25 ene. 2016

Encuentro Zen en Bogotá





La primera vez que leí sobre budismo tendría unos 17 años. Me devoré una conferencia de Borges sobre el tema en su libro Siete Noches. Se trata de la cuarta noche, en la que habla sobre el príncipe Siddhartha Gautama y su búsqueda para superar el sufrimiento. Luego descubrí que Borges había escrito un libro completo sobre esta disciplina en colaboración con Alicia Jurado: Qué es el budismo, y me lo leí en la biblioteca de la universidad consultando y estudiando todas las referencias que hacían los autores. Después vino la novela de Hermann Hesse, Siddhartha, un libro que fue clave para toda la generación hippie que buscó en la India y en las disciplinas orientales una respuesta a la crisis de la postguerra. Y así, pasando por Octavio Paz y por la poesía de Roberto Juarroz, llegué a los maestros zen directamente, a Kodo Sawaki y a Taisen Deshimaru.
Mi amigo Densho Quintero se había ordenado monje zen en París y fue el guía en la comprensión de esta práctica que rompe por completo los esquemas de la racionalidad occidental. Años más tarde él viajaría por todo el mundo y practicaría con los mejores maestros en España, Japón, Estados Unidos y Brasil. De hecho, cuando terminé mi novela Buda Blues, le pedí el favor de que la revisara para estar seguro de que los conceptos allí narrados no estaban esbozados a la carrera o de manera irresponsable. Él leyó con sumo cuidado y sus anotaciones fueron claves para el texto. Ahora Densho Quintero es maestro acreditado por la tradición Soto Zen, una de las más rigurosas del mundo entero.
Los maestros zen me atraen poderosamente porque casi nunca son individuos predecibles, ni beatos, ni santurrones. Son seres complejos, contradictorios, que han vivido a fondo y que justamente gracias a esa intensidad vital es que han alcanzado una perspectiva lúcida con respecto al entorno. Entre ellos hay alcohólicos, malgeniados, artistas marciales como Bodhidharma, poetas como Matsu Basho, peregrinos, cocineros, jardineros, o escritores consagrados como Takuan Soho.
Entre los maestros contemporáneos hay uno cuya historia es realmente impactante: el norteamericano Anshin Thomas. Dice sobre él Densho Quintero en un texto titulado “La salida del infierno”: 

Se enlistó como voluntario en la guerra de Vietnam antes de cumplir los 18 años y fue protagonista de esa incomprensible y sangrienta brutalidad. Durante la guerra, el helicóptero en el que era artillero fue derribado y, aunque sobrevivió, fue excluido del servicio. Pasó largos meses recuperándose de las lesiones físicas en un hospital de veteranos, pero  las  heridas emocionales tardaron mucho más en sanar. Cuando salió del hospital, si bien había sido condecorado como héroe, tuvo que soportar maltrato, insultos y hasta escupitajos de personas que se oponían a la guerra y le gritaban “asesino de niños”. Poco a poco sus recuerdos de la guerra y el rechazo social lo fueron llevando a estados depresivos de los que sólo podía refugiarse mediante drogas y alcohol. Llegó al borde de la indigencia, salvo por la exigua pensión que el gobierno le proporcionaba y con la que apenas podía sobrevivir…
Con el tiempo, se hizo discípulo de otro maestro zen en la tradición soto, discípulo a su vez de Maezumi Roshi, uno de los pioneros del zen en Norteamérica. Se trataba de Bernard Glassman, de origen judío, quien en 1995 le daría la ordenación de monje justo en uno de los mayores monumentos a la barbarie humana, el campo de concentración y exterminio de Auschwitz. Luego de su ordenación caminó desde Polonia hasta Vietnam, y desde entonces se dedicó a realizar caminatas promoviendo la paz en diversas partes del mundo. Llegó incluso a fundar una organización para promover la no-violencia.



