25 jul. 2015

La cancion que cada uno tiene adentro | Leonardo Oyola | TEDxRiodelaPlata

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para el día que te encuentre.
      Señor Mario Mendoza:
      Cuando era pequeña no era muy fan de leer, la literatura y los libros no me deslumbraban, fue uno de esos placeres adquiridos que se va ganando con el tiempo y que ese simple hecho hace que ahora sea aun mucho mas preciado.
      En segundo de bachillerato escuche por primera vez de tu existencia, con un tal libro llamado satanás, no me llamo mucho la atención en el momento y mi mundo literario se abrió con Garcia Marquez y su obra maestra cien años de soledad.
      Poco a poco fui descubriendo nuevos libros y sentía un gusto especial por la literatura latinoamericana, me conectaba con lo que leía y no me cambiaba por nadie.
      Recuerdo con precisión que el primer libro que leí de tu autoría fue: Los hombres invisibles; quede eclipsada y empece a leer cada uno de tus libros, sintiéndome cada vez mas identificada con tu forma de ver el mundo, de disfrutar una ciudad que la mayoría detesta, caminando contigo por la 19 o por la Caracas, visitando cada uno de los bares de scorpio city y hasta imaginándome a Mister Nadie volando en el tiempo y recreando escenas de crimen en Bogotá.
      Luego encontré Proyecto Frankenstein, y eso me motivo a escribir, a empezar a desahogar todas los pensamientos en lineas que se convertían en ideas, porque como un viejo amigo decía: "Escribir es resistir".
      Amaba cuando eras un escritor sin fama, porque pocos te leíamos y pocos compartíamos esa visión filosófica de lo que es la vida, de lo que es la realidad y el presente; se que muchos te dirán a diario cuanto te admiran a ti y a tus libros y lo muy fans que pueden llegar a ser; pero querido Mario, hoy un miércoles cualquiera, sentada en un café cualquiera de la 15, con uno de tus libros sobre la mesa y sonando en mi Ipod mi canción favorita, te doy las gracias por existir, por sin intención especifica plasmar lo que tu alma sentía en los libros; por rescatarme de la monotonía interminable de la vida, por darle sentido a mis pensamientos, por hacerme amar la ciudad que me dio vida, con su cielo gris y lluvioso, con el transmilenio y su caos mágico, con su tráfico, con sus diferencias sociales, con sus putas, con sus vendedores y sus indigentes.
      Estoy feliz de conocerte, me hubiera encantado que hubieras sido mi profesor, o mi mejor amigo, y que escribieras algún día sobre mi, pero seguramente no te habría valorado tanto.
      Espero encontrarte en otra vida, con otro cuerpo físico, pero con nuestras mismas conciencias en una sola linea.
      Me despido con un abrazo del tamaño del universo, y como dijo mi amigo Cerati, gracias totales!
      Margarita Sarmiento
      Bogota, Colombia

      Eliminar
    2. Margaret,
      gracias por tus palabras. Sigo siendo un escritor sin fama. La fama es algo para los políticos y la farándula. Yo tengo lectores. Y que cada vez se sumen más es toda una alegría, porque eso significa que vamos incrementando los índices de lectura en un país en el que, lamentablemente, esos índices son muy bajos. Leer, como muy bien lo dices en tu mensaje, significa ir abriendo espacios internos de resistencia. Nos han dicho que la facultad principal de la inteligencia es el análisis, la razón. No es así. La base de la inteligencia es la imaginación. Por eso la lectura de ficción es la médula espinal de una sociedad que despierta todas sus facultades creativas.
      Y gracias a los lectores que están del otro lado de los libros, como tú, es que yo continúo multiplicando mi capacidad de aguante y de creación.
      Con afecto,
      Mario

      Eliminar
  2. Buen día,
    ¿La primera nota que debo animarme a tocar? Sólo lo hago para mí y desafina... siento como descubrirme y me aterra hacerlo para otros o con otros...pero lo admito, suena muy oportuno.
    Un abrazo, sumercé. Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco a poco, lentamente, irá sonando mejor...
      Abrazo de regreso, Azucena, MM...

      Eliminar
  3. es suprema mente inquietante y mágico que alrededor de las dos de la mañana del día de hoy 27 de julio del 2015 escucho desde la calle o tal vez desde mi imaginación esta canción https://www.youtube.com/watch?v=ipg6ptBy6FE e inmediatamente una parte de mi sale a flote, me imagino en los montes de maría o en las sabanas de córdoba (a pesar de que no he estado presencialmente en estos lugares) navegando en una chalupa por algún rió acompañado de unos colegas para realizar una jornada de alfabetización, recuerdo que era el año 1996 aún no se como pero así era.. me veía a mi mismo fomentando la lectura a través de unos cuentos escritos por mi cuenta además de charlar con los chicos sobre arturo alape y sus trabajos , por otra parte percibía como los niños me miraban con su tierna y seria mirada en medio del fragor del eterno verde.....vaya que peculiar..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es lo que hay que hacer, incrementar los índices de lectura por todo el país... Saludos, MM...

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. las ventajas de no idealizar es no llevar decepción a cuestas.

      Eliminar
  4. Ese tema de los hikikomoris esta muy, pero muy interesante.

    Ronda la pregunta de si quien cae en eso esta enfermo o si por el contrario es una reaccion lucida (me inclino por esto ultimo). Como sea, es superromantico. Creo entender lo que sentian los jovenes a comienzos de los sesenta cuando les hablaban de la revolucion cubana: la promesa del fin de la barbarie.

    Final Fantasy (un juego de video a veces bueno a veces malo[el 1 es una chimba!]) en lugar del guerrillero barbado, la play station en lugar de la boina... El cuarto en lugar de la selva. La tension de la familia, sin saber si ese espectro al lado de la puerta se suicido o sigue vivo, si pide que le pases las tijeras a traves del hueco de la puerta para cortarse el cabello o para cortarse el cuello. La falta de vitamina A por la ausencia de sol, los piojos, las pulgas, el aire enrarecido, ¿tendra los dientes completos?, la culpa de saber que le fallaste al hijo, el sentimiento de profunda e irremediable idiotez, la pequeñez...

    Muchas preguntas.

    En sus investigaciones ha encontrado algunos links que considere oportunos para ahondar en este tema?

    Un videito al respecto:

    https://www.youtube.com/watch?v=ACO3XvGu_Ls&feature=youtu.be

    salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que aprender de video juegos. Sé muy poco. Este documental es muy bueno, en efecto. Recuerdo haber visto uno de hikikomoris que salieron por primera vez en muchos años durante el terremoto y el posterior tsunami del 2011, pero no encuentro el enlace... Saludos, MM...

      Eliminar