2 oct. 2016

Perdimos

Y bueno, somos una minoría. Habrá que buscar una manera de encajar la derrota con lucidez. Qué duro. Qué dolor.
Un abrazo solidario para todos,
Mario

56 comentarios:

  1. Que vergüenza lo bajo que hemos caído, es triste ver que en las zonas más afectadas por la guerra dieron paso al perdón y aceptaron votando sí, pero aquellos que solo la han vivido desde la comodidad de un sofá frente a un televisor deciden que aquellos de bajos recursos son quienes deben seguir matándose por una guerra absurda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Qué será de los jóvenes y de las futuras generaciones? Qué podemos esperar ahora? Todo esto nos deja un gran sinsabor y una tristeza inmensa en el alma.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este momento es como cuando te preguntan qué harías si tuvieras una hora de vida. Darle un beso en la boca a quien me gusta y hacerle el amor hasta la locura, bailar música de los Beatles, correr lo que pueda por los sitios que más me gustan vestida con mi falda más hermosa. Y saltar al vacío.

    ResponderEliminar
  5. Qué golpe tan duro. Prefiero no decir nada en este estado de postraciòn... Abrazos para todos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Mario Mendoza: escuché su video en facebook. No sabía quién es usted, pero cuando lo escuché cómo y por qué argumentaba por el "SI"me pareció un discurso emotivo, congruente e importante.Me gustó mucho lo que dijo, porque con sus leves variaciones, podría estar hablando también de México, que es donde yo vivo. Lo felicito por su mensaje, y pienso que el SI que obtuvieron no es desdeñable. Quizá cueste aún más tiempo para la paz, pero las FARC y el gobierno se muestran proclives a ello. Creo que a pesar del plebiscito, la paz debe continuar, ser alimentada.Platique de ello a los jóvenes, a todos! Felicidades por su mensaje y desde YA buscaré saber más de usted. Saludos.

      Eliminar
  6. Qué golpe tan duro. Prefiero no decir nada en este estado de postraciòn... Abrazos para todos...

    ResponderEliminar
  7. Qué dolor... sólo les duele la guerra a las víctimas directas... qué vergüenza ante el mundo y ante nuestros hijos... tantas mentiras absurdas, y las creyeron...
    Hay que seguir apoyando la paz... no sé cómo... aún no supero los resultados...

    ResponderEliminar
  8. Todo el día fuera, sin radio, ni un medio por el cual ir siguiendo los resultados. Ahora: la sorpresa, la rabia, la impotencia, la angustia, el desconcierto... el llanto.

    ResponderEliminar
  9. Es increíble como los colombianos se dejaron engañar, tantas cosas salieron mal. Por un lado los que botaron no engañados o los que botaron sin haber leído los acuerdos. Aunque es aun mas triste saber que estaba mas interesda la población internacional sobre esta desición que los mismos colombianos, la abstinencia fue tan alta. La influencia de Uribe, etc. Un Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Mario. Debemos levantarnos y seguir buscando ese ideal: la paz, de lo contrario la vida no tiene sentido. Ahora más que nunca hay que seguir y con todas nuestras energías.



    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Mario. Debemos levantarnos y seguir buscando ese ideal: la paz, de lo contrario la vida no tiene sentido. Ahora más que nunca hay que seguir y con todas nuestras energías.



    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Mario, como usted dice, es mejor callar en este momento de profunda sorpresa. Quedé estupefacto al ver los resultados. Apele a los términos técnicos de la estadística para pensar que fue un empate... Pensé que pedirian un recuento de votos, son solo 50 a 60 mil los que están mal contados... Siento un odio visceral por los que promovieron la campaña contra el NO y que deben estar regocijándose con su triunfo... Finalmente, llego a la infeliz conclusión, somos una especie condenada a su extinción, como diría Gabriel García Marquez al final de Cien años de soledad "LAs estirpes condenadas a cien años de soledad no tienen una segunda oportunidad sobre esta tierra"

