2 jun. 2017

Premio de novela para jóvenes





http://www.planetadelibros.com.co/pdf/premio_de_novela.pdf

12 comentarios:

  1. Para mi amada.
    Me dispongo a hurtar un poco de estas páginas de proyectos y ambiciones profesionales. quizá no es el espacio, pero sinceramente no sé cómo enviar una carta hoy en día. Es un secreto del siglo pasado. Por lo menos para mí lo es.
    Últimamente has pasado por momentos malos en tu vida, he intentado estar ahí para apoyarte, pero quizá no lo he logrado. Dices que no es mi guerra. Niegas a ver la belleza de los pequeños detalles.
    Escribo esto con todo el amor que tengo por ti ahora mismo. Te amo. Nunca lo dije con tanto sentido como ahorita. Puede que no lo notes, pero mientras tu pasas unas noches llorando, a mí me diste el mejor momento de mi vida. Gracias y mil gracias.
    El furor se debe a estos sentimientos que me regalaste. Este rato de autorreflexión y de descubrimiento de mí mismo. Gratitud por regalarme esta nueva visión de la vida. Darme estas alas para volar por encima de mi realidad. Darme nostalgia, rabia, amor, intriga y felicidad. Acompañadas del grato recuerdo cuando tus manos tocaron este objeto. Acompañadas de la grata imagen de ti, estando en este mismo barco en algún momento, en medio de un mar de imaginación. Una realidad alterna, toda dada de una manera simple y humilde.
    Nunca tuve una cámara propia. pensé siempre en ser yo el que retratase la vida desde mi ángulo, mi perspectiva. La cámara captura algo más allá. La cámara captura lo crudo de la vida. La realidad. No la maquilla, la plasma.
    Mario Mendoza me introdujo en la historia de Marcos Salamanca. Tú me regalaste esta hermosa aventura. Me queda mucho de estos días. Donde releí muchas de las 303 páginas. Encontrando fragmentos de ese lado mío enterrado por la sociedad. El ser artista. Me desenterraron unas ganas inmensas de salir a la calle. Ir a caminar por la Séptima y la Candelaria. Conocer las historias de la gente que habita nuestra capital. Untarme del ambiente que me rodea y con ello completar mi arte. Este libro se ha vuelto más que ello. Es casi una Biblia para mi espíritu. Lo acabe hoy mismo. Entre ayer y hoy leí solo 30 páginas por miedo a que se acabara. Por primera vez en un libro veía el número que indica la página no pensando “Me quedan 50”, sino rogando porque este número no avanzara. Que se congelara el relato. Disfrute cada letra de esta novela. Esta maravillosa obra de arte.
    Los agradecimientos, más que a Mendoza, son a ti. Tú me conociste mejor que nadie. Me conoces únicamente tú. Y me diste este hermoso regalo. Me diste este cambiador de vida. No sé cuándo lo habrás leído tú, espero que te acuerdes de los puntos de fuga. Como cada personaje va encontrando su manera de conectarse con sigo mismo, encontrando su manera de salir de esta cárcel de concreto que es la ciudad. Encontrando la felicidad. Al contrario de los personajes, yo no soy de Quiroga. No tengo una vida trágica ni deambulo por la ciudad desesperado por encontrar la esencia del arte. Me convertí en un artista cómodo. Nacido en una familia estable y con una vida estable. Bogotá Gótica la nombran ellos. Yo vivo en parte ese lugar que tanto repudian. Como los niños ricos crean la Zona Rosa para aislarse de ese lado de la ciudad que existe, pero busca ignorar. Yo vivo en eso. Ese sueño. Pero esta novela me trae a la realidad. Me da ganas de bajar, coger mi cuaderno, mis esferos y correr al primer personaje que encuentre en la calle y buscar su historia. Me incita a lograr ese modelo de artista Latinoamericano. Un artista consciente, consciente de su entorno.
    Además de esto, la novela del fotógrafo me empuja y me obliga a vivir, a abrirme de las barreras que tengo, a conocer, a explorar, a sentir. Ser un poco más puritano. Ver la vida desde lo que es para mí: Arte.

    ResponderEliminar
  2. Qué tal Mario, soy una chica, bien del común, que vivió una época junto a ti, aquella en que Apocalipsis le tocó, hasta el fondo. Fue por el 2015. Ese mismo año, fuiste a mi colegio a dar una conferencia, y por fortuna, pude hacerte una pregunta sobre una frase que me encantó sobre el libro. Otra compañera, decidió, como yo lo llamaría "demostrar su deseo de sobresalir intelectualmente" al decir que le gustaban más autores como Trumpan Capote con sus camaleones. Me sorprendió tu manera de contestarle, comprendí que verdaderamente eres un artista, digo, no so quién para decidir quién ha de ser artista, pero, segura estoy de que tú lo eres.
    Regreso hoy, palabras más, palabras menos, para compartirte una carta que me han escrito. Le entregué mi libro de Apocalipsis a mi querido, y, para cuando gustes, leéla. Seguro te recordará que lo que haces, tu vocación, no sólo es para leer. Abre paisajes.

