14 may. 2018

INDIGNADOS



 (Tomado de: www.movimiento15m.org)



Me han preguntado muchos lectores por qué no hago público mi voto en las elecciones que se avecinan, por qué no me pronuncio, por qué no digo a qué partido pertenezco o a qué candidato apoyo. Muy bien, voy a intentar explicarme lo mejor que pueda.
No me gustan los delfines políticos porque promueven esa visión de las castas que tanto daño le han hecho a América Latina, razón por la cual quedan descartados Iván Duque (hijo del político liberal Iván Duque, exgobernador de Antioquia y exministro de Minas) y Germán Vargas (nieto del expresidente Carlos Lleras Restrepo y sobrino del exembajador en Washington Carlos Lleras De La Fuente). Sus linajes están ligados a sus privilegios de casta y a sus visiones de derecha con respecto a cómo debería ser manejado el país. Pertenecen a maquinarias políticas muy bien engrasadas. No votaría por ellos jamás.
Petro ha sido el más lúcido y el más destacado en todos los debates. Es un hombre muy difícil de derrotar en el plano argumentativo. Audaz como pocos, preparado, brillante, el mejor congresista que hemos tenido durante muchos años. Ya voté por él una vez cuando logró llegar a la alcaldía de Bogotá, y entonces apareció un rasgo que no habíamos detectado en su personalidad: su carácter autoritario y ególatra. Sus amigos más íntimos, con los cuales había luchado grandes batallas, como Navarro Wolf y Daniel García Peña, intentaron aconsejarlo hasta que no pudieron más y tuvieron que renunciar a sus cargos. Recuerdo bien las sentidas palabras de García Peña en su carta de despedida al entonces alcalde de Bogotá:
En la política, las formas son de fondo. No basta tener los principios correctos ni la razón científica. Un déspota, por ser de izquierda, no deja de ser déspota.
Ese mismo talante dictatorial salió a flote cuando llegaron las investigaciones acerca de su gestión como alcalde. Petro actuó de una manera contraria a la mesura a la que obligaba su cargo: sus discursos en la Plaza de Bolívar fueron incendiarios y muy peligrosos. Y el problema es que los conceptos son fáciles de revisar y modificar. El carácter no. Curiosamente, Petro se parece mucho en su concepción guerrerista de la política al expresidente Uribe. Por eso, uno de sus objetivos principales, si llegara a ser presidente, es convocar a una Constituyente para modificar la Constitución.
Humberto De La Calle es sin duda el más confiable de todos. Y sería maravilloso agradecerle su gestión frente al Proceso de Paz. A él le debemos este nuevo país que ha surgido en los últimos años. Es un hombre preparado, limpio, de un talante moral intachable. El problema es que buscó el apoyo del Partido Liberal, cuyo líder es César Gaviria, un viejo zorro de la política lleno de mañas, acomodaticio y sinuoso como pocos. De alguna manera, las conversaciones entre De La Calle y Fajardo no dieron buenos resultados porque Gaviria estuvo de por medio torpedeando esa alianza.
Fajardo era mi candidato en un principio. Vengo de la Ola Verde de Mockus (por quien voté para el Senado de la República), y por eso creo en ese viejo lema de Mayo del 68: La imaginación al poder. En nuestro caso, podríamos traducirlo como: La educación al poder. Lo he dicho en varios artículos y videos: no conozco un solo país que haya salido del subdesarrollo comprando tanques y armas. La única manera que tenemos de despegar es por medio de la educación y la cultura.
El problema es que Fajardo confundió una posición de centro con una posición meliflua y tibia. Uno puede ser de centro y ser vehemente, combativo, directo. Pensé que él iba a representar a una sociedad civil cansada de tanta polarización, una sociedad civil de centro que no apoyaba a ninguno de los combatientes. Y lo que ha sucedido es que Fajardo se ha desdibujado tristemente, no ha logrado explicar con claridad de qué manera los dineros de la guerra se van a invertir ahora en educación y cultura, y lo peor de todo: parecería no importarle. Cuando buscó la alianza con el Polo creyó que iba a capturar buena parte de los votos de la izquierda, y lo que sucedió fue nefasto: perdió gran parte de los votos de centro y los votantes de la izquierda se fueron con Petro, con cuyas propuestas se identifican mucho mejor.
Así las cosas, solo me representa en el tarjetón una casilla: la que está en blanco. Esa es la casilla de los indignados, de los que no creemos en estos dirigentes políticos, de los que sospechamos que detrás de estas votaciones se moverán millones de pesos para aceitar las maquinarias, de los que aún creemos en utopías que no serán llevadas a cabo por estos candidatos. El voto en blanco es de muy pocos, de los descreídos, de los desesperanzados, pero es un voto radical y honesto que, si algún día llegara a ganar, echaría por tierra todo este sistema político enfermo, corrupto e infecto.

