21 nov. 2016

Reversibilidad





Este año 2016 se considera ya como el punto de no retorno en cuanto a una crisis general que varios científicos, sociólogos y ambientalistas venían prediciendo durante la última década. Antes podíamos decir “debemos corregir el rumbo haciendo esto o aquello”, “si todos ponemos de nuestra parte lo lograremos”, “nuestra creatividad está siendo puesta a prueba para sobrevivir”, “aún hay esperanza”, etc… Todos esos discursos ya son inocuos. Tanto en la cumbre de París como en el reciente encuentro de Marrakech la semana pasada, está claro que las cifras, en lugar de brindarnos alguna esperanza, lo que hacen es confirmar el desastre que ya se inició. Las autoridades no lo dicen abiertamente para no causar pánico en la población, pero lo que se viene es una cadena de catástrofes que ya no tienen solución.
Cuando pasamos la escandalosa cifra de siete mil millones de personas debimos actuar de inmediato y frenar la tasa de natalidad. Ningún país tomó medidas radicales ni se presentó una sola campaña significativa al respecto. Reproducirse siguió siendo algo natural, normal, incluso una acción que se continuó celebrando, cuando ya las alarmas mundiales estaban encendidas y cualquier nacimiento lo que hacía era agravar ese punto de no retorno.
El deshielo de los polos, los cambios en las corrientes marítimas, el recalentamiento global, las lluvias exageradas en ciertas zonas del planeta y las largas sequías en otras están produciendo centenares de miles de refugiados climáticos. De todas esas personas que vemos con sus bártulos al hombro intentando ingresar a los países europeos, una buena parte provienen de parajes donde no llueve desde hace ya más de tres años. Eso significa que no hay agua potable, ni cómo sembrar, ni cómo bañarse, ni cómo sostener un alcantarillado público. Se estima que en los próximos años veremos a cerca de 720 millones de personas afectadas por el cambio climático de manera directa y los refugiados por las migraciones pueden llegar a 150 millones.
Las consecuencias de este punto de no retorno se presentan no solo en lo exterior, sino que nuestro propio cuerpo empieza a experimentar ya una falta de adaptabilidad a un entorno agresivo, impredecible y caótico. Nuestro sistema inmune es cada vez más débil a las amenazas de virus variables, macro-bacterias y temperaturas que suben y bajan de un modo anárquico. Cada vez somos más frágiles ante los embates de este planeta al que convertimos en un enemigo de tanto herirlo y maltratarlo.
También en el plano social veremos las consecuencias de esta sobresaturación del sistema. El colapso de la economía en el 2008 fue solo una advertencia, un mensaje de lo que está por venir. Los países con mayor afluencia de inmigrantes no saben cómo paliar la situación. La xenofobia empieza a renacer con una tenacidad que parecía ya extinta, y eso ha fortalecido los discursos de los partidos de derecha. De ahí el triunfo del Brexit en Inglaterra y la subida de Trump en Estados Unidos. Ya no se trata de solidaridad ni de fraternidad, sino de cómo aislarnos de esos extranjeros que amenazan nuestra estabilidad interna. Esta percepción del mundo no evitará, sin embargo, que se presenten guerras internas, civiles, entre franjas privilegiadas de la población y los estratos menos favorecidos. Veremos en los próximos años un renacimiento del racismo, la segregación y la exclusión.
Si antes se trataba de tolerancia y de respeto, ahora la consigna es aislarse para sobrevivir. Nuestro cerebro racional, inteligente, educado, culto, que es el más reciente y el menos desarrollado, sufrirá una reversibilidad lamentable. Las habilidades que conquistamos para relacionarnos con los otros y crear con ellos formas cada vez más sofisticadas de convivencia, de estudio y de creatividad, serán reemplazadas por las viejas prácticas que están memorizadas en el cerebro reptil: hostilidad, agresividad, defensa del territorio, pensamiento tribal.

Estamos asistiendo, indudablemente, al comienzo de la caída. Las décadas por venir exigirán de nosotros toda nuestra fortaleza y nuestra capacidad de resistencia.

36 comentarios:

  1. Lo peor es que no se habla de las tierras raras, una catastrofe ambiental aun mas grave que la del calentamiento global.

