4 abr. 2016

LA ERA DE MISTER HYDE





Mister Hyde, el famoso personaje siniestro de Robert Louis Stevenson, que se oculta tras la razón científica, funciona como metáfora de toda la Modernidad occidental, de cuanto subyace tras el discurso cientificista y también tras el capitalismo. Un monstruo que terminará emergiendo a la vida diurna e imponiendo su lógica.
La angustia de toda la primera mitad del siglo XIX, la desesperanza, la melancolía, desembocan en lo que aparecerá como el primer signo de desplome, confirmando todo lo que esos escritores, artistas, poetas y filósofos venían anunciando: la Primera Guerra Mundial deja perfectamente claro que no mejoramos, que no hay progreso, que tras los valores que encarnaba la Revolución Francesa y la Declaración de los Derechos del Hombre subyacía una farsa.
 Las vanguardias de posguerra anuncian otra debacle de mayor envergadura. En ese momento se produce una nueva fractura, se anuncia con claridad inusitada que la razón no constituye un camino seguro, que el pensamiento racional, la ciencia y ese capitalismo que dice que traerá justicia y bienestar para los trabajadores, ocultan una gran mentira. A pesar de la lucha de Marx por los derechos de esos trabajadores, quien realmente pone el dedo en la llaga es Freud.
Freud, lector asiduo del movimiento romántico, logra postular ese inconsciente que estaba latente en Poe, en Stevenson, en Rimbaud. Merece la pena ahondar en una conocida expresión de la Carta del Vidente de Rimbaud: «Je est un autre». «Yo es un otro». No es «Je suis un autre», es decir, «Yo soy un otro». No, el verbo está en tercera persona del singular. Hay una distancia entre el pronombre personal y el verbo. Esa distancia significa la otredad. Significa que ya no tengo identidad, que no me considero un ser sólido, monolítico, que percibo que hay en mí, como mínimo, un desdoblamiento.
Esta frase es fundamental para que Freud llegue a postular el inconsciente. Si yo es otro, ¿quién es ese otro? ¿Quién es ese que está ahí adentro dirigiendo de algún modo mi propia existencia? Esa distancia entre lo que yo quiero ser y lo que puedo ser es el inconsciente.
Uno no es dueño de su vida, hay fuerzas que vienen de afuera, del pasado, sobre las que no se tiene control y que marcan de un modo u otro el propio destino. Más allá de mis deliberaciones y decisiones racionales hay algo que termina dirigiendo mi vida desde el sótano de mi psique. La mayoría de las personas no estudia ese sótano, y quien no conoce sus cloacas termina ahogándose en ellas.
Esto no sucede sólo en el plano individual. Freud anuncia a la cultura occidental que detrás de su aparente prepotencia y su discurso racional se oculta algo muy siniestro a lo que es preciso atender. Por supuesto, siempre es difícil verse contra las cuerdas, obligado a hacer un examen de conciencia. Lo normal es tratar de escabullirse y eso hace Occidente, pero el precio que paga es muy alto. Freud intenta arrinconar a la cultura de su época en el período de entreguerras, y hacerle ver que tras su modernidad racional hay algo muy oscuro trabajando en la sombra. Occidente reacciona con virulencia y lo ataca y lo ridiculiza. Pero, finalmente, Freud tenía razón.

Esta es la época de Mister Hyde, su reinado, su momento perfecto, su instante privilegiado. Las guerras, las masacres, la doble moral de los políticos, el capitalismo salvaje que se transforma en depredador, la codicia enfermiza de las grandes corporaciones, las expulsiones de los inmigrantes de Europa hacia Turquía, los ataques terroristas en aeropuertos y estaciones de trenes, los planes de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos de construir el famoso muro en la frontera con México: todo nos indica que Mister Hyde está ahora al mando. Él comanda el barco. Ha salido a la superficie, ya no tiene por qué esconderse. Y ahora tendremos que atenernos a las consecuencias.

39 comentarios:

  1. pero y en que parte estuvo vivo el dr jekyll Mario? esa es la fase que falta en la historia de la humanidad entera y es la fase que aguarda la resistencia , como puede estar mr hyde al mando sin haber vencido al dr jekyll (ya que no hubo) , siendo positivos la historia del mundo es esta magnifica obra pero al revés. de atras hacia delate una larga fase de maldad alimentada por el capitalismo la explotacion y el individualismo pero , que haciendo apologia a esta obra (reitero, positivamente) estallaría en un punto donde el dr jekyll se mira al espejo y no ve otra persona, se ve a si mismo , con su lado bueno y su lado malo pero fijos en un solo ser y en el cual podemos recordar ;la bondad es grande y fuerte,la maldad es pequeña ,debil y angustiada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, lo que pasa es que después de Stevenson pudimos nombrarlo, identificarlo, reconocerlo. Y lo que ha hecho es tomarse cada vez más el mundo...
      Saludos, MM.

