11 ago. 2017

Zen, un camino de transformación

6 comentarios:

  1. hola mario
    Increíble mensaje del monje Densho Quintero. Su búsqueda permanente, su inquebrantable voluntad para encontrar su ruta, su vía. Sabes Mario cuando Densho habla de las ideas y el apego a ellas, no pude dejar de pensar en MORFEO y en la Matrix, de la lección que le da a NEO sobre la realidad. Es impecable su mensaje sobre el ego y lo que hemos "construido". gracias master por el video.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Matrix es una película inspirada en las Cuatro Nobles Verdades. Totalmente.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  2. Mario, te queria recomendar una serie, yo se que estas en gira, y por lo mismo considero que deberias tener momentos de esparcimiento y tranquilidad.
    La primera se llama Better call Saul, es un spin off de la famosoa serie Breaking bad, tiene un componente psicologico muy marcado y uno de sus personajes principales sufre de hipersensibilidad a las ondas electromagneticas, diagnostico al cual te refieres en uno de los capitulos de Colombia Paranormal, yo como estudiante de medicina pongo en duda ese diagnostico y me inclino mas a un trastorno de la ansiedad con matices psicoticos, en este caso delirantes, pero me gustaria que le dieras tu, tu propio enfoque a ese personaje.
    Saludos y fuerza en tu gira!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo a ese abogado en la mira desde hace rato. Genial. Le echaré un vistazo a la serie apenas pueda.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  3. Hola Mario, mi nombre es Jessica L. Gracias por compartir esta maravillosa intervención del Maestro Quintero. No pude evitar recordar tu libro Buda Blues, la primera obra que conocí de ti y en general una de mis lecturas favoritas y que por cierto siempre recomiendo a mis amistades. Escuchando al Maestro, me quedo pensando en lo valiosa que es en sí misma la Astronomía, que más allá de sus aportes científicos, lo que nos otorga en verdad es una lección de humildad... Es una lástima que no sea esa su interpretación más común, porque de serlo, la especie humana como tal podría comenzar a re-dimensionarse y a categorizarse como en verdad le corresponde: como seres tremendamente transitorios, de una temporalidad ínfima, de un generalizada apatía por sus semejantes y qué decir por los que no lo son, pero paradójicamente, de un ego elevado y de una sensación de dominio sobre la creación absurda por demás. Nuestra existencia seguirá siendo ruin en tanto sigamos olvidando que somos sólo una pequeñísima parte de un universo, (porque hasta la presencia de varios y no uno sólo, está siendo estudiada), y que ante su magnificencia e infinita bondad (llámese "suerte") por permitirnos existir aún, no nos queda más que sentir un gran respeto y en esa medida, aunque sea una mínima de solidaridad con los demás seres vivientes y de compasión por nosotros mismos.
    Gracias a ti Mario por ser siempre un agente inspirador. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Confrontados a los tiempos cósmicos y estelares, queda clara nuestra nimiedad, nuestra importancia infinitesimal.
      Saludos, MM.

      Eliminar