    Y hay que dejar esa maña biblica de echarle nuestras culpas a los pobres reptiles. No es el cerebro reptil el que jodio este mundo, nisiquiera el cerebro animal o el cerebro mamifero. Es el cerebro humano, ese es el verdadero crisol del mal.

    Aqui, un documental sobre tierras raras

    https://www.youtube.com/watch?v=15f3VtVKSUY

    y aqui, secuencias diversas para combatir la reptilofobia

    https://www.youtube.com/watch?v=Szcy1YBSbHQ

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno lo de las tierras raras. No tenía idea del tema ni de la importancia de China en todo esto.
      El segundo nos recuerda la ingenuidad y belleza reptil, por supuesto. Aunque cuando se habla de cerebro reptil es solo una alusión a una etología básica de defensa-ataque, manada y supervivencia.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  2. Señor mendoza : tuve una discusión conmigo esta ultima semana no me sentía capaz de hacer un comentario pero al leer estoy hoy me anime, ya que me encuentro leyendo "paranormal Colombia" donde también se habla de este tema; confieso que no siempre sentí esta fascinación por sus libros, mi primer acercamiento con su trabajo fue "una escalera al cielo" me encontraba en el colegio y sentí miedo de este apartir de ese momento decidí no volver acercarme a sus obras tiempo después mi hermana me regalo "satanás" el cual me llamo la atención y comencé a leerlo en trasmilenio camino al centro, me encanto! seguí con "la importancia de morir a tiempo" este libro me consoló en ese momento de mi vida. le confieso que estuve viendo algunas de sus entrevistas en Internet su voz me parece provocadora; se que este comentario no tiene relevancia sobre la crisis ambiental solo quería hacerle saber lo mucho que admiro y respeto su trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra, Liz, qué estimulante que mis libros te hagan buena compañía. Cuando uno está escribiendo a veces se pregunta quién diablos leerá eso, cómo lo leerá y si habrá empatía o no con lo que uno está diciendo.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  3. Hola Mario... hace un tiempo compartiste una foto en la que aparecías en un congreso de escritores cerca de Roberto Bolaño... quería preguntarte si hablaste con él y qué tema trataron ... ante el ruido mediático por su obra me acerqué a "Los detectives salvajes" y no me gustó... ya tengo en mis manos 2666 y estoy a punto de aventurarme en ella para saber cuál es la bulla mediática con respecto a este escritor... ojalá encuentre justificaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Varios escritores latinoamericanos estuvimos con él en Sevilla en ese 2003 a lo largo de varios días. Hablamos de literatura, por supuesto, y de América Latina. Dos días después viajé a Roma para el lanzamiento de Satanás en italiano, nos bajamos en el aeropuerto con Santiago Gamboa, abrimos el periódico y estaba una foto suya gigante en la página de cultura. Acababa de morir. Estaba esperando un trasplante de hígado que nunca se llevó a cabo.
      Creo que estás empezando por los libros más pesados de él, las obras totales. Te recomendaría empezar por los otros libros: Estrella Distante, el Nocturno o los relatos. Para irte familiarizando con su mundo, su ritmo, sus obsesiones.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  4. Uno ya no sabe cómo sentirse cuando lee estas cosas. Que seas de las pocas voces que ponen esto de manifiesto, hace que algunos te llamen loco o simplemente te ignoren. Sin embargo, yo creo en ti, en lo que escribes, en lo que investigas, en lo que te mandan de otros mundos y realidades. Dan ganas de sentarse a llorar y mandarte al carajo, también se hacerse el pendejo y seguir como si nada. Pero no, aún le queda a uno la sensación de que se puede hacer algo, de que no todo está perdido. Pasan los días y vuelve uno a notar que algo no encaja, no está del todo bien. Que a las grandes corporaciones y al sistema le vale madre ver lo que ha hecho con el mundo, total son los "dueños" de todo.
    Como si fuera poco, se siguen desatando fuerzas y fenómenos que estaban bien en nuestra incomprensión. Es como si se replicara el caso Atlántida: El eterno retorno de nuestra estupidez y bestialidad. La razón sola, genera monstruos, decía Goyá. Mientras tanto, las pantallas siguen multiplicándose y sumando adeptos a su causa, zombies que solo piensan en consumir, gastar, destruir, competir, saltar lo que sea para lograr sus deseos.
    ¿Cómo se puede resistir en un mundo así? ¿Cómo ser fuerte sin convertirnos en eso que cuestionamos y no aceptamos? Tarea dura para muchos que no sabemos ya, qué se debe hacer en estas circunstancias.

