las regaderas de gas, tratar de entender como fueron capaces de usar cenizas humanas para hacer senderos. Al final del recorrido dos libros gigantes con los nombres de las personas que pasaron por el campo, todavía hay personas buscando desaparecidos, conocidos de los que nunca mas hubo noticias. es verdad es "imposible tratar de entender la locura" es muy duro conocerla. En realidad será este el infierno? todo el sufrimiento, el des amor, la violencia, la muerte, la corrupción, la falta de entender que el otro es único y sagrado!

    ResponderEliminar