    ResponderEliminar
  14. Es increíble como los colombianos se dejaron engañar, tantas cosas salieron mal. Por un lado los que botaron no engañados o los que botaron sin haber leído los acuerdos. Aunque es aun mas triste saber que estaba mas interesda la población internacional sobre esta desición que los mismos colombianos, la abstinencia fue tan alta. La influencia de Uribe, etc. Un Abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. No, profe, no somos una minoría. La diferencia fue muy pequeña. Nuestro mandato también cuenta. No hay que perder la esperanza. El gobierno, las FARC y la oposición van a tener que trabajar duro para lograr un acuerdo que satisfaga a todos. No todo está perdido! Es más, si le soy sincerísima, creo que es mejor que haya "ganado" el NO. A los obtusos que apoyan el NO les hubiera costado mucho aceptar el triunfo del SI. Ahora, ya no tienen excusas. Las partes negociadoras ya dijeron que le seguirán trabajando al proyecto de la paz, y a los opositores no les queda otra que ponerse a trabajar en serio para demostrar que de verdad no están en contra de la paz. Se han quedado desnudos, expuestos. El mundo entero los estará observando, y también nosotros, el 49%. Que comiencen a sacar todas sus alternativas brillantes. Que ahora sí digan a ver cómo es que se hace.

    ResponderEliminar
  17. Qué horrible decepción. Lo más chistoso es que las FARC insisten en negociar la paz a pesar del resultado. Ahí se deja ver el colombiano y su sed de violencia.

    -Mauro Vargas.

    ResponderEliminar
  18. Yo, la verdad, no logro recuperarme de la desilusión. Recordé lo que nos sucedió con la Ola Verde hace unos años. Creo que Isabel Mendoza, aquí arriba, tiene la clave. Es una buena posición para enfrentar este golpe tan duro.
    Yo estoy en la Costa Caribe trabajando en promoción de lectura y ayer tomé dos vuelos para ir a votar. Hoy les hablo a unos jóvenes en pocas horas y no sé qué voy a decirles.
    Abrazos grupales, Mario.

    ResponderEliminar
  19. Yo, la verdad, no logro recuperarme de la desilusión. Recordé lo que nos sucedió con la Ola Verde hace unos años. Creo que Isabel Mendoza, aquí arriba, tiene la clave. Es una buena posición para enfrentar este golpe tan duro.
    Yo estoy en la Costa Caribe trabajando en promoción de lectura y ayer tomé dos vuelos para ir a votar. Hoy les hablo a unos jóvenes en pocas horas y no sé qué voy a decirles.
    Abrazos grupales, Mario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdon a todos, pero en realidad los ojos se humedecen por la tristeza que se tiene tras este golpe tan bajo, y en estos momentos ciento tanta incertidumbre, no pude dormir bien, y esa extraña sensación de no saber cual es el paso a seguir para este país, porque tras de que no va hacer facil recuperarnos de esto nos despertamos con los anuncios de la nueva reforma tributaria, que la tenian para comenzar a trabajar esta semana ya con el camino hacia la paz con las Farc mas clara... No estoy dispuesto a esperar a que otro venga y arregle este mierdero de país, seguire en resistencia y buscar en el silencio mi bienestar. Gracias.

      Eliminar
    2. Perdon a todos, pero en realidad los ojos se humedecen por la tristeza que se tiene tras este golpe tan bajo, y en estos momentos ciento tanta incertidumbre, no pude dormir bien, y esa extraña sensación de no saber cual es el paso a seguir para este país, porque tras de que no va hacer facil recuperarnos de esto nos despertamos con los anuncios de la nueva reforma tributaria, que la tenian para comenzar a trabajar esta semana ya con el camino hacia la paz con las Farc mas clara... No estoy dispuesto a esperar a que otro venga y arregle este mierdero de país, seguire en resistencia y buscar en el silencio mi bienestar. Gracias.