    Un abrazo de incertidumbre. Cuídate mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien dicho, Diego. Ayer anunciaron en los medios internacionales que Bolivia no puede más con la sequía. No llueve desde hace meses. No sería extraño empezar a ver migraciones de los indígenas a los países vecinos. El caos irá en aumento. No va a ser fácil aguantar los tiempos que se avecinan. En mi caso, será siempre la literatura y la escritura mi trinchera elegida. Pero claro, cada quien debe ir encontrando la suya. A la intemperie es más difícil.
      Abrazos, MM.

      Eliminar
  5. A estas alturas, ya es muy difícil esperar que la cosa mejore. Resulta mejor ayudar a empujar el carro al barranco, solo para ver qué sucede. Quizá el caos que ya comienza es lo que esta especie ha estado esperando; ver si seremos capaces de lidiar con los resultados de tantas malas decisiones. Es como hacer zapping en televisión y pasarse el programa que estábamos buscando: es más rápido seguir adelante hasta darle la vuelta a todos los canales, en lugar de retroceder.
    El desencanto es total. La fe se va perdiendo paulatinamente.

    -Mauro Vargas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Mauro. Lo peor no es la muerte, sino la agonía. Cada vez será más difícil aguantar de manera lúcida y equilibrada.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  6. mario has hablado en tus libros de la importancia de que las generaciones deben tener en cuenta de la no reproducion y estoy totalmente de acuerdo no se si de pronto te hayas visto la pelicula inferno o leido el libro dime que opinas al respecto tambien hablando del tema de tu proximo libro que es como una secuencia de paranormal que me parecio increible respecto de la muerte no como un fin sino como un comienzo de algo mario queria preguntarte algo hace mucho le temes a la muerte? gracias como siempre mario por hacer de este colapsado mundo algo distinto con este blog. y tambien crees que de pronto influencias de las vidas pasadas afectan nuestra vida futura?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de la reproducción es que unos lo hacen para solucionar futuras soledades (??), otros para darle una razón al matrimonio o a sus vidas y otros simplemente porque tienen el dinero para hacerlo. La razón válida, la de traer almas a aprender y mejorar este mundo, no se da y parece que ya no es posible.

      Eliminar
  7. AH MARIO NO TE OLVIDES DEL MONASTERIO. VIVI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído Inferno.
      No le temo a la muerte, sino al cómo. En mi familia ronda el cáncer, así que un final doloroso y penoso me parece lamentable.
      Desde que estudié la vida del Dalai Lama tengo la impresión de un tiempo cíclico, de una especie de laberinto o de espiral que marca nuestro ir y venir por el tiempo.
      Y sí, una comunidad monacal sería un final esplendoroso.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  8. Cuando celebré mi cumpleaños número siete, uno de los regalos que me hizo mi padre fue un libro (mi primer libro) cuyo título es "Aventuras de un Niño de la Calle" de Julia Mercedes Castilla, una lectura que de inmediato me conectó con la literatura, con esa manera de contar historias ficticias que rayan en la realidad de la ciudad, de mi ciudad. Tiempo después, en el año 2009, en una clase magistral llamada "Literatura y Ciudad" choque de frente con su libro Satanás al leer las primeras páginas recordé ese primer encuentro con un libro ¡Delicioso! Desde ahí sus letras no han dejado de impresionarme y cambiar mi vida de a poquitos, me asombra su narrativa, su inteligencia, la rigurosa investigación que hace en cada obra, su discurso sobre la descalificación y el daño que nos hemos hecho los colombianos unos a otros, pero sin duda lo que más me gusta, es su humildad.
    Debo manifestarle mi alegría al encontrar este espacio donde (considero yo) puedo tener un contacto aún más "directo" con sus relatos que llevan a la reflexión. :)
    Un gran saludo y abrazo. Andi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curiosa esa magia que genera la escritura, esa conexión a través del tiempo y el espacio. Escribes en una soledad total y de pronto, en un giro extraño, alguien en otro lugar y otra época te lee y se conecta contigo. Qué misterioso. Tú y yo hermanados aún sin conocernos.
      Saludos, Andi, MM.

