15 ago. 2016

Mensajes





En 1974 se reunieron varios astrónomos de las mejores universidades del mundo y decidieron que sí era posible que allá afuera, en el universo, existieran otras especies de seres inteligentes como el hombre. Entre miles de millones de estrellas y planetas, era imposible que sólo hubiera florecido la vida en la Tierra. El problema era cómo enviar un mensaje, como lanzar al universo una información sobre nosotros. Era como arrojar al mar un mensaje en una botella y esperar que llegara a la costa indicada.
Los encargados de esa misión fueron Frank Drake y Carl Sagan. Diseñaron en lenguaje binario un mensaje en el que explicaban nuestra constitución atómica, datos de nuestro ADN, dónde estaba ubicada la Tierra en el sistema solar y qué tipo de antena parabólica iban a utilizar para comunicarse. Eligieron el radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, que tenía una antena de 300 metros de diámetro, y dirigieron el mensaje hacia la constelación de Hércules, a un cúmulo de estrellas denominado M13. El hecho fue registrado por todos los medios de comunicación del mundo. Era nuestro primer mensaje en busca de amigos en la inmensidad del cosmos.
Como se trataba de comunicarse con planetas que estaban a miles de años luz, los científicos creyeron que si algún día nos llegaba una respuesta, eso sería en cuarenta o cincuenta mil años. Para ese entonces, quién sabe incluso si todavía existiéramos sobre la faz de la Tierra.
Pero dos años después, en 1976, empezaron a presentarse unos extraños sucesos. Unos dibujos geométricos de una perfección inusual aparecieron en campos de cultivo en Inglaterra. No se sabía quién los había hecho ni cómo. Los granjeros se iban a dormir y de pronto, a la mañana siguiente, aparecían en sus plantaciones esos dibujos cósmicos, estelares. Nadie había visto nada, no había testigos, los perros de guardia no habían ladrado, las patrullas que a veces vigilaban en la noche o a la madrugada habían reportado normalidad absoluta. Entonces, ¿quién había logrado trazar esos dibujos, muchos de ellos gigantescos, en medio de la oscuridad?
Durante años, las figuras continuaron apareciendo en distintos países ubicados en, por lo menos, tres continentes distintos. Un par de campesinos intentaron desacreditar la perfección y el origen no humano de esos mensajes, diciendo que, con dos tablones caseros, eran ellos mismos quienes habían trazado las figuras entre los trigales. Pero no dejaba de ser una explicación burda que servía para  tres o cuatro de los dibujos menos complejos. La verdad es que había imágenes impactantes, de cientos de metros de longitud y anchura, que parecían haber sido esbozadas desde arriba, desde una perspectiva que implicaba estar flotando en el aire.
El astrónomo Carl Sagan había advertido ya que, en caso de una comunicación con seres de otro planeta, muy seguramente el lenguaje utilizado sería la geometría, el álgebra, las matemáticas. Es decir, los números, las distancias, el equilibrio. Y eso fue lo que sucedió con exactitud. Los dibujos son no solo de una perfección matemática sorprendente, como si nos estuvieran transmitiendo un secreto universal, sino que también son trazos bellos, auténticas obras de arte.

Hay algo mágico en esto de enviar mensajes al espacio, como si se tratara de una botella lanzada al mar por un grupo de náufragos. Pero hay algo aún más misterioso en empezar a sospechar que otros también nos están enviando sus mensajes para que reconozcamos su presencia.



13 comentarios:

  1. Sería descabellado pensar en lo contrario. Ahora, puede que no lleguemos a comprobar la existencia de vida inteligente, de seres como nosotros, pero la VIDA, en el sentido estricto de la palabra, es claramente posible. Microorganismos habrán y eso ya es la prueba de que no somos los únicos.
    Y si más allá hay vida inteligente, ya hemos imaginado sociadades muy adelantadas a la nuestra, pero pocos han aventurado la posibilidad de una sociedad más atrasada. Esto último es posible, y si se considerara con la fuerza suficiente, no demorarían los gobiernos manifestar su deseo de plantar sus banderas y colonizar. Qué peligroso sería darnos cuenta de que podríamos estar más adelantados que otras razas alienígenas.
    Recordé "Señales", la película de Shyamalan. Qué inteligente película. De lo mejor que ha dado el cine de ciencia ficción y suspenso.
    Saludos, Mario.