      Eliminar
  2. Buenas Noches Mario

    No puedo evitar preguntarme cuantas veces he representado al Doctor Jekyll y el Señor Hyde en el teatro de la vida, porque siendo sinceros, en algún momento hemos tenido que representar algún papel por temor a revelar la cara oculta que nos empeñamos en mantener así, por miedo al señalamiento, a los comentarios, etc.

    “Pero si soy el mayor de los pecadores, también soy el mayor de los penitentes.” Robert Louis Stevenson

    Abrazos

    Naty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, vamos y venimos por esos laberintos sinuosos y bien retorcidos... Bella cita... Saludos, Naty, MM...

      Eliminar
  3. Que buena analogía de entre Mr Hyde y la situación actual no yéndonos tan lejos de nuestro territorio, pues aquí tan cerca Hyde está re despertando siendo más malicioso y ansioso de hacer lo que por algún tiempo guardo y "tiene" que sacar de alguna manera....y aquí estamos observando, presenciando y vivenciando todo esto.

    Parafraseando alguno de sus libros Mario "Somos multiplicidad de seres. Cuántos de ellos merecen ir al cielo y cuantos al infierno..."

    Un Saludo Mr. Mendoza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por todas partes vemos que esa batalla está perdida... Mister Hyde ya se apropió de todo... Saludos, MM...

      Eliminar
  4. Efectivamente esa es la época poco hay que hacer, ya que el poder no esta en nuestras manos o ¿si?... siempre a estado el poder en nuestras manos, pero el problema es que hasta que no haya unión en derrocar a esa televisión basura como castigo, unión con el compañero dándole un sentido verdadero al termino de 'alteridad', unión en la responsabilidad moral (termino profundo que pocos entienden), con nuestro entorno, población y territorio de vida, unión con nuestro proceder y actuar... poco se hace, pero se tiene la conciencia de que se hace algo; Gracias Mario por las palabras muy acertadas en tiempos realistas y crudos como los actuales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos el poder de resistir, que no es poco. Leer y escribir como trincheras de combate... Saludos, MM...

      Eliminar
  5. Hay un yo que se levantará un día abrirá las cortinas y verá el apocalipsis y esbozara un pequeña sonrisa. La caída de un otro sol ahora está en manos de un nuevo personaje.

    ResponderEliminar
  6. Hay un yo que se levantará un día abrirá las cortinas y verá el apocalipsis y esbozara un pequeña sonrisa. La caída de un otro sol ahora está en manos de un nuevo personaje.

    ResponderEliminar
  7. Buen día,

    Me reconozco en muchos aspectos de su planteamiento... la analogía de la condición del ser individual y la sociedad que conforma..."La mayoría de las personas no estudia ese sótano, y quien no conoce sus cloacas termina ahogándose en ellas"...duro pero cotidiano...Mr Hyde reinando...

    En otras cuestiones no coincido,
    Azucena diría hoy, me piensan en mí, en relación a:
    "Yo es otro", hace referencia a la complejidad de la identidad y no a su ausencia, a la posibilidad de pensarse, sentirse, actuarse en correspondencia a diversas visiones, alimentadas sí por otredades, y no como he interpretado que sumercé lo planteó.
    Respecto a... "Esa distancia entre lo que yo quiero ser y lo que puedo ser es el inconsciente"... asociaría más el inconsciente a la mezcla de los dos elementos que sumercé toca, y además, acompañados de pensares, actuares, sentires... pasados por el cedazo de la moral. Algo así.

    Un abrazo, sumercé.
    Gracias por escucharme.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Basta con hablar de nuestro particular caso... Colombia nunca ha sido tan inculta como ahora, es un país que durante muchos años ha sido gobernado por infames, analfabetos y acomplejados, y la población es peor, es un hervidero de autistas consumidores de mierda y porqueria televisiva, ignorantes hasta más no poder, pretenciosos, egoístas, que desconocen la otra violencia, la violencia transpolitica, la que anida en cada uno de ellos. La utopía de la paz es un todo, no una parcialidad... La especie humana debería desaparecer, debería inmolarse en una hoguera para purificar la corrupción que ha provocado su codicia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezar por hacer una auto-crítica a fondo sería un buen comienzo. Pero ya no lo haremos... Saludos, MM...