Increíble que un genocida y asesino, drogadicto y alcohólico se pueda convertir en un maestro espiritual. Pues sí, esa es la increíble complejidad del zen, y ahora en la primera semana de marzo tendremos la posibilidad de escuchar en Bogotá a varios de ellos en el Tercer Encuentro Latinoamericano de maestros zen. El propio Anshin Thomas dictará una conferencia el martes 8 de marzo a las 16:00 horas. 
En un momento crucial de la historia del país por la firma de la paz, será muy revelador escuchar a estos individuos cuya sabiduría no proviene de discursos teóricos ni de pseudo-morales restrictivas ni acartonadas, sino de vidas intensas entregadas a la meditación y a ir más allá de esta miserable condición humana en la que parecemos chapotear cada vez con mayor brutalidad.


Copio a continuación la información del evento, para aquellos a los cuales les interese. La entrada a las charlas es totalmente gratis. El  único prerrequisito es que deben inscribirse primero en esta página:   www.zenamericadelsur.org     





25 comentarios:

  1. Que bueno llegar a casa y encontrar el primer texto de 2016... es una de las mejores formas o maneras de seguir resistiendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que el 2016 nos permita seguir resistiendo con mayor fuerza, sí, y sin alardear de ello...
      Saludos, Lukaz, MM...

      Eliminar
  2. Escribo no con el proposito de hablar relacionado al tema actual, soy Arquitecto y ultimamente me he dado cuenta de grandes casualidades en mi vida, una de ellas que naci donde murio mi bis abuela y me abuela materna, la misma clinica, la misma habitacion... La 502 de una clinica que ya no existe, son muchas las casualidades y cosas que he sentido y que me han pasado, no se como pueda contactarte, hay temas que quisiera expresar, leyendo tu libro Paranormal Colombia, cuarta edicion, entiendo que muchas veces no todo es casualidad. Me gustaria contactarte; reitero, pero no se por que medio.

    Mi correo es sebastian.arias.duque@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya mismo te respondo al correo... Saludos, MM...

      Eliminar
  3. Eeee casi que no Mario, resucitó cibernéticamente, un placer volver a tenerlo otra vez en la red.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi que no, Tocayo, se me estaba pegando la aguja... Saludos, MM...

      Eliminar
  4. Gracias por la información.....
    Estaré en contacto permanente contigo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la información.....
    Estaré en contacto permanente contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes tiempo, vale la pena escuchar a esta gente... Saludos, MM...

      Eliminar
  6. Hola Mario, que orgullo comenzar a seguirte a través del proyecto frankenstein.
    Fanático total de tus libros, el año pasado me leí paranormal Colombia, satanás y relato de un asesino.
    Pero en verdad quiero hablarte de tu saga "el mensajero de agartha", he leído los dos primeros libros que son de editorial planeta, he buscado el tercero que es "mi extraño viaje al mundo de shambala" pero me aparece con otra editorial.
    Me podrías decir donde los puedo conseguir de la misma editorial.

    Quiero agradecerte porque me encuentro fascinado con tus libros y haré todo lo posible para poder ubicarte en la Filbo para que me los puedas firmar.

    Gracias, Rubén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Rubén, hay una primera edición, en efecto, en Arango Editores, hasta el volumen cinco. Luego re-esctructuré el orden de la misma y empecé a publicarla de nuevo en Planeta. El tercer volumen está ya pronto a salir, tal vez a finales de febrero o comienzos de marzo. Son diez libros.
      Y nos vemos en la Filbo, será todo un placer firmarte, por supuesto... Saludos, MM...

      Eliminar
  7. Mi estimado contando los días para verle en el Hay festival , encantadisima de verle y escucharle hablar de las otras formas de violencia .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos vemos el viernes, claro que sí. Saludos, MM.

      Eliminar
  8. La primera prueba de resistencia del año 2016. Por fin. Es un gusto volverte a leer, Mario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo digo, MissM. Esperemos que este 2016 nos sea propicio... Saludos, MM...

      Eliminar
  9. En mi U... ¡YEEEEEEEEEY! Espero asistir para resistir. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tienes ahí mismo. Perfecto. Saludos, MM.