      Eliminar
  20. Debemos sentirnos muy bien por ser parte de esos seis y medio millones de colombianos que le apostamos a la verdad, al perdón, a la integridad. Mario, nos has enseñado a resistir; con la literatura, el arte, la poesía y mucho valor vamos a seguir haciendolo. Un abrazo muy fuerte a todos,
    Aleja

    ResponderEliminar
  21. Qué tristeza infinita Mario , hoy por hoy me doy cuenta que merecemos lo que nos toca vivir , como es posible que un país le de la espalda a poder reparar y mejorar la vida de cientos de víctimas del conflicto , víctimas que apoyaron 100% el acuerdo , como es posible que los que no fueron víctimas directas del conflicto no apoyaran ese gran paso , hoy siento tristeza porque quería que mis sobrinos amanecieran en un país con un poco más de esperanza,me da pena con la gente de Toribio y la gente del choco , me da tristeza que la esperanza de un país se quedara en el aire , pero lo que más me entristece es ver que somos un país polarizado ( por el resultado ) y un país al que le importa cinco el futuro ( lo digo por los abstencionistas ) , un país lacayo de la camandula , no soportamos las diferencia , nos aterra que otro ame a quien se le dé la gana , somos un país doble moral , ayer la diferencia fue mínima , pero la indiferencia fue enorme.

    ResponderEliminar
  22. Creo que las palabras no alcanzan para expresar la tristeza y la desilusión que se sienten hoy, ayer me fui a dormir completamente consternada por los resultados de la votación, asqueada por la situación que hemos creado, una situación en la cual las comunidades en las que se ha presentado realmente la guerra se preparan para celebrar la llegada de la paz y nosotros destrozamos esa celebración provocando que se encierren en sus casa completamente atemorizados de despertar al día siguiente sin saber qué va a ser de sus vidas. Yo no puedo entender cómo hoy los Colombianos se levantan como si nada hubiera pasado, como no les da vergüenza que los lugares realmente afectados por el conflicto puedan dar ese paso al perdón y nosotros desde nuestra posición cómoda en el centro donde nunca nos hemos visto realmente perjudicados por el mismo creamos que tenemos el derecho a decidir sobre la vida de estas personas, porque eso es lo que hacemos decidimos cerrarles las puertas a nuevas oportunidades que representen su crecimiento propio y el crecimiento de nosotros como país. Y creo que no teníamos el derecho hacerlo ¿Qué nos hace creer que tenemos el poder para decidir sobre la vida de otras personas? Quizá sea hipócrita preguntármelo ya que voté ayer, no lo había pensado antes, pero ¿Acaso no tengo razón? Es completamente absurdo, nosotros no debimos participar no es sobre nuestras vidas sobre las que se está decidiendo, no realmente, o no directamente. Nosotros pertenecemos a un sector de la sociedad que tiene posee todas las libertades para hacer lo que desee con su vida, mientras ellos no, ellos se ven obligados a quedarse en medio del conflicto y a pertenecer al bando que toque primero la puerta de su casa, porque no se sabe que trato es peor si el del centro del conflicto o el que les damos nosotros al llegar a la ciudad. Quizá esté equivocada y sea realmente importante la participación de todo el pueblo, pero el porcentaje de abstinencia en estas votaciones ¿No es, quizás un mensaje claro? Y es que no sé que duele más si los resultados de la votación o que al hablar con personas que decidieron NO me doy cuenta de que la desinformación y la ignorancia frente al acuerdo final es alarmante, no se dieron la tarea de leer adecuadamente pero aun así creen que deben y pueden decidir, quizá un requisito de votar para aquellos ájenos al conflicto debió haber sido la correcta lectura o escucha, lo que se deseara frente al acuerdo final.

    ResponderEliminar
  23. Qué tristeza infinita Mario , hoy por hoy me doy cuenta que merecemos lo que nos toca vivir , como es posible que un país le de la espalda a poder reparar y mejorar la vida de cientos de víctimas del conflicto , víctimas que apoyaron 100% el acuerdo , como es posible que los que no fueron víctimas directas del conflicto no apoyaran ese gran paso , hoy siento tristeza porque quería que mis sobrinos amanecieran en un país con un poco más de esperanza,me da pena con la gente de Toribio y la gente del choco , me da tristeza que la esperanza de un país se quedara en el aire , pero lo que más me entristece es ver que somos un país polarizado ( por el resultado ) y un país al que le importa cinco el futuro ( lo digo por los abstencionistas ) , un país lacayo de la camandula , no soportamos las diferencia , nos aterra que otro ame a quien se le dé la gana , somos un país doble moral , ayer la diferencia fue mínima , pero la indiferencia fue enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vane, es verdad lo que escribes, pero piensa que hay que resistir y seguir trabajando por La Paz tan anhelada, de a poquitos, ya das un gran paso al expresarte y con ello ya marcas la diferencia. Somos seis millones y medio resistiendo y este blog es un gran apoyo. SAludos.