53 comentarios:

  1. Si Mario totalmente de acuerdo, ya no hay alguien en quien uno pueda confiar que efectivamente si va a revolucionar algo dentro de la política, creo que eso nos toca a nosotros desde afuera, no podemos esperar a que nos llegue un héroe, eso no existe ni va a existir. Nosotros somos los hérores y los únicos que podemos generar el cambio en el país.

    Te envío un abrazo y te felicito por el último libro, lo terminé de leer y creo que es el que más me ha gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sì, uno primero se queja, luego cree en el voto democrático y al final se da cuenta de que tiene que hacerlo por sí mismo.
      Saludos, Mónica, MM.

      Eliminar
  2. Respeto su opinión maestro. Sin embargo, me parece que la abstinencia no lleva a nada. Para que hayan cambios se deben asentar las bases; debe ser de manera paulatina, un voto bien pensado puede ser un comienzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La abstinencia es no votar, lo cual sí me parece grave. El voto en blanco es un voto de protesta, de indignaciòn, y es tan válido democráticamente como los otros.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  3. Mario su postura es muy respetable,somos muchas personas que no nos identificamos con los actuales candidatos presidenciales,pero de algo estoy seguro y es que el voto en blanco aunque es una forma de expresar el descontento de la ciudadanía, también es la muerte de la esperanza en este caso, es decir en este momento histórico, ya que las consecuencias del voto en blanco solo beneficia al partido con más cúmulo de capital, por lo tanto aunque es muy difícil sentir afinidad con cada una de las propuestas y con el carácter de los candidatos es menester votar por el que más se acerque a los ideales que UD ha plasmado en cada una de sus obras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Jhonatan, yo lo veo al revés. Votar por quienes no nos convencen es un gesto de mansedumbre, es acomodarnos, resignarnos. El voto en blanco en un grito, un llamado de atención, una emancipación. No vamos a sostener la esperanza votando por individuos en los cuales no creemos. Me parece que mantenemos la esperanza en alto si manifestamos nuestra inconformidad de frente, con determinación. Ese voto para mí significa que mis ideales están intactos y que no pienso entregárselos al primer postor. Es una prueba de mi indignación.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  4. He tenido la oportunidad de leer varios de tus libros y es increíble que lleguen cada vez a mas gente, en todos se resalta una forma de pensar anarquista, y es muy fuerte, muy marcada, abraza la muerte por la libertad, el sacrificio por la desobediencia. como un guerrero con un cuchillo esperando el primer ataque... saludos. guerrero con un lapiz con un libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la desobediencia es una virtud. Hay que desconfiar de un sistema electoral tan podrido como el nuestro. Por algo Joe Toft dijo antes de irse de este país que éramos una narco-democracia. El tiempo le dio la razón.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  5. La desobediencia civil, o de otro modo, la resistencia a este sistema cruel y desgarrador sin duda comienza por el voto en blanco. Muchos dicen que esa es una posición irresponsable o de 'lavarse las manos', simplemente por no depositar en candidatos viejos y poco innovadores una falsa esperanza de progreso de cambio. El voto en blanco, desde mi perspectiva el único "bueno", está satanizado, la mayoría de compatriotas pretenden engrasar las crueles maquinarias políticas antes de confiar en una opción que — un poco idealista, sí — realmente puede cambiar nuestras vidas, o al menos una parte de la historia de Colombia. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, está muy satanizado porque en el fondo es el más peligroso de todos. Donde llegara a ganar (eso jamás va a ocurrir) se caerían todos los candidatos y entrarían en crisis todos los partidos. Sería un golpe brutal.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  6. Casualmente ayer en la reunión familiar del día de las madres, salio a relucir el tema político, y mi abuelita y una tía defendieron fervientemente su desacuerdo por el voto en blanco llegando a tocarse la cabeza de la angustia de ver como íbamos a desperdiciar nuestro voto, una de sus razones fue que todos los votos en blanco se suman al candidato que más esta obteniendo votos, esta afirmación la creían no de manera subjetiva, si no real, hasta que logramos explicar que eso no es posible dentro de las normas electorales. Lo complicado de este y muchos mitos del voto en blanco y de mas argumentos políticos, es que se crean a partir de personas que tienen un peso en su palabra sobre los que lo escuchan, la primera vez que lo escuche fue de un profesor de sociales en bachillerato. Cuanta responsabilidad hay de los que con mucho humo desvían el pensamiento racional y personal de la sociedad; el humo de derecha, de izquierda, de centro, de arriba y de abajo confunde tanto que ya cuando nos escapamos con caretas de tanto polvo vemos como hemos realmente desperdiciado nuestro voto.