      Eliminar
  9. Señales antes del fin :

    3 Y estando El sentado en el monte de los Olivos, se le acercaron los discípulos en privado, diciendo: Dinos, ¿cuándo sucederá esto, y cuál será la señal de tu venida y de la consumación de este siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. 5 Porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: ``Yo soy el Cristo, y engañarán a muchos. 6 Y habréis de oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y en diferentes lugares habrá hambre y terremotos. 8 Pero todo esto es sólo el comienzo de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de mi nombre. 10 Muchos tropezarán entonces y caerán , y se traicionarán unos a otros, y unos a otros se odiarán. 11 Y se levantarán muchos falsos profetas, y a muchos engañarán. 12 Y debido al aumento de la iniquidad, el amor de muchos se enfriará. 13 Pero el que persevere hasta el fin, ése será salvo. 14 Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.

    La abominación de la desolación

    15 Por tanto, cuando veáis la ABOMINACION DE LA DESOLACION, de que se habló por medio del profeta Daniel, colocada en el lugar santo (el que lea, que entienda), 16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; 17 el que esté en la azotea, no baje a sacar las cosas de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás a tomar su capa. 19 Pero, ¡ay de las que estén encinta y de las que estén criando en aquellos días! 20 Orad para que vuestra huida no suceda en invierno, ni en día de reposo, 21 porque habrá entonces una gran tribulación, tal como no ha acontecido desde el principio del mundo hasta ahora, ni acontecerá jamás. 22 Y si aquellos días no fueran acortados, nadie se salvaría; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. 23 Entonces si alguno os dice: ``Mirad, aquí está el Cristo, o ``Allí está, no le creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos. 25 Ved que os lo he dicho de antemano. 26 Por tanto, si os dicen: ``Mirad, El está en el desierto, no vayáis; o ``Mirad, El está en las habitaciones interiores, no les creáis. 27 Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre. 28 Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres.
    29 Pero inmediatamente después de la tribulación de esos días, EL SOL SE OSCURECERA, LA LUNA NO DARA SU LUZ, LAS ESTRELLAS CAERAN del cielo y las potencias de los cielos serán sacudidas. 30 Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre; y entonces todas las tribus de la tierra harán duelo, y verán al HIJO DEL HOMBRE QUE VIENE SOBRE LAS NUBES DEL CIELO con poder y gran gloria. 31 Y El enviará a sus ángeles con UNA GRAN TROMPETA y REUNIRAN a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta el otro.



    EVANGELIO DE SAN MATEO 24:3-31

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cita muy impactante. El solo tono de estas palabras abruma. Saludos, MM.

      Eliminar
  10. Mario, me parece una radiografía que refleja con bastante fidelidad el devenir del mundo. A pesar de compartir las visiones semiapocalípticas de lo que está ocurriendo, creo que el futuro siempre puede ofrecer escenarios en los que la luz del Sol brilla con más intensidad de lo que lo hace hoy.

    O sea, no niego que es una realidad palpable, y diría que casi innegable, que el rumbo del mundo no es el adecuado, pero la historia siempre nos ha enseñado que, aunque las cosas se vean muy mal y parezcan ir directamente al despeñadero, el progresismo triunfa tarde que temprano. Y es nuestra obligación luchar para que sea más temprano que tarde. Hoy el mundo se está "ultraderechizando", pero la más probable consecuencia de esa "derechización" excesiva, es una apertura de tipo social, política y cultural a los demás en los años venideros. Voy a citar a Harvey Dent cuado dijo, a pesar de que suene a clisé, "la noche es más oscura antes del amanecer", y tengo la ilusión de que el amanecer está próximo a llegar.

