13 mar. 2017

Adiós a la solidaridad





Las buenas intenciones de la modernidad occidental llegaron hasta el siglo XX. Ahí se encendieron las alarmas, pero no fue posible frenar, detener la explosión demográfica. Todos esos sueños eran posibles con máximo cinco mil millones de personas en el planeta. El problema fue que alcanzamos muy rápido la cifra de seis mil millones y ya cruzamos la de los siete mil millones. El año pasado hablé en varias de mis columnas del punto de no retorno, y, en efecto, acabamos de pasar ese punto y ya no hay nada que hacer. El caos lo iremos viendo poco a poco.
Cuando uno mete una determinada población de animales en un espacio cerrado, es posible que convivan y que inventen dinámicas de supervivencia. Pero si yo sobresaturo el sistema de inmediato los individuos de esa población empiezan a atacarse los unos a los otros. Eso es muy claro en las prisiones. La sobrepoblación genera cada vez más violencia.
Lo mismo estamos viendo en el planeta entero: va a empezar la reversibilidad de todos esos valores que se promulgaron con tanto entusiasmo. Adiós a la hermandad y la fraternidad. Lo que vamos a ver es la ley de todos contra todos.
Modificamos el clima, abusamos de los recursos no renovables, nos reprodujimos a una velocidad enfermiza, masacramos a las otras especies. Nos creímos semidioses con derecho a hacer lo que se nos diera la gana. Ahora vamos a empezar a sentir rechazo, asco de nosotros mismos.
Eso se nota con claridad en las políticas de Trump en contra de los inmigrantes, el fastidio declarado abiertamente hacia los visitantes de ciertos países tercermundistas. Muchos de ellos ya están atrincherados en casas de amigos o familiares con miedo de salir a la calle para no ser capturados por las autoridades de inmigración.
Se nota en el Brexit y en el fin de ese sueño de la Modernidad que se llamó Europa. Los candidatos de la derecha como Marine Le Pen en Francia, Frauke Petry en Alemania, Timo Soini en Finlandia o Norbert Hofer en Austria van ganando cada vez más electorado. Su discurso es muy claro: identidad, xenofobia, islamofobia, antisemitismo. Se trata de afirmar el discurso nacionalista y de atacar los valores de la igualdad de derechos de los inmigrantes y de colectividades minoritarias como la comunidad LGBTI. Con tintes claramente racistas y segregacionistas, estos partidos se van apoderando de los votantes a velocidades alarmantes.
Marine Le Pen dijo en una entrevista con determinación:
- No le daría trabajo a un español si lo puede cubrir un francés.
Norbert Hofer afirmó públicamente:
- No quiero que en unos años Austria sea de mayoría musulmana.
Y en una calle del centro de Madrid había un graffiti el año pasado que decía:
- Los sudacas nos gustan más cuando están lejos.
Los norteamericanos no quieren más gente con rasgos aindiados, bajitos y morenos. Los italianos y los griegos no quieren más negros africanos llegando a sus costas en pateras, hambrientos y en busca de cualquier empleo que les permita sobrevivir. Los europeos en general no quieren más refugiados islámicos orando cinco veces al día mientras miran hacia La Meca.
Lo mismo nos sucede ya a nosotros los latinoamericanos también. Macri desea fortalecer las fronteras para que no le sigan entrando indiecitos sospechosos de procedencia boliviana y peruana. Los chilenos no quieren más inmigrantes ecuatorianos ni colombianos en busca de oportunidades de trabajo. Y ya en nuestro propio país se escucha en las calles a cierta gente diciendo que están cansados de tanta inmigración venezolana.

Adiós a la tolerancia y la igualdad. Adiós a la diferencia y la alteridad. Se vienen los años en los que el otro es una amenaza. Y el problema es que si no hay otro tampoco hay uno mismo. 

28 comentarios:

  1. es cierto dicha suerte de vivir se agota poco a poco en esos rios de gente que vivimos en todo lado, pero tambien es cierto que existen unas manzanas podridas (Para la sociedad actual claro esta), que sobreviven en paz y armonia consigo mismos y llevan la tolerancia a todo lado, hasta en un saludo cordial, somos pocas esas manzanas en la actualidad, pero unidos somos más fuertes como aqui, en un mundo de letras y esperanzas lejanas, pero no distantes...Saludos C.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ser afectuoso ya pronto será muy subversivo, una forma de llevar la contraria.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  2. Puedo pensar que aún soy muy ingenua al no decirle adiós a la tolerancia y a la igualdad, porque creo firmemente en la conciencia que genera una gran revolución, un libro, una película, una canción, una experiencia, un animal. Esas cosas han sido factores que hacen que aún yo no pierda mi enfoque de igualdad. Pero seguramente, los años en que el otro es una amenaza, ya son, y digo son, porque ser competitivos, tener más o mejor es el pan de cada día. Por eso algunos nos refugiamos en otras cosas, en disfrutar cosas simples, Mario, para olvidarnos del mundo que consiente o inconsciente hemos creado.