    Pdt: Hoy empece su ultimo libro, me causa cierta curiosidad que tan cercano pueden ser Mario el escritor en la novela, y Mario el autor en este plano..

    Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay mucho miedo al voto en blanco y por eso se han inventado mil mitos obre él. La verdad es que es la casilla más peligrosa de todas, la que puede echar abajo todo el sistema político. Por eso es tan atacada.
      Mario personaje es una identidad paralela muy similar, con la misma voz y el mismo rostro.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  7. no entiendo porque no darle la oportunidad a un gobierno alternativo si estamos dominados por la ultraderecha, cual es el temor de que suba petro?; si hace una mala gestion, pues en cuatro años lo bajamos de nuevo. hay si tomaria yo la opcion del voto en blanco. igual haga o no una buena gestion conviene que suba al poder para desestavilizar esta mierda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay temor. Todos mis respetos a los votantes de Petro. Yo ya voté por él una vez. Es un gran candidato.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  8. Es un momento histórico que ha permitido tener de nuevo la esperanza de un cambio, algo que no se veía hace muchos años, hay que dar la pelea de manera fuerte e intentar quitarle al menos una parte del tablero de ajedrez a la extrema derecha con él único candidato que es capaz de hacerle frente, independientemente de si su personalidad para algunos "déspota", parecer éste que no comparto, lo que hay que considerar es que su proyecto de gobierno está ajustado para poner el primer ladrillo de un cambio, lo contrario es sencillamente dejar que naufraguemos de manera definitiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Petro es el mejor candidato de ese abanico. De lejos.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  9. Situación complicada. Yo he decidido arriesgarme, a pesar de sus posibles desaciertos, creo en una salida que involucre la educación y la cultura ciudadana. En el tarjetón hay dos casilla para voto en blanco: una correspondiente al grupo de los promotores del voto en blanco y la otra casilla la del voto en blanco tradicional del tarjetón. Valdría la pena indagar sobre las diferencias y cual les representa mejor. El problema es que con las dos casillas es imposible que gane el voto en blanco. A pesar de que valoro mucho el voto en blanco y en varias ocasiones lo he hecho.
    En esta ocasión no se si se justifica correr ese riesgo, es mi posición, por supuesto.

    Un abrazo, no tan político.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los promotores del voto en blanco ya pidieron plata para hacer campaña. No se trata de eso. Hay que tachar la casilla que dice "Voto en blanco". El que así lo considere, por supuesto.
      En tu caso, está muy bien apostarle a educación y cultura.
      Saludos, Azu, MM.

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Bravo!! Se soltó lo que llevabas dentro. Lo que temo es que si tacho en blanco también, le dé ventaja a Duque y Vargas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cada quien debe medir muy bien sus opciones. Lo importante es votar en conciencia.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  12. Buenas noches otra vez maestro,

    Nuevamente por aquí. Hace ya unos meses que no escribía pero sin falta lo leo ( por cierto buenas recomendaciones de películas. Yo por mi parte le recomiendo Saló o 120 días después de Sodoma ).

