2 jun. 2016

[REPORTAJE] Cárcel La Modelo (Colombia)






Esto es el horror puro y duro. Una violación sistemática de todos los derechos de los reclusos. Y una bomba de tiempo que tarde o temprano estallará de la peor manera. Entonces será tarde para quejas y lamentos...

15 comentarios:

  1. Un pequeño cuento para un gran escritor.

    http://participesdeloimpune.blogspot.pe/2016/05/bienvenidos-bolivia.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Todos necesitamos ser Bolivia un ratito..."... Qué buena frase... Me alegra que vaya a ser publicado... Saludos, MM...

      Eliminar
  2. Buen día,

    lo extraño sería que con las condiciones que sufrimos en el país las cárceles presentaran otra condición.

    Me parece muy injusto que ahí estén personas que aún no han sido juzgadas. Ante los ya juzgados, me duelen los que siendo inocentes son declarados culpables (como me duelen los culpables que presumen su libertad). Pero también me duele que con nuestro dinero tenemos que sostener zánganos que mataron a mi vecino, violaron a mi hermano, robaron el trabajo de mi compañero. No me alegra ese hacinamiento, como tampoco el hambre y la pobreza afuera. Por el contrario me duele mucho la visión facilista de meter a alguien que necesita ayuda entre unas paredes a rumiar su dolor y aumentar su deseo de destruir. ¿No debería iniciar un tratamiento especializado? ¿No dederìa trabajar para proporcionarse su alimento, vestido, vivienda? como todo ser humano "normal" ¿No debería hacer un aporte proporcional al daño causado?



    Un abrazo, sumercé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es deber del Estado facilitar, justamente, esa recuperación, esa reinserción social: brindar estudio y trabajo, tratamientos, acompañamientos. Por el hecho de haber delinquido o cometido un error no se pierden los derechos humanos. Como sociedad estamos en el deber de aportar para que ese retorno de los infiernos sea posible. Pero si la sociedad que está libre actúa con mezquindad moral y con deseos de venganza, ¿cuál es la diferencia entonces entre los delincuentes detenidos y la sociedad civil que está afuera?
      Abrazos, Azu,
      MM.

      Eliminar
  3. El juicio y la ley ¿no es una venganza consensuada y normalizada?

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. La moral no puede adquirir el carácter de mezquina por sí misma... lo determina el sujeto...

    La sociedad civil es maltratada no sólo por el estado y sus mecanismos de represión si no que además es golpeada por una parte de la misma sociedad... ¿no tiene derecho a buscar un equilibrio? ¿se convierte en delincuente por buscar ese equilibrio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La justicia se apega a una Constitución. La venganza es un instinto primitivo de ojo por ojo. Es así como una sociedad se queda ciega... Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Conozco Constituciones ciegas, de ciegos para supuestos videntes...

      Eliminar
  6. Parecería un sueño, pero no. En carceles argentinas, en Pereira y Manizales...en la India con nueve mil presos hacinados...en las prisiones más peligrosas de USA ya lo han practicado. Les dejo el link, ojalá lo vieran. Saludos.

    https://youtu.be/WkxSyv5R1sg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravilloso... Se lo voy a pasar ya mismo a Densho... Saludos, Aleja, MM...