    Las Revelaciones, estaré muy ansiosa de tener esas historias en mis manos.

    Un abrazo,

    Vanessa Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas asistir al lanzamiento en Filbo 2017. Ya no falta nada.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  3. Muy buen Post Mario. A propósito de la ultraderecha en Europa, no mencionaste al BNP y al EDL en Inglaterra con líderes como Tommy Robinson. En el 2006 el director Shane Meadows dirigió una entrañable película sobre la expansión de la ultraderecha en el Reino Unido... no sé si ya la viste... se llama "This is England"... te envío el link

    https://www.youtube.com/watch?v=kwodL-a_LDk

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno. Gracias por el dato, no lo conocía.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  4. Saludos, Mario:

    El posconflicto será nuestro examen. El No del plebiscito fue un llamado de atención, ojalá nos reinventemos como sociedad. El arte será una herramienta esencial para escucharnos y construir memoria.

    Por ahora, le comparto un artículo acorde a su publicación.

    http://www.eltiempo.com/bogota/barrio-de-ciudad-bolivar-que-lleva-dos-anos-sin-homicidios-66612

    Un abrazo lector.

    Ricardo C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. El problema será, como a nivel mundial, la derecha intentado regresar al poder para restringir libertades, regresar a la guerra e incendiar de nuevo a una sociedad que, de hecho, vive siempre con las brasas encendidas.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  5. Maestro hoy pude verle y escucharle a través del Facebook Live, ya terminé hace un tiempo paranormal Colombia y aún me sigue dando vueltas en la cabeza la historia de Manuel, el outsider que se aleja y construye su trinchera cansado de una sociedad rutinaria, me fascina que hayan valientes como él en un país como éste. Con respecto a este post, quisiera agregar que como lo narra en varios de sus libros esto es el resultado de una cadena de malas decisiones egoístas en su mayoría, está es la hora y aún muchos sueñan con reproducirse cuando hay niños que buscan una familia, solo por el deseo de dejar huella o un recordatorio en su paso por el mundo. No afrontamos la realidad en la que vivimos, los cambios climáticos, la tasa de sobre población, los fondos pensionales, el sistema educativo y de salud que cada vez se hacen más mediocres. La solidaridad no solo va entre conocidos o con ciertas minorías, debe existir en todo acto y momento, porque por la carencia de está estamos próximos a cerrar el último capítulo: nuestra propia extinción. Finalmente quiero agradecerle por la oportunidad de hablar en la feria del libro no solo acerca de su nueva obra "revelaciones" sino de poder cuadrar la entrevista, estoy muy emocionada. Un gran abrazo maestro, como siempre una fiel seguidora y gran admiradora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, lamentablemente, murió. "Revelaciones" empieza justamente contando su muerte.
      Ojalá podamos vernos en la feria, claro que sí.
      Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Maestro quizás​ Manuel terminó por cumplir su objetivo, su deseo de irse a otro mundo, tal vez se encuentre en este momento en una dimensión paralela, en otro universo. Su cuerpo tomó otra forma y está donde quiso estar desde el comienzo. Ojalá sea así. Saludos.

      Eliminar
    3. Eso fue exactamente lo que él dijo al despedirse. Ya verás...
      Saludos, MM.

      Eliminar
  6. Somos libres ante la mirada del otro, por eso en Grecia el peor castigo era el destierro como dice Diana Uribe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, el otro es el que nos define y nos complementa.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  7. Como Meursault en "El extranjero" recuerdo a muchos jóvenes de mi generación sumidos en la apatía, en esa indiferencia hacia el otro; matar "al arabe" era matar a esa sociedad que nos había inyectado los supuestos valores con los que nos castigaría después, y si no llorabamos en el entierro de nuestra madre nos condenaban a muerte; nuestra indiferencia era el castigo a los valores de "ellos", si no jugábamos su juego estaríamos perdidos.
    ¿qué cómo salimos de esa encrucijada? Algunos nunca salieron con vida, otros resistieron tal vez con el arte, ahora nuestros hijos vuelven a reflejar la apatía de Mersault.
    Un abrazo Mario, emocionada con tu nuevo libro como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca nos enseñaron el compromiso que teníamos con el otro, el deber que teníamos de responderles a los campesinos, a los lustrabotas, a los panaderos y los albañiles. Si habíamos tenido el privilegio de llegar hasta la universidad, ¿qué habíamos hecho con esos privilegios? No nos dijeron que nos debíamos a los otros, que teníamos obligaciones por cumplir. No nos educaron para servir. Ahí estuvo el error, el origen del extravío.
      Abrazos, Aleja. A ver cómo hacemos para que el libro te llegue.