    Ahora respecto a este tema creo que estamos en gran medida de acuerdos. Solo en un punto discrepamos y es precisamente en el que considero que si se quiere mostrar la indignación debe hacerse mediante la renuncia a este sistema de gobierno (este mismo que abalamos con los dichosos umbrales). No estoy de acuerdo con esa bandera de falsa equidad llamada democracia. La democracia, para mi, es la libertad de algunos pocos ( de la "mayoría" de los que sale a votar - véase aquí la totalidad de votantes en los últimos años) y el sometimiento de todos los demás. Siempre hay otras opciones como las de las comunidades autosostenibles. Como dirían los zapatistas: El poder no es para desearlo (menos en un país como Colombia donde por cultura se enseña la mal llamada "malicia indígena") sino para destruirlo. Ademas con un instrumento de control como las encuestas pre-presidenciales es menos factible que llegue un cambio. Dichos instrumentos solo sirven para encarrilarnos como borregos.

    Bueno, y por otro lado quería comentarle que en la biblioteca Julio Mario Santo Domingo nos estamos reuniendo un grupo de nefastos, pero muy persistentes, aficionados a la escritura que deseariamos poder contar con su presencia en uno de nuestros encuentros para que nos exponga sus ideas y nos comparta, si así pudiera, sus consejos. De igual manera comentarle de la Editorial Árnica (con la que intentamos hacer algún tipo de alianza) que es un proyecto de David Estrada con el que se pretende publicar a todos aquellos que así lo desean, sabiendo con anterioridad lo difícil que resulta para alguien el que una gran Editorial le preste atención. Como le indico, nos gustaría contar con su presencia para darle a conocer estos nichos creativos de resistencia.

    Gracias nuevamente por abrir este espacio para el debate de un grande, como lo es usted, con nosotros que somos sus lectores. Quedo muy atento a sus comentarios.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota de todo, Fabián. Ahora carezco de tiempo y ando del cuello porque tengo mil compromisos pendientes, todos aplazados por una catástrofe familiar. Pero espero en los próximos meses salir de todo esto y conquistar algún espacio libre.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  13. Políticos y Mascaras. Tarde o temprano se caen.
    http://amp.noticias.caracoltv.com/mundo/se-vestia-como-payaso-para-divertir-ninos-pero-el-dia-de-la-madre-cometio-un-perverso-crimen-ie128

    Mira esto. Teatral y aterrador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Increíble. Entre surrealista y gótico.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  14. Maestro por varios años ya llevo considerando esa opción del voto en blanco, pues por mucho parece la más acertada y combativa, la única que les demostraría nuestro cansancio por sus políticas déspotas que nunca son hechas para el pueblo. Sin embargo, ya existen casos en que el voto en blanco ha ganado alcaldías (Tinjacá, Boyacá y Florida) y más allá de su valor poético no significaron nada al final, pues los mismos partidos colocaron nuevos candidatos hasta menos preparados y más manipulables. Luego de estos casos tuve que replantearme mi posición y defensa del voto en blanco, pues creo que las personas luego de ver que llegan otros desconocidos iguales a los anteriores se resignan a votar por cualquiera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. No creo que eso suceda a nivel de candidatos presidenciales. No es fàcil volver a inscribir candidatos. Pero eso no va a suceder jamás. El voto en blanco no va a ganar nunca. Somos una minoría de indignados radicales desesperanzados.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  15. Exactamente a esto me refería en mi comentario, la consecuencia del voto en blanco simplemente es que los mismos partidos políticos cambien de candidatos, por lo tanto en este momento los únicos con capacidad económica de poner nuevamente candidatos presidenciales serían el Centro Democrático, P. Liberal, P.conservador y Cambio Radical, es decir que los dos únicos ca didatos que no se encuentran vinculados con delitos atroces, que no están salpicados por escándalos de corrupción (hasta el momento) no podrían financiar nuevamente una campaña y por lo tanto caeríamos en el mismo vacío de candidatos poco aptos para desempeñar la función de director de un estado tan desangrado como Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El voto en blanco, a nivel de elecciones presidenciales, no va a ganar jamás. No hay tantos indignados radicales. Es en realidad un voto en contra del establecimiento.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  16. Buenas tardes Mario