    A esto se debe la carta de arriba. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante no es el amor, sino la amistad. Si algo nos deja la literatura es esa sensación de camaradería, de hermandad, de complicidad compartida. Si hemos leído libros a dúo significa que hemos caminado por las mismas calles y que hemos sido testigos de los mismos hechos, tantos los maravillosos como los atroces. La literatura es una liturgia. Pertenecemos a la misma tribu. Y eso no hay que olvidarlo.
      Perdiste un amor y ganaste un amigo. Celébralo.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  3. Buenas tardes señor Mario Mendoza

    Mi hija Esther de 9 años y yo Elizabeth Garcia Hurtado, hemos estado leyendo los libros de la saga de El Mensajero de Agartha; y queremos decirle que nos han parecido muy maravillosos. Me gustaría saber saber si usted va hacerse presente en la feria del libro en la ciudad de Cali; de no ser así, me gustaría saber si podríamos reunirnos ya que yo también escribí un libro hace tiempo, y esta muy relaciono con los temas de la anterior saga. Quedaría totalmente complacida saber si usted puede debatir un poco sobre los libros conmigo, usted dirá el lugar y la fecha.

    Espero poder encontrarnos pronto. Muchas gracias por su respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo pronto no he recibido ninguna invitación para ir a Cali, pero quizás en el transcurso del segundo semestre la reciba. Estaré en gira por otras ferias del libro, tanto nacionales como internacionales.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  4. Cordial saludo Mario, quisiera expresarle mi opinión sobre tres conceptos que usted usa mucho: Tristeza, melancolía y depresión. No soy siquiatra ni sicólogo, ni sociólogo ni nada que termine en ólogo, pero he disfrutado de las tres y en algo si coincidimos, y es que son profundamente inspiradoras. La melancolía está ligada a los recuerdos, la tristeza a las perdidas, los malos logros o a las decepciones y la depresión casi siempre a la baja autoestima o a deficiencias químicas en el organismo. No hago referencia a nada clínico, aunque la depresión tiende a ser tratada desde allí cuando es recurrente o permanente. Pero no creo que se experimente un estado melancólico permanente o dejaría de ser hermosa y profundamente inspiradora la melancolía. No creo que haya sido el motivo final, pero si inicial, de un estado propicio para el suicidio de alguien, especialmente de quienes han plasmado esa inspiración en las letras o en el arte. Me explico, primero un estado melancólico, luego algo de tristeza y finalmente una profunda depresión. En eso coincido, una progresión que genera un cambio de estado en el individuo cada vez más descendente. No creo que Campo Elías haya tomado decisiones de ese tipo en un estado melancólico pero si maniaco depresivo, si consideramos que en su psiquis y en su espacio-tiempo estaba inspirado, no poseído como usted lo afirma. Él quiso compartir con usted ese momento de inspiración pero no pudo lo que lo condujo a pasearse por los tres estados de ánimo. Pero le pregunto con todo respeto, usted estaba inspirado cuando escribió a satanás? O poseído. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el diario de Campo Elías en la novela cuento lo que pudo ser el detonante de los trastornos mentales de Campo Elías: el suicidio de su padre debido a una infidelidad de su madre.
      Y la novela fue escrita como catarsis pura.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  5. Mario vivo en Manizales, hermosa y cultural ciudad, dentro de su agenda esta una visita a esta ciudad ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo invitaciones por ahora a Manizales. Cualquier evento público, lo avisaré por este medio.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  6. Hola Mario,

    Día tras día me han impactado cada uno de tus Libros ya que a tan corta edad, ya puedo analizar algunos conceptos que tu rescatas como lo es una "soledad adictiva" o un "desprecio" por una ciudad que nos hace vivir en carne propia una vida ligada a la monotonia, me gustaría que pudieras asistir a mi colegio, pero veo que es muy complicado debido a tu agenda tan apretada, a pesar de esto quiero darte mil gracias por adueñarte de él pensamiento y la imaginación de cada lector que sin duda día tras día se impacta con esta obra..
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer es una forma de oponernos a este embrutecimiento generalizado. Y cada vez somos más...
      Saludos, MM.

      Eliminar