      Eliminar
  8. Ese pensamiento egenesico que está en el mundo entero esparciéndose como una plaga es lo que nos tiene hoy en día. Desde el moviendo nazi sustentado en la eugenesia hasta cuando hombres y mujeres quieren casarse con extragero " ya que son mejores" ese pensamiento de la superioridad humana. Que hasta los colombianos , venezolanos, creemos que de verdad esa superioridad de encuentra en Europa y norte América. Hemos olvidado nuestras raíces... el mundo cada vez está más gobernado por el odio al otro, no soportamos que nos miren, que nos toquen en el transmilenio, que no pidan permiso en la calle, somos una bomba de tiempo que algún día va a estallar. Necesitamos dejar de votar por los mismos, como por ejemplo Peñalosa que esta llevando a Bogotá al punto del colapso, subirle al transmilenio un servicio tan malo, volver las corridas de toros etc... y nadie dice nada solo soporta ese asinamiento en transmilenio pero ahora pagando 200 pesos más por eso... en conclusión ese pensamiento egenesico va causar millones de muertes inocentes, exclusión de personas que son humanas como yo ... el hombre es una raza destructora del otro y ahora lo estamos notando más ... ( hace mucho tiempo no te leo Mario, te mando un abrazo y siempre es bueno de vez en cuando poder expesar lo que se piensa) posdata : si en algún momento puede ver un capítulo de una serie que explica a cómo va llegar a ser humano si eso sigue pasando . Capítulo: La ciencia de matar , Título original: Men against fire Serie: Black Mirror. Temporada: 3.Capítulo: 5. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el dato. Me quedé en la primera temporada hace rato.
      Si vas a la feria, allá nos vemos.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  9. Un Saludo Cordial.

    Evidentemente el tema es bastante complejo. El debate político sobre el proteccionismo nacionalista ha revivido ideas que se creían superadas luego de la segunda guerra mundial.

    Resulta curioso observar la similitud del discurso actual con los pronunciamientos populistas de la Alemania Nazi en la década de los treinta. Culpar al otro reconociéndolo como diferente pero en una categoría inferior deja en entredicho el ideal de una comunidad global respetuosa de los derechos.

    Lo anterior no quiere decir que nos encontremos en un escenario igual al que antecedió la segunda guerra mundial y mucho menos que se esté anticipando un conflicto de semejante escala. Quizás esta sea una oportunidad para plantear una idea diferente a la Europea o Norteamericana que ha demostrado ser insuficiente para los problemas actuales.

    Sobre el crecimiento desmesurado de la población humana (planteado ya hace doscientos años por Malthus) es preciso encontrar soluciones desde múltiples disciplinas que no solo reconozcan la importancia de nosotros como humanos sino del entorno en general. Un buen ejemplo de ello es el Ecuador con su Constitución Política actual mediante la cual consagró el buen vivir o Sumak Kawsay, cimentado en la diversidad cultural e importancia de la naturaleza.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco a fondo el caso ecuatoriano, solo de manera muy superficial.
      Y sí, hay un viraje general a la derecha muy sospechoso.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  10. Muy ciertas palabras de Mario: un artículo que sintetiza un poco el problema del Capitalismo Global y Mortífero que excluye la Otredad y aniquila a la clase baja -o a los inmigrantes- con el falso criterio de motes varios como pensar que roban: cuando no pueden analizar que en realidad los inmigrantes hacen las tareas que muchos ciudadanos del país que los recibe no están dispuestos a hacer. Gracias Mario, cordiales saludos desde Buenos Aires. Marcelo. PD: Porfa enviame tu mail me gustaría postear este artículo en mi blog. PSICOCORREO@YAHOO.COM.AR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de regresar de tu ciudad. Me alegra que el artículo te haya gustado. Postéalo sin problemas.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  11. Mario, un saludo afectuoso.
    Me gustaría compartir contigo y tus lectores el primer capítulo de una novela corta que he decidido publicar semanalmente en redes. Espero que les guste.

    http://jean-lagos.tumblr.com/post/158513444664/una-alumna-brillante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mejor de las suertes con la novela...
      Saludos, MM.

      Eliminar
  12. hola Mario y lo mas triste es que no solo no tomamos conciencia de la reproducion humana sino también las motos y los carros se reproducen a cantidades alarmante no creo que los seres humanos tomen conciencia del daño que le estan haciendo al medio ambiente en medellin mi ciudad se declaro la alerta naranja también las cárceles no dan abasto, no se como terminara esto pero si tengo tus libros para un final apocalíptico pues moriré feliz te admiro y te respeto por lo que eres y como eres gracias por escribir y resistir en este difícil mundo la humildad y sabiduría con la que ves las cosas es admirable nunca cambies Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todas partes será lo mismo. Koyaanisgatsi: La Era de la Inestabilidad.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  13. Maestro, es un poco feo lo que pienso, pero lo que me llama la atención es que aquellos que ellos no quieren somos la mayoría y nos aguantamos semejantes atrocidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que recelar siempre de la competitividad capitalista... Saludos, MM...

      Eliminar