    Antes todo respeto a todos por el candidato que vayan a votar, estas votaciones la gente está animada a salir a votar, es algo increíble pues normalmente el colombiano se queda en casa y le da pereza ejercer su derecho al voto como ciudadano.
    Al principio la tenía clara con mi candidato, pero poco a poco los debates y sus propuestas fueron confusas, no sé, si sea la presión que prensa genera o el miedo a decir algo malo en público que los condene. Estoy en el dilema por cual votar ninguno me convence y lo que me preocupa más es que soy jurado de votación es contar los votos, contar el destino de Colombia para dónde irá.

    Un fuerte abrazo, espero volverlo a ver en Bucaramanga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La clave está en ver los debates que faltan y en buscar alguna afinidad por alguno de ellos. Yo en ese sentido ya perdí toda ilusión.
      Muy posiblemente iré a la feria del libro en agosto.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  17. Buenas tardes Mario.
    Personalmente, estaba esperando poder leer tu opinión acerca del panorama político. Como lo leía en algún comentario por aquí, pocas veces había intenciones reales de ejercer el derecho al voto y en esta ocasión es posible notarlo. Faltando apenas diez días para las elecciones, puedo sentirme igual que muchas personas: con las manos atadas. Pero, con preferencias claras por supuesto. Descartando como tú aquellos candidatos por lo que jamás votaría, luego tratando de identificarme y después cediendo confianza al dar mi voto. No es posible desentenderse, este país aun duele en muchas formas y seguimos intentando que de alguna manera las cosas cambien, que nuestro voto sea útil. El voto en blanco si describe la indignación y por lo tanto es totalmente respetable, pues como se decía hace un tiempo, es la opción de los que ya no creen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede verse así, sí. También puede verse como el grito de los que aún mantienen sus ilusiones intactas y no piensan regalarlas en medio de un sistema tan corrupto. En fin, es muy complejo el voto en blanco...
      Saludos, MM.

      Eliminar
  18. Mario, buenas tardes. En primer lugar, felicitarte por tu último libro, me atrapó, lo devoré. Supongo que iré por la segunda lectura en los próximos días para rescatar detalles, palabras que tal vez se me quedaron por fuera en la primera inmersión.

    En lo que concierne a la posición que manifiestas frente a las elecciones que se avecinan, considero que el voto en blanco es válido, es revolucionario, manifiesta una posición fundamentada en el hastío, sensación que tal vez muchos colombianos sienten. Sin embargo, pienso también que, por la nula posibilidad del triunfo del voto en blanco, es la opción de la desilusión total, y cuándo dejamos de ilusionarnos ¿En qué nos convertimos? Pienso que la ilusión de una Colombia por lo menos un poco mejor no nos debe abandonar.

    En ese sentido ¿qué opinas de votar por el que mayor simpatía te produce? Que por lo que veo en tu caso es Sergio Fajardo. Para mí es un hombre con problemas en su comunicación, tal vez por nervios o por no contar con la suficiente experiencia para medirse en una contienda tan difícil. Pero su problema discursivo posiblemente sea vea mitigado en el plano de la ejecución una vez se encuentre en el cargo rodeado de un gran equipo, el cual seguramente tendrá, pues está rodeado de grandes personas a mi parecer. No políticos, personas.

    Piensa en la opción de un país que, a pesar de contar con muchos problemas e imperfecciones, le apostará a la educación, protegerá el proceso de paz que tan importante es para ti, que se fundamenta en el respeto y en aquel lema trillado pero poderoso: "No todo vale". Eso también es revolucionario, querer sacar, aunque sea un poco, la cabeza del lodo aun cuando tienes la bota apretándote la nuca.

    Sinceramente pienso que votar en blanco es dejar la puerta abierta a candidatos mañosos como Duque y Lleras.