    Mi nombre es Francisc Lozano, y dirijo un proyecto de revista virtual llamado Todas Las Sombras. Me considero tu admirador por las palabras que expresaste antes del plebiscito del 2 de octubre. Debo confesar que no sabía quién era la persona que hablaba, pero que sus palabras me hicieron pensar que ese tipo de mensaje era acertado para la conyuntura que vivía el país. Después, por obra y gracia de una amiga, me terminé enterando de que ese señor que hablaba en esa entrevista sobre la reconciliación, era también un escritor colombiano muy conocido por algunas obras entre las que, obviamente debo citarla y no sé si sea incómodo para ti, se encuentra Satanás. Debo confesar, además, que no he leído la obra aún, pero que será mi siguiente parada después de culminar Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Ya he leído, no obstante, algunas de tus entradas, y tu escritura es muy agradable y fluida, por lo que me gustaría invitarte a participar con nosotros con una publicación cada vez que quieras o puedas. Nuestro proyecto es muy humilde, así que no sé si te pueda interesar o no, pero no pierdo mucho al intentarlo. Te dejo un par de columnas que escribí. Una de ellas tiene bastante relación con esta entrada, pero fue escrita hace tres meses. Avísame si Todas Las Sombras puede ser de tu interés. Este es mi perfil de Facebook: https://www.facebook.com/FRANZLOZANO

    https://todaslassombras.blogspot.com.co/2016/08/del-brexit-trump-plebiscito-paz-colombia.html

    https://todaslassombras.blogspot.com.co/2016/10/no-leer-condena.html

    Gracias por leer esto.

    Saludos,

    Franz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que este punto de no retorno es ya irreversible. Sospecho que no hay ya ningún modo de restablecer los viejos ideales de La Modernidad europea. El amanecer llegará después del desastre.
      Le echaré un vistazo a la revista, claro que sí.
      Saludos, Franz, MM.

      Eliminar
    2. FINicio. ¿Qué tipo de seres verán ese amanecer?

      Eliminar
    3. Los que sobrevivan, claro. Y quién sabe si estar entre ellos sea algo positivo... Saludos, MM...

      Eliminar
    4. Mario y Sandra, gracias por responder.

      Sandra, creo que nosotros mismos podemos ver ese amanecer. Sólo tenemos que cambiarnos a nosotros mismos para mejorar, y tratar de proyectar ese cambio hacia los demás. Es una cuestión de querer y hacer.


      Mario, quedaré atento a tu respuesta respecto a Todas Las Sombras y mi humilde propopuesta. Cuando lea tu libro, espero que podamos conversar un rato.

      De nuevo, gracias por tomarte el tiempo de leer esto.

      Eliminar
    5. Precisamente quería preguntar cuál podría ser el carácter común de los que sobrevivan. En mi trabajo como docente siento con frecuencia que vamos contra corriente, pero sí nos queda seguir procurando el cambio.

      Eliminar
    6. Precisamente quería preguntar cuál podría ser el carácter común de los que sobrevivan. En mi trabajo como docente siento con frecuencia que vamos contra corriente, pero sí nos queda seguir procurando el cambio.

      Eliminar
    7. Creo que se trata ahora de resistir en un círculo pequeño, de espectro muy reducido. Ya nadie logrará cambiar el descenso, pero sí podemos resistirnos a participar en el desastre .
      Saludos, MM.

      Eliminar
  11. Ah bueh! Ya le había comentado sobre coincidencias y los factores que ralentizan la escritura de mis artículos. Y está publicación me vuelve a dar en el clavo.
    Para no extenderme en mi comentario en su penúltima entrada no le conté que mi proyecto es sobre cambio climático, un tema que todos viven y muchos no creen que esté pasando. Mi proyecto es el único que se está realizando en el continente (el tema concreto) y eso me genera — contrario a lo que todos piensan— una profunda sensación de aislamiento, porque la investigación me llevó a la dimensión real del problema y, además de esto, me di cuenta que la gente no cree sea su responsabilidad y que los científicos toman el cambio climático como oportunidad lucrativa.