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Hola Mario.
    (Tal vez este no sea el espacio para esto, pero no sé de otro lugar para contactarte)

    Soy estudiante de sociología de la Javeriana, y estoy haciendo un artículo sobre las manifestaciones estudiantiles en el siglo XX (30's - 70's) el tema va encaminado a la auto-legitimación de la violencia del estado (gracias a que tienen dicho monopolio) y la especialización de la misma a lo largo de los años, me gustaría si es posible hacerte una entrevista sobre este tema...

    Quedo muy atenta.
    Gracias de antemano.

    PD:¡gracias por cobro de sangre, me cambió la vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buen tema... El problema, María, es que lanzo nueva novela en dos semanas y empieza la feria del libro. No tengo un minuto. Si puedes acercarte el viernes 22 a las 5:00 pm al stand principal (pabellón 6) de Planeta en la feria, allí estaré conversando con algunos lectores antes del lanzamiento del sábado 23... Saludos, MM...

      Eliminar
    2. Muchas gracias por responder Mario, allá nos veremos ¡saluudos!

      Eliminar
  12. En la idea de ésas relaciones duales, quizás dicotómicas, también se me ocurre una analogía literaria: el hombre y el animal que muestra Hesse en el maravillosos Lobo estepario. Es el instinto descontrolado, el apetito, la voracidad, la crueldad, la indiferencia, contrapuesta a la espiritualidad, a la sensatez, a la cordura. El hombre moderno es en palabras de algún cuento clásico un "lobo feroz" y es, también, la victima de ese lobo. Como el uróboros que se devora a sí mismo. En un libro espléndido, se muestra una radiografía desgarradora de todo ello, o beuno, en dos, ambos de Sabato: Antes del fin y Hombres y engranajes. Me los recordó su texto. al leerlos, uno no pude dejar de sentir que la más grande batalla que haya podido dar el ser humano, estaba perdida desde el principio.
    Éxitos, Mario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la principal batalla era contra nosotros mismos y todo indica que ya la perdimos... Saludos, MM...

      Eliminar
  13. Me parece que la cuestión en parte, es aceptar esa sombra que somos y que hace parte de nuestra condición y que suele oscilar en esos actos cotidianos que intentan redimirnos. Aparte, quisiera saber si ¿la idea que planteas sobre “yo es otro”, puede tener alguna relación con la idea que se menciona sobre la obra de Borges en el sentido de que “un hombre es todos los hombres”?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado así, pero podría hacerse, claro. Soy los otros. Buen punto... Saludos, MM...

      Eliminar
  14. Bueno día Mario
    Hoy me dediqué a mirar el Blog, sobretodo me fascinó Ara Malikian ¡que energía transmite!
    También lo de Manfred Max me gustó, no lo conocía.
    Mientras leía esto de Mister Hyde recordé la tesis del Mito del Yo de Llinas, el dice "el yo es un estado funcional del cerebro nada mas ni nada menos". Lo restante es místico y de difícil alcance, pero yo como solitario he llegado al punto de encariñarme profundamente con esa parte restante. Supongo que es una buena señal... Y complemento la frase "yo es un otro" con una de Sartre que ayer leí "un hombre es lo que hace con lo que hicieron de el"
    Esta vez sí iré a la feria del libro a conocerlo ¡Por fin! Y espero con ansias el nuevo libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buenas referencias. Nos vemos en la feria, claro que sí... Saludos, MM...

      Eliminar
  15. Hay algo que no entiendo Mario, o sólo no estoy seguro, no se. Crees tú que en realidad ya no hay nada que hacer? Que las personas se dejarán tragar de esta oleada de maldad y se destruirán unos a otros? Se sabe que la pérdida del discernimiento es una de las principales razones de la pérdida del camino, esa carencia nos convierte en entidades ciegas y nos hace ver cómo individuos separados y ajenos del todo. A que va esto, quiero tu opinión, tu has vivido más tiempo que yo, y tus libros dieron en la yaga del auto conocimiento para mi, lo que me hacía falta por conocer (en la curiosidad de mi ser, osea nunca acabaré de aprender, claro) Te respeto y admiro por eso, por fin se por donde buscar para leer, le cogí un gusto increíble a leer, estoy muy agradecido. Pero quiero tu opinión, también creo que todo está perdido cuando lo analizo mucho, pero el amor en mi vida se ha reflejado como algo que todo lo puede, que rompe cualquier ilusión del mundo, ver gente buena y trabajadora me llena un poco de esperanza, como mis viejos, como si hubiera algo que nos rescate de toda esta podredumbre. Que vale la pena vivir libres y aunque algo indignados, no sentirnos ajenos a esta gran responsabilidad que tenemos. Quisiera saber si de verdad crees que no hay ningún tipo de esperanza contra este ente oscuro, pecaminoso e irracional al cual llamas aquí "Míster Hyde"