      Eliminar
  7. Hola Mario, soy estudiante de trabajo social y he tenido la fortuna de estar realizando mi practica profesional en la cárcel la picota. Por que digo fortuna? Porque los aprendizajes, las experiencias y el cambio de visión que te da estar dentro de una cárcel desarrollando una labor en pro de los internos es algo que no tiene palabras. El tema del documental me toca de manera especial, por varias razones, la primera si bien es realizado por un grupo de periodistas españoles me parece un tanto victimizante y no se si decirlo selectivo el mostrar en gran manera las condiciones difíciles que tienen estos ciudadanos en especial, ya que esto no es un problema de solo ellos es de miles de colombianos, italianos, rumanos, asiáticos y de muchas partes del mundo que desafortunadamente no tienen el dinero para pagar por los beneficios normales a la mafia que maneja todo adentro de los establecimientos. Aclarado esto, hablo de las mafias porque es muy diferente estar haciendo un trabajo periodístico por unos pocos días... A tratar más 25 horas a la semana con internos de todas las edades, de todos los delitos y de todos los patios... Es indignante conocer que la mano negra detrás de muchos de los vejámenes que tienen que sufrir estas personas es la misma que habla de unos principios de "resocializacion y justicia", donde se tienen que pagar mínimo 10 mil pesos para poder dormir en el piso.
    Rescató de manera especial el hecho de que el documental muestre de manera tan real y a carne viva, las condiciones de salubridad, hacinamiento y demás que deben vivir estas personas a diario. Ya que esto nos permite conocer a los ciudadanos del común esos que no nos imaginamos entrar a una cárcel ni por chiste, que allá dentro existen seres humanos como cualquiera de nosotros que por x o y razón de la vida tomaron decisiones que los llevaron a ese lugar pero eso no les quita el derecho de tener una vida carcelaria digna. Para finalizar solo es mi deseo invitar a cada persona que lee este blog a tener una percepción distinta de estos lugares y de muchas de las personas que allí están, allí dentro existen seres humanos con un corazón hermoso... Con sueños, con miedos, con anhelos, con lágrimas, con historias que se pueden parecer a la nuestra pero que muchas veces no es contada porque ellos sienten el miedo y el dedo acusador de miles de personas que creen ser superiores que ellos....no hablo de aceptar el crimen.... Hablo del perdon...de la resiliencia... De construir vida y no muerte... Un abrazo enorme Mario....

    ResponderEliminar
  8. Hola Mario, soy estudiante de trabajo social y he tenido la fortuna de estar realizando mi practica profesional en la cárcel la picota. Por que digo fortuna? Porque los aprendizajes, las experiencias y el cambio de visión que te da estar dentro de una cárcel desarrollando una labor en pro de los internos es algo que no tiene palabras. El tema del documental me toca de manera especial, por varias razones, la primera si bien es realizado por un grupo de periodistas españoles me parece un tanto victimizante y no se si decirlo selectivo el mostrar en gran manera las condiciones difíciles que tienen estos ciudadanos en especial, ya que esto no es un problema de solo ellos es de miles de colombianos, italianos, rumanos, asiáticos y de muchas partes del mundo que desafortunadamente no tienen el dinero para pagar por los beneficios normales a la mafia que maneja todo adentro de los establecimientos. Aclarado esto, hablo de las mafias porque es muy diferente estar haciendo un trabajo periodístico por unos pocos días... A tratar más 25 horas a la semana con internos de todas las edades, de todos los delitos y de todos los patios... Es indignante conocer que la mano negra detrás de muchos de los vejámenes que tienen que sufrir estas personas es la misma que habla de unos principios de "resocializacion y justicia", donde se tienen que pagar mínimo 10 mil pesos para poder dormir en el piso.
    Rescató de manera especial el hecho de que el documental muestre de manera tan real y a carne viva, las condiciones de salubridad, hacinamiento y demás que deben vivir estas personas a diario. Ya que esto nos permite conocer a los ciudadanos del común esos que no nos imaginamos entrar a una cárcel ni por chiste, que allá dentro existen seres humanos como cualquiera de nosotros que por x o y razón de la vida tomaron decisiones que los llevaron a ese lugar pero eso no les quita el derecho de tener una vida carcelaria digna. Para finalizar solo es mi deseo invitar a cada persona que lee este blog a tener una percepción distinta de estos lugares y de muchas de las personas que allí están, allí dentro existen seres humanos con un corazón hermoso... Con sueños, con miedos, con anhelos, con lágrimas, con historias que se pueden parecer a la nuestra pero que muchas veces no es contada porque ellos sienten el miedo y el dedo acusador de miles de personas que creen ser superiores que ellos....no hablo de aceptar el crimen.... Hablo del perdon...de la resiliencia... De construir vida y no muerte... Un abrazo enorme Mario....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, así es. Trabajé en La Picota también unos meses y de allí salió la crónica de Klauss Salcedo. En cuanto al documental, supongo que ellos hicieron énfasis en su gente porque era una producción española y porque esas mafias de las que hablas tampoco dejan rodar sin su autorización... Saludos, MM...

      Eliminar