      Eliminar
  24. y ahora que sigue es muy triste que un pais quiera seguir viviendo en guerra yo creo que los que votaron por el no ni quisiera conocian un punto del acuerdo este pais voto por partidos como el de uribe que maneja odios resentimientos y envidias porque en su mandato el no pudo logra lo que santos si, mario no perdamos la fe ni la esperanza aunque no simpatizo con la candidatura de santos si con la paz porque pueda que no sea una paz perfecta pero creo que algo se lograra mario y ahora que sigue.

    ResponderEliminar
  25. Arriba ese animo compañeros del hermoso y posible sueno llamado paz!! Entiendo el sentimiento de tristeza en impotencia, ya que también lo vivido ayer, pero hay que mirar con optimismo lo que viene, ya que aun no se ha perdido en su totalidad la esperanza. Tenemos el apoyo internacional, de mucha gente, de la ONU, de muchos países como dice el dicho, hasta del papa. Van a ver que aunque se prolongue esta vaina, los amantes de la guerra y la violencia no se saldrán con la suya. Las FARC desean cobtinuar, el presidente Santos desea continuar y vamos a continuar. No pierdan la esperanza!

    ResponderEliminar
  26. Arriba ese animo compañeros del hermoso y posible sueno llamado paz!! Entiendo el sentimiento de tristeza en impotencia, ya que también lo vivido ayer, pero hay que mirar con optimismo lo que viene, ya que aun no se ha perdido en su totalidad la esperanza. Tenemos el apoyo internacional, de mucha gente, de la ONU, de muchos países como dice el dicho, hasta del papa. Van a ver que aunque se prolongue esta vaina, los amantes de la guerra y la violencia no se saldrán con la suya. Las FARC desean cobtinuar, el presidente Santos desea continuar y vamos a continuar. No pierdan la esperanza!

    ResponderEliminar
  27. Que lastima haberlo descubierto solo hasta hoy, me habría encantado escucharlo y leerlo desde antes, Me encantaría conocerlo en persona...

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Saludos Mario
    Me encuentro en una "tusa democrática", me duele el corazón y tengo el alma profundamente acongojada y devastada frente a lo que pasó en un día tan histórico como el de ayer, de echo, también tengo sentimientos encontrados tras la renuncia de Humberto De la Calle, sinceramente me siento a la deriva. El echo de que el restante de los colombianos no se dedicará a empaparse del tema me ha impactado de sobremanera, pero en realidad me impacta mucho más el colectivo que no ejerció el derecho al voto, espero en todo caso, se siga haciendo el ejercicio pedagógico más demarcado para lo que se viene (porque aquí en Sibaté y en muchas regiones no se llevó a cabo la pedagogía o ejercicios que llevarán a crear análisis social y por eso predominó la desinformación) consideró que la pedagogía es un punto escencial para se logre comprender y poner en marcha un cambio tracendental para toda colombia como lo es La Paz, espero seguir convencida de que esta estructura puede llegar a transformarse.

    Un abrazo inmenso.

    Wendy R.

    ResponderEliminar
  30. Mario es como estar atrapados en un relato de terror de Poe,Lovecraft o King. Un monstruo de odio y guerra que cuando estamos a horas de vencer, regresa y nos atrapa. Lo siento no soy tan optimista,las respuestas que vi ayer de los voceros,son respuestas políticamente correctas, de ahí a hechos, hay años y muertos. es mas facil hacer votar a Mr Hyde.

    ResponderEliminar
  31. Mario es como estar atrapados en un relato de terror de Poe,Lovecraft o King. Un monstruo de odio y guerra que cuando estamos a horas de vencer, regresa y nos atrapa. Lo siento no soy tan optimista,las respuestas que vi ayer de los voceros,son respuestas políticamente correctas, de ahí a hechos, hay años y muertos. es mas facil hacer votar a Mr Hyde.