    Mientras los gobiernos del planeta en un acontecimiento histórico se ponen de acuerdo para implementar el acuerdo de París, el país más poderoso y generador de contaminación del mundo elige un presidente que afirma que el cambio climático no existe; mientras Maximina Monasterio, Thomas van der Hammen entre muchos otros, dedicaron toda su vida a conocer, mantener y preservar nuestra biodiversidad, un grupo de demagogos se valen de toda clase de argucias para destruirlo todo; mientras una gran minoría en Colombia reconoce el proceso de paz como una oportunidad para frenar esa inmensa huella ecológica que ha dejado el conflicto, otros eligen la continuidad del camino al desastre. La escuela del mundo al revés de Galeano se sigue nutriendo a una escala incontestable.
    Todo lo que viene pasando en el mundo y a nivel personal me llevaron a una profunda tristeza y desesperanza. Creo que ha sido lo mejor que me pudo pasar.
    Darse cuenta que uno no es nada y que el panorama no promete, me está mostrando que la coherencia y la honestidad con uno mismo es lo que al final hace que la vida tenga un sentido.

    Seguir conspirando y mantenerse en pie, porque la sal de la vida está en las causas que parecen perdidas, pero son realmente las causas por las que vale la pena existir.

    Abrazos con todo mi afecto.

    Melissa O.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de las peores declaraciones de Trump son justamente aquellas referentes al cambio climático. Un analfabeta en este tema en el poder de una nación como Estados Unidos va a generar millones de migraciones, hambre, inundaciones, sequías e islas que desaparecerán por completo.
      Pero cuando todo va mal es cuando hay que resistir con mayor fuerza y determinación... Saludos, MM...

      Eliminar
  12. Los medios masivos de comunicación siguen exaltando la maternidad como una realización femenina. Corrijo: LA realización femenina. Que engaño. Contra todo.
    También sigue considerándose un pecado capital, acto índicente e inmoral el suicidio. Por mi parte, prefiero tomar por mi mano la vida que tengo sí considero que no hay más para vivir ni manera de hacerlo.
    Válido el aborto, claro que si. Solo lamento que la naturaleza haya construido el cuerpo humano como reproductor involuntario. En vez de pastillas o condones, que rico simplemente hacer el amor y decidir qué no habrá procreación. Disfrutar un orgasmo sin miedo. Y sin darles chance a las farmacéuticas.
    Medellín salta de 38 a 10 grados. Fríos imposibles. Calores no de primavera, sino de peores veranos. La humanidad solo sirve para eso: para acabarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La procreación como método de supervivencia es ya una moral agotada. Todo se ha dado la vuelta. He ahí la reversibilidad: si en realidad queremos sobrevivir debemos dejar de reproducirnos.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  13. Al parecer estamos en el barco hacia el fin del mundo, y la pobreza es el mejor tiquete VIP. Cuando uno se cae, hay que levantarse, pero el problema surge cuando cruzamos el abismo y todo es una constante y permanente caída, a lo mejor en este momento no nos levantamos, sino simplemente tropezamos y seguimos adelante, en descenso.

    Mario, gracias por estar a La Cofa de vigía, y enseñarnos el horizonte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, exactamente, puede que nos pongamos de pie para continuar, pero siempre será para caminar por la pendiente, en descenso... Saludos, MM...

      Eliminar
  14. Mario con el debido respeto me salgo del tema para decirte lo extraño que me siento, no te quiero coger de psicólogo personal. Pero tus libros me han mostrado cosas de mi mismo que no conocía o que ignoraba por completo. Cuando leí Paranormal estaba en una época de mi vida diferente, no tenía una pareja y me la pasaba trabado todo el tiempo, fueron momentos para mi fabulosos, mi capacidad creadora (soy estudiante de artes) se elevó un poco más por esa época o eso pienso ahora que me analizo. Muchas cosas en este libro hablaban de cómo me sentía y lo que realmente buscaba.

    Ahora han pasado más de dos años y me encuentro de nuevo con una de tus lecturas, La importancia de morir a tiempo. He cambiado en este tiempo, he tenido grandes crisis sobre quien soy realmente o lo que busco. Me gustaba pensar antes que nunca iba a perder la capacidad para imaginar nuevas pinturas o construir nuevas historias en mi cabeza, porque de algún modo siempre venían a mí.