      Eliminar
  10. Es un interesante tema, sinceramente quisiera asistir pero ahora estoy fuera del país. He tenido la fortuna de evaluarme como ser humano y reiterar la crudeza de un capitalismo depredador y una sociedad que nos exigen más del DEBER por encima del SER.
    Es posible tener un link de acceso para poder ver el encuentro, sería de gran ayuda en estos momentos de profunda soledad.
    Es muy grato visitar el Blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les preguntaré, claro que sí.
      Después de la hibernación llega la primavera... Saludos, MM...

      Eliminar
  11. el tema me recuerda el libro el monje que vendio su ferrari es una linda historia nos hace ver que el ser humano en su busqueda desesperada por conseguir poder y riqueza se olvida de lo esencial la busqueda de si mismo de su paz de su felicidad y a veces nos topamo con la dura reallidad de la vida la felicidad no la dan el poder ni las guerras ni los vicios, esta dentro de uno mismo pero necesitamos llenar vacios que lamentablemente la sociedad no lleva a declinar gracias mario por haber regresado de nuevo a la lucha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que este año podamos resistir con lucidez y creatividad... Saludos, MM...

      Eliminar
  12. Comparto un bello vídeo de Tchic Nhat Hanh sobre La atención correcta (Mindfulness), una práctica que deberíamos aprender.
    Saludos y que maravilla empezar el año con Zen!
    Abrazo.
    ALeja

    http://youtu.be/dxP6Ft1SAlg

    ResponderEliminar
  13. Hace aproximadamente un año embarqué el viaje del realismo degradado y ha sido revelador. En esa marcha, en un momento de máximo existencialismo llega a mi Buda Blues, sus dicientes páginas fueron en su momento un despertar de ese sueño en el que la mente humana se sumerge y cree vivir en la realidad (Satori).

    Tiempo después como si fuera una señal de la vida, llega a mi un simple folleto de un método surcoreano de meditación, una simple decisión y decido explorar esta técnica, sin imaginar lo que vendría para mi.

    Cada vez que avanzaba en el camino de la meditación rondaba en mi mente uno a uno los contenidos de Buda Blues y agradecía infinitamente al universo por haber
    tenido ese libro en mis manos.

    El 31 de diciembre de 2015 inicio un viaje a una provincia del centro de Argentina, donde hay un campo de cerca de 8.000 hectareas a disposición de estudiantes de meditación latinoamericanos, en dónde se practica meditación en acción. Se meditan 14 horas diarias, tuve la oportunidad de estar allí durante un 44 días. Desde la alimentación hasta profunda introspección permiten llevar al ser humano a un delirante encuentro consigo mismo, una lucha constante con sus múltiples demonios, lo impactante que resulta mirar hacia adentro, es aterrador; estamos acostumbrados a señalar, a culpar de los ojos hacia afuera, a culpar a las personas, al entorno, a las condiciones. Pero, cuando se logra ver hacia adentro cambia la perspectiva, cambia la forma de ver el mundo.

    Cuidamos y protegemos este cuerpo como si fuera la más valiosas de la existencias, mantenemos brillante nuestra corona del ego, nos protegemos con el orgullo y atacamos con la ira, en últimas ¿qué eso eso que consideramos tan valioso? ¿un bulto de carne que tarde o temprano desaparecerá? Quizás...

    La mente humana se construye a partir de memorias inexistentes en el mundo real. Sufrimos por un pasado inexistente y tenemos constantemente apego a un futuro que tampoco existe. Y en eso convertimos nuestras vidas en un ir y venir en nuestra estrecha mente, encerrados en esta cárcel que es el cuerpo. Y la pregunta ¿realmente vinimos a eso a este mundo?

    La verdadera liberación ocurre cuándo no estamos sujetos como marionetas a nuestros propios pensamientos, cuando empezamos a ignorarnos y nos restamos importancia, cuando se entiende que nuestra existencia es insignificante, cuando buscamos romper nuestro molde mental y nos liberamos de los prejuicios y preconceptos.

    Por ese increíble encuentro simplemente, gracias Buda Blues, gracias Mario Mendoza...




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bella historia... Gracias a ti por leer de ese modo tan comprometido... Ojalá que puedas ir al encuentro y disfrutar de estos maestros...
      Saludos, MM...

      Eliminar