    ResponderEliminar
  32. Mario como dice vallejo, este pais es un moridero esta infectado por la indiferencia, por la desigualdad. Que piensa usted de vallejo por cierto? Me gustaría saber su opinion de un tipo tan controversial y que le da tan duro al pais, a la iglesia y que ademas acepta que tener hijos es un error.

    ResponderEliminar
  33. Mario como dice vallejo, este pais es un moridero esta infectado por la indiferencia, por la desigualdad. Que piensa usted de vallejo por cierto? Me gustaría saber su opinion de un tipo tan controversial y que le da tan duro al pais, a la iglesia y que ademas acepta que tener hijos es un error.

    ResponderEliminar
  34. He decidido tomarme unos días para encajar el golpe y no pronunciarme irresponsablemente. Ya pronto escribiré algo al respecto.
    Saludos para todos, MM.

    ResponderEliminar
  35. He decidido tomarme unos días para encajar el golpe y no pronunciarme irresponsablemente. Ya pronto escribiré algo al respecto.
    Saludos para todos, MM.

    ResponderEliminar
  36. He escuchado hoy su entrevista y aunque no soy colombiana sino cubana quería agradecerle su lucidez y su visión. Fuerza.

    ResponderEliminar
  37. Gracias por los mensajes de solidaridad. Una minoría no necesariamente son pocos...
    Saludos, MM...

    ResponderEliminar
  38. A pesar del acongojo, debemos reponernos. Unámonos y salgamos adelante. Démonos amor. Los quiero mucho !

    ResponderEliminar
  39. A pesar del acongojo, debemos reponernos. Unámonos y salgamos adelante. Démonos amor. Los quiero mucho !

    ResponderEliminar
  40. "ojalá un mundo mejor, no fuera algo con lo que tuviéramos que soñar..."

    ResponderEliminar
  41. El Uribismo matando mis esperanzas, como siempre. Qué daño le ha hecho, le hace y le seguirá haciendo este personaje mezquino y violento a Colombia.
    Somos un país de crueldad y muerte. Fue lo que nos enseñaron y nos quedó gustando.

    ResponderEliminar
  42. El Uribismo matando mis esperanzas, como siempre. Qué daño le ha hecho, le hace y le seguirá haciendo este personaje mezquino y violento a Colombia.
    Somos un país de crueldad y muerte. Fue lo que nos enseñaron y nos quedó gustando.

    ResponderEliminar
  43. mario leyendo «la ciudad de los umbrales» 04/10/26 8:39 pm me encuentro con semejantes 5 renglones.
    "si, Bienaventurados aquellos que se entiendan como pasajeros de sí mismos y que perciban su vida como una larga autopista...." GRACIAS master. guillermo lejbán arreglo la noche.saludos.

    ResponderEliminar
  44. mario leyendo «la ciudad de los umbrales» 04/10/26 8:39 pm me encuentro con semejantes 5 renglones.
    "si, Bienaventurados aquellos que se entiendan como pasajeros de sí mismos y que perciban su vida como una larga autopista...." GRACIAS master. guillermo lejbán arreglo la noche.saludos.

    ResponderEliminar
  45. Y bueno, parece que el 31 de este mes se termina el cese bilateral del fuego. Lamentable...
    Lejbãn es la antinomia de este país.
    Saludos, MM.

    ResponderEliminar
  46. Y bueno, parece que el 31 de este mes se termina el cese bilateral del fuego. Lamentable...
    Lejbãn es la antinomia de este país.
    Saludos, MM.

    ResponderEliminar
  47. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  48. Suelo odiar los fanatismos porque pueden llevarnos a tomar malas decisiones, el triunfo del No es una muestra de ello; empero puedo decir que quien más admiro en Colombia es Mario Mendoza, usted señor Mendoza además de escritor es un pensador, pensador consecuente con su actuar, una muestra de su responsabilidad como pensador influyente es el replegarse mientras puede pensar con claridad, espero desde el 2 de Octubre poder leer su opinión y seguiré esperando porque valdrá la pena.