    En este momento tengo una pareja estable (es divertido hablar como si fueras un consejero) y ahora estando tan estable no encuentro algo que crear, he perdido partes de mí que pensé serían imposibles. Me siento extraño a veces como si deseara estar solo y esa fuera la solución a todo. Tu libro me hablo de nuevo y me recordó lo que era, pero me pregunto si el libro le habla a un yo que ya no existe. Si ese libro también debía evolucionar antes de salir. Sí acaso tú lo escribiste todo al mismo tiempo con Paranormal y por esa razón no se conectan ahora con mi yo actual.

    No sé qué busco al escribirte esto, quizá hacer catarsis de lo que me está pasando, o preguntarte si debería estar solo o no. Es una decisión que no he podido tomar por mi cuenta. Me pone mal pensar que lastimare a alguien o que yo mismo saldré lastimado.

    Quizá y creo que es lo más lógico tu no tendrás una respuesta para mí, más de la que yo puedo darme, pero me hace bien decirte que has despertado muchos demonios en mí, supongo que como escritor sacas los tuyos al redactar los libros. Pero quiero regresártelos y que no me atormenten, por esa razón pongo en tus manos la decisión de continuar o no mi relación. Así yo estaré tranquilo sabiendo que fui el personaje de alguien más y que mi vida ya está en la mente de otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eros es una fuerza múltiple, que se expresa de mil modos distintos. Es la fuerza creadora. Con esa fuerza se ama, se tiene hijos, se arma una familia. Pero también se compone, se escribe, se pinta o se esculpe con ella. Es decir, los artistas tienen un problema que solucionar: Eros es su material de trabajo. Eso no le sucede a un odontólogo, ni a un ingeniero ni a un administrador de empresas. Ellos expresan su eros por un lado y trabajan por el otro. No mezclan, no tienen por qué. Un artista no. Un artista ama y pinta con la misma fuerza. De ahí su confusión, su caos en el plano sentimental. No desea estar solo porque la soledad abruma y duele. Pero tampoco puede estar acompañado porque necesita tiempo y espacio para su creación. Ni contigo ni sin ti. Son años duros en los cuales va y viene, hace daño sin querer, se despide, regresa, vuelve y se va en busca de su obra. No se entiende ni él mismo. Solo el tiempo va dando un reposo, un ritmo creador constante, una dinámica permanente. Y la persona que llegue debe ajustarse y respetar esa dinámica. Contigo o sin ti. Solo el tiempo y la madurez van calmando esa bestia interior. Pero sin ese monstruo el artista no es nadie, no puede pintar ni danzar, no puede escribir ni componer. Hay que aprender a negociar con Mister Hyde. Eso es.
      Si no lo has leído, estás en el momento ideal para hacerlo: te recomiendo mucho El Cuarteto de Alejandría, de Lawrence Durrell. Allí entenderás muchas de las fuerzas que ahora te atosigan.
      Con afecto, MM.

      Eliminar
  15. Mario, tantas veces me he sentido como el único que se da de cuenta de la destrucción a nivel ambiental generada por el hombre. Me agobia saber que toda la sangre que ha y está derramando nuestra tierra haya sido solo por dinero y/o poder. Es abrumador tener charlas con mis familiares y amigos y que ellos tampoco se den cuenta del gran daño que esto nos esta causando.
    Hace poco en una charla familiar mencionaron el progarama "mars" del canal Nat Geo en el que muestran todo el proceso que se está llevando acabo para la posible colonización futura en Marte, yo estaba asombrado de como nadie se daba cuenta de que estabamos abandonado nuestro planeta herido y agonizante por otro, aún me rehuso a aceptar que renunciamos a él como si fuera algo desechable y también me rehuso a tener que desistir de mi sueño de vivir en un mundo limpio y sano.
    Sé que no soy el único, pero pierdo la esperanza al ver que en el poder no estamos nosotros, los buenos, los que saben que vale más respirar aire puro que tener todo el dinero del mundo.
    Fortaleza y resistencia es lo que necesitamos.
    Un abrazo.
    Miguel Méndez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor está por venir. Con Trump en el poder, que no cree en el cambio climático, los refugiados climáticos serán muchos más. Y ya no hay buenos ni malos. Todos le estamos haciendo daño a este planeta.
      Saludos, MM.

      Eliminar