    -Mauro Vargas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho hay varias noticias de microbios y bacterias encontrados en meteoritos... La vida viajando de modos extraños y misteriosos a través del cosmos...
      Cómo olvidar esa película... Ojo a Midnight Special, la última película de Jeff Nichols... Voy a colgar aquí los trailers de esa y de Take Shelter para que la gente las registre y les eche un vistazo... Vale la pena...
      Saludos, Mauro, MM...

      Eliminar
    2. ¡Sí! La vi hace algunos meses. ¡FANTÁSTICA! Ciencia ficción de altura. Muy Bradbury. Menos navecitas y explosiones, más argumentos. El final, increíble. La comenté en el blog, por si quieres pasar, Mario.
      Gracias por la recomendación.

      Eliminar
    3. Midnight Special es la que vi. Take Shelter no la conocía. La buscaré. Gracias.

      Eliminar
    4. Leí tu reseña. Muy buena. Intenté dejarte un comentario pero el sistema no me lo permitió... Saludos, MM...

      Eliminar
    5. Leí tu reseña. Muy buena. Intenté dejarte un comentario pero el sistema no me lo permitió... Saludos, MM...

      Eliminar
    6. Qué raro. Voy a ver de qué se trata. Gracias por pasar.

      Eliminar
  2. Mario no sabes la gracia que me causa esta nota. Al chico le encanta cosmos, tiene la serie y me hace ver uno o dos capitulos diarios... me acorde de un capitulo en el que carl sagan cuenta como cuando se descubrio el microscopio y miraron la primera gota de agua, el shock de ver que esa agua que parecia esteril en realidad estaba llena de criaturas fue enorme y algun colega tuyo llego a armar una historia sobre un hombre que miraba por un microscopio y se enamoraba de una mujer diminuta que habitaba en una celula. Y es que reflexionando, me doy cuenta que el amor es el primer viaje a otro mundo.. lo sabre yo que estoy enamorada de un marciano...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la inteligencia no es la capacidad de razonamiento abstracto. La inteligencia es imaginación...
      Saludos, MM...

      Eliminar
  3. hola Mario eres un escritor fabuloso y me encanta tu ultima obra me encantaría poder entrevistarte soy un estudiante del colegio de la salle de zipaquíra del grado décimo y me encantaría entrevistarte y poder compartir esta linda experiencia con mis compañeros

    ResponderEliminar
  4. Estimado Luis Felipe, el único problema es que ya estoy en plena gira con esta última novela y mi tiempo en Bogotá es escaso. Quizás en la tercera semana de septiembre, el día 22, que tengo el evento con Benito Taibo. Unos minutos antes hacemos la entrevista. Me escribes por esos días y miramos a ver si lo logramos... Saludos, MM...

    ResponderEliminar
  5. Hola Mario,
    No sé si hayas visto la Película "Contacto", dirigida por Robert Zemeckis y basada en el libro de Carl Sagan que lleva el mismo nombre. Tanto en el libro como en la película se produce la aparición de una inteligencia extraterrestre. Sin duda que ante ellos nuestra imagen como especie sería bastante particular desde muchos puntos de vista: agotamos nuestros únicos recursos en este planeta de manera desproporcionada, matamos a otras especies e incluso nos matamos entre nuestra propia especie, agredimos a nuestro planeta y único hogar... Sinceramente no veo un camino a que esto cambie. Como especie ¿Fracasamos?
    Un fuerte saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tengo pendiente hace rato y nada que la veo. Gracias por el recorderis... Saludos, MM...

      Eliminar