    Quedó demostrado que el problema de Colombia no son solo las FARC-EP como alguna vez quisieron que creyeramos, es ese alto porcentaje de la sociedad que no se toma en serio su país y no vota, esa parte que vota con el corazón, alejándose de la razón, el problema es el colombiano de a pie que no lee ni se informa, carente de mentalidad crítica.

    Espero su escrito sobre la situación que ahora se vivencia con las propuestas de las nuevas voces, propuestas que estaban en los acuerdos, nuevas propuestas como la eliminación del Tribunal Especial para la Paz, eliminación de la reforma agrícola, "alivio" para fuerzas estatales involucradas en esta cruda guerra, declaraciones de un presidente que pone ultimátum al cese bilateral del fuego sin consultar con quienes ha estado negociando por cuatro años, quienes responden con sorpresa y cautela.

    Gracias Mario, con respeto, gratitud y cariño le agradezco y deseo la mayor tranquilidad mental para escribir.

    ResponderEliminar
  49. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  50. Catarsis:

    Es difícil de entender esto que esta sucediendo en Colombia. Es evidente la lucha de egos políticos y ideologías. Hay dos fuerzas muy fuertes encontradas que abanderaron el NO y el SI. Se han mezclado muchas cosas con el proceso de paz, el hecho de tratar de implementar en los colegios y en general en todo el país la aceptación de la diversidad sexual, la implementación de la adopción por parte de parejas del mismo sexo junto con el proceso de paz y mas hechos polémicos de trascendencia nacional. Una ultra derecha poderosa e inteligente que supo hacer campaña para sacar protagonismo y ventaja de esta tormenta de cosas mas un gobierno que no ha sabido prever las reacciones sociales a sus decisiones y sus formas incorrectas. Es verdad que es triste pero no nos podemos postrar, ni los abanderados del NO pensaban que esto iba a suceder. Esta es una guerra de mas de cincuenta años de existencia, las heridas están abiertas en la ultra derecha y tienen miedo de perder poder. Y ahora el gobierno abre esta posibilidad de finalizar la tregua. Desafortunadamente llegar a estos acuerdos tomo cuatro años y no se puede modificar el acuerdo de forma unilateral, los poderes políticos no se van a poner de acuerdo por la cantidad de diferencias que existen por fuera del proceso mas las rencillas del pasado. Desafortunadamente esto no pinta bien, no creo que haya forma de hacer consenso de una manera rápida y eficaz. Los procesos políticos en Colombia toman mucho tiempo en desarrollarse. Creo que nadie esperaba este desenlace y ahora encontrar una salida coherente es casi imposible, falta un milagro.

    ResponderEliminar
  51. Realmente muchos teníamos la esperanza que el Si tuviera más respaldo, creo que muchos de los jóvenes nos tomamos el tiempo de leer el acuerdo de tomar decisión con argumentos y claramente teníamos mucha confianza para que el país al día siguiente de las elecciones empezara a escribir una nueva historia, claro con cosas por mejorar, pero dándonos una oportunidad de cambio.
    Como muchos opinaron las grandes fuerzas políticas y mediáticas intervinieron poderosamente en la "polarización" y quizá manipulación de las decisiones y lamentablemente muchos tomaron el plebiscito como unas elecciones presidenciales dando su voto no por el Si o el No si no por unos personajes.
    Lo que más lamento es el alto y alarmante porcentaje de abstinencia, lo que refleja la falta de compromiso mostrando que a muchas personas les tiene sin cuidado la importancia de estas decisiones para el país como si no vivieran en él.
    Queda demostrado que la ignorancia es atrevida.
    Y que muchos jóvenes tenemos la responsabilidad y compromiso de educar unas nuevas generaciones con más valores donde se exijan los derechos, pero también se exija los deberes.
    Si podemos ser más educados, comprometidos y debemos seguir luchando con mucha esperanza para que las cosas puedan cambiar.

    ResponderEliminar
  52. He leído todos sus mensajes y les agradezco su ecuanimidad e inteligencia al momento de opinar. En estos días me pronunciaré al respecto.
    Con gratitud, MM.

    ResponderEliminar