    Saludos

    Roosevelt Blanco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cifras de contaminación del planeta, de exterminio de las otras especies, de cambio climático, de escasez de agua, de multiplicación de conflictos, de migraciones de víctimas, son todas desastrosas. No es posible mentir diciendo que vamos mejorando. Y seguimos reproduciéndonos a niveles enfermizos. En este mismo blog encontrarás varias columnas al respecto. Eso no quiere decir que no seamos capaces de resistir en un marco pequeño, en un radio de acción modesto. Eso es para mí la literatura: pura resistencia entre lectores y escritores. Gente que se niega a hacer parte de los modelos inhumanos y bélicos mundiales. Eso es.
      Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Mario, eso quería leer. Osea que si, si hay esperanza. Seguimos resistiendo. Gracias :)

      Roosevelt

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  17. mister hyde no fue el cuento en el que se inspiro campo elias para cometer esa matanza ,es triste ver como esta sociedad va en decadencia y es verdad mario lo que planteas en tus libros necesitamos generaciones consientes de ya no reproducirse mas. espero que venga tiempos mejores tengo la esperanza de que la tierra algun dia se va a cansar de tanta cosa y cobrara venganza supongo yo mientras tanto hay que leer y escribir y procurar por dejar un huella en los demas cambiar la mentalidad de alguien ya que para mi es el unico escape a tanta atrocidad gracias mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese día podría uno nombrarlo como el comienzo de esta era nefasta... Saludos, MM...

      Eliminar
  18. Esa dicotomía plena de entender, crear, trabajar y formularse en un campo de acción determinado para pertenecer, donde se debe renunciar a su libertad para no ser excluido. La muestra de la mitad de quien eres como individuo. La otra cara, la que se muestra sin límites, sin restricciones, dejándose llevar por la estrategia y el beneficio propio. La pregunta es ¿cuál de las dos caras es legal y legítima? ¿Cuál es legal más no legitima? Y ¿Cuál es legítima es su acción pero no es legal en el campo de acción?.
    La historia es cuerpo, y en nuestro cuerpo está la esencia de nuestras dos facetas de ese juego binario y de esa interpretación de lo sensible y las experiencias. Podría decir que dr jekyll and mr Hyde es la representación de lo legal y legitimo en una sociedad de consumo como la es hoy, donde se persigue y te venden; donde se generan resistencias desde toda pugna de poder.
    Maestro, espero que todo se encuentre bien. Después de un largo trabajo, formándome con las comunidades del sur del Putumayo vuelvo renovado, muriendo las veces que sean necesarias, encontrándome con mi mismo. Vuelvo a ser parte de esta resistencia. Espero se acuerde de este humilde servidor.
    Con mucho entusiasmo y resistencia nos veremos en la feria.
    Andrés Orozco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra volver a saber de ti, Andrés. Vamos y venimos por el laberinto. No hay antes ni después, arriba ni abajo... Nos vemos en la feria, claro que sí... Abrazos de bienvenida, MM...

      Eliminar
  19. Esa dicotomía plena de entender, crear, trabajar y formularse en un campo de acción determinado para pertenecer, donde se debe renunciar a su libertad para no ser excluido. La muestra de la mitad de quien eres como individuo. La otra cara, la que se muestra sin límites, sin restricciones, dejándose llevar por la estrategia y el beneficio propio. La pregunta es ¿cuál de las dos caras es legal y legítima? ¿Cuál es legal más no legitima? Y ¿Cuál es legítima es su acción pero no es legal en el campo de acción?.
    La historia es cuerpo, y en nuestro cuerpo está la esencia de nuestras dos facetas de ese juego binario y de esa interpretación de lo sensible y las experiencias. Podría decir que dr jekyll and mr Hyde es la representación de lo legal y legitimo en una sociedad de consumo como la es hoy, donde se persigue y te venden; donde se generan resistencias desde toda pugna de poder.
    Maestro, espero que todo se encuentre bien. Después de un largo trabajo, formándome con las comunidades del sur del Putumayo vuelvo renovado, muriendo las veces que sean necesarias, encontrándome con mi mismo. Vuelvo a ser parte de esta resistencia. Espero se acuerde de este humilde servidor.
    Con mucho entusiasmo y resistencia nos veremos en la feria.
    Andrés Orozco

    ResponderEliminar
  20. ¿En qué momento se deja de ser polivalente, para terminar siendo un animal más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el momento en que los demás dejan de importarte...
      Saludos, MM...

      Eliminar