26 jul. 2016

La melancolía de los feos de Mario Mendoza

17 comentarios:

  1. Me encantaría, aunque se ve el cambio de estética, que retomaras la saga de Bogotá, que revivieras a Sinisterra, o una segunda novela de Frank Molina, tal vez se una petición algo impertinente, pero sería fabuloso, saludos Mario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota, Andrés, tomo nota... No he dejado a Frank del todo... Saludos, MM...

      Eliminar
    2. Nos enseñaron que el otro es el enemigo... y el único con poder de destrucción ilimitado es uno mismo... sin el otro no puedo encontrarme, en el otro me veo, con él amo, perdono y vivo... el otro es la evidencia de mí.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Sabias palabras, Azu... Saludos, MM...

      Eliminar
  2. Hola, nunca te he leído pero acabo de ver la entrevista que te hizo marlon Becerra y me gustó lo que dijiste. Yo quisiera contarte mi historia de soledad y lucha, tal vez podría servirte de algo o tu a mi. También quisiera preguntarte qué tanto daño nos pueden hacer nuestros padres con el amor y cuidados excesivos y de que manera nos afecta en la adultez. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Hola, nunca te he leído pero acabo de ver la entrevista que te hizo marlon Becerra y me gustó lo que dijiste. Yo quisiera contarte mi historia de soledad y lucha, tal vez podría servirte de algo o tu a mi. También quisiera preguntarte qué tanto daño nos pueden hacer nuestros padres con el amor y cuidados excesivos y de que manera nos afecta en la adultez. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es clave revisar todo lo sucedido durante esos años. Muchas de las claves de la vida sentimental, de los estados de ánimo deplorables y de los procesos autodestructivos están justamente ahí... Saludos, MM...

      Eliminar
    2. Hola, gracias por responder, eso demuestra don de gentes. Con respecto al tema, es complicado en mi caso siento que me ha afectado mucho esta situación con mi madre, tengo 38 años y aunque soy un mujer fuerte, se que ella ha truncado lo que yo hubiera o quiero ser.

      Eliminar
    3. Siempre hay tiempo de timonear, de elegir la ruta a recorrer... Saludos, MM...

      Eliminar
  4. El detonante puede activarse en cualquier momento y este libro te estallara en la cara. Lo que quede de ti después de la última página, será un cadáver.
    Tomar el riesgo de abrir la puerta a sus personajes, es decender con ellos por el abismo, recorrer los campos ocultos que se albergan en lo mas profundo de la mente, y descubrir que quien nunca conoció sus cloacas internas tiene el riesgo de fallecer en ellas.
    A la final los libros no dejan de ser espejos, sólo se ve en ellos lo que uno ya lleva dentro. Aun recuerdo la sensación de pasear por los pasillos de un hospital de caridad, tropezando entre las camillas, intentando recuperar el aliento y sobrevivir a la muerte que se llevaba una versión de mí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los libros son espejos y son lupas que permiten observar en detalle aquello que parecía minúsculo. Por eso a veces dan tanto miedo, porque nos agigantan nuestros horrores más internos... Saludos, MM...

      Eliminar
  5. Hasta que la vida me golpeó una vez más y creo que me ha dolido mucho más, soy músico mi querido amigo y las notas más melancólicas y tristes invaden mi existencia, no sé qué tan terrible sea pero saldremos adelante, leer es resistir. Ahora, ese será mi lema, mi trinchera por las flechas han sido muy fuertes. No sé porque vine a contarte todo esto, pero así me desahogo, saludos mi escritor favorito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los obstáculos están ahí para poner la mano sobre ellos, impulsarse y echar un vistazo a ver qué hay allá, del otro lado... Saludos, MM...

      Eliminar
  6. Mi querido Mario antes que nada quiero decirte que eres mi escritor favorito, que has cambiado mi vida y te lo agradezco, he leido casi todos tus libros y cada uno de ellos ha quedado en mi como una huella imposible de borrar, hoy he comenzado a leer la melancolía de los feos, fue mi regalo de navidad y no he podido contener las lagrimas, me has atrapado nuevamente. Mil y mil gracias por darnos estos regalos tan preciados. He visto todas tus entrevistas y por momentos le agradezco a la vida que hayas tenido que vivir todo lo que has vivido porque de alguna manera gracias a eso escribes de esta forma tan maravillosa.
    Feliz navidad y nuevamente gracias por todo.

    Pdt. Espero que tengas la oportunidad de ir a Buenos Aires para verte y agradecerte en persona todo lo que tus libros me han ayudado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que así haya sido. Los libros como nuestros cómplices más fieles...
      A finales de febrero estaré por allá. De pronto logramos tomarnos un café.
      Felices fiestas, MM.

      Eliminar
    2. Me alegra que así haya sido. Los libros como nuestros cómplices más fieles...
      A finales de febrero estaré por allá. De pronto logramos tomarnos un café.
      Felices fiestas, MM.

      Eliminar