    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, sí. No creas que no me cuestiono permanentemente y que reviso, veo los pros y los contras, vuelvo y me leo las propuestas, y las releo una vez más antes de irme a dormir. Creo que estos días hay que estar muy atento a los debates y las opiniones de Fajardo, Petro y De La Calle.
      Gracias por tu opinión tan mesurada. Tomo nota.
      Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo, Mario. Es el momento de estar atentos, abiertos a las posibilidades. Saludos.

      Eliminar
  19. Mario, no se si ya viste el video de "la pulla" https://m.youtube.com/watch?v=szbjBDWeALQ y usan excelentes argumentos para bajar de su grande ego a dicho candidato presidencial. Por mí lado tengo gran esperanza en Fajardo pese a su mala fama de "tibio",en su discurso siempre están las palabras arte y cultura, dos grandes necesidades de nuestro país. Respeto en gran manera tu opinión y posición del voto en blanco.( gracias por tus palabras que nos deja mucho en que reflexionar).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya mismo lo veo... Y sí, tienes razón, Fajardo es un candidato que viene de la Ola Verde, como digo en el texto, y ese origen se nota en sus declaraciones sobre educación y cultura. El problema que tengo con él últimamente es que no aclara cómo vamos a sacar ese dinero de la guerra para pasarlos a educación pública, de cuánto se trata, cuántas becas vamos a otorgar de pregrado, maestría y doctorado. En fin, esperemos esta semana a ver qué dice cada uno.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Apreciado Mario:
    Ya en una publicación anterior había comentado que como docente esperaba que nos pudieras acompañar en algún momento en el colegio en el cual trabajo, así mismo te lo hice saber en la feria del libro cuando me firmaste el diario del fin del mundo. Aunque hemos tratado de acordar dicha visita con los promotores de planeta, ha sido difícil concretar una fecha por lo apretado de tu agenda, y es algo que entiendo perfectamente.
    Aún así, aprovecho éste espacio para extenderte la invitación a una puesta en escena que un grupo de estudiantes lleva varios meses preparando, puesta en escena que transcurre en torno a una de tus obras. Es el próximo viernes 25 de mayo a eso de las 5:30 pm. Si está dentro de tus posibilidades asistir, será un gran honor para mí como docente y lectora, y para todo el grupo estudiantil contar con tu presencia.
    Cualquier inquietud al respecto me la puedes manifestar.
    Un abrazo,
    Andrea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Andrea,
      la verdad es que me ha sucedido una catástrofe familiar y no he hecho sino entrar y salir de clínicas estas últimas semanas después de la feria. Por eso se me represaron las visitas y los compromisos. Hay momentos de la vida en que todo parece estar en contra nuestra. Lo siento mucho.
      Saludos a tus discípulos y ojalá suban a Youtube algún video del evento, con eso yo lo puedo ver después.
      Con afecto, MM.

      Eliminar
    2. Apreciado Mario:
      Lamento la difícil situación por la que estás pasando, y espero que pronto ésta se solucione y tanto tu como tu familia salgan airosos de momentos que, como este, nos representan retos y pruebas para nuestra fortaleza.
      Con gusto registraremos en video el evento y te lo daremos a conocer.
      Un abrazo y la mejor energía.
      Andrea.

      Eliminar
  22. Hola Mario, muy bien el análisis, pero creo y estoy segura que el cambio es ahora, los jóvenes los pedimos, tuvimos la oportunidad con Galan, con Gaitan y Pizarro y a todos los mataron por tener ideas medianamente progresistas y de izquierda. la derecha Colombiana ha desangrado tanto el país como a las personas. no quiero sonar como política paga pero creo que si todos apoyamos las ideas que tiene Petro podemos pasar a segunda vuelta, probablemente el no vaya a ganar, porque como lo dijo usted, la maquinaria política del país que es la registraduria y el senado pertenecen a las familias que históricamente han gobernado el país y a Ubribe, pero yo si creo en el cambio, y también creo que en estos momentos de la historia no sirve de nada el voto en blanco. Es la esperanza y la utopía la que nos ha permitido estar en pie de lucha, hay que luchar con esas ganas que genera la cadena de afectos de la cual tanto hablo Bateman, es ahora o nunca. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso tienes razón: han matado cualquier opción que se acerque, así sea medianamente, a una posición de centro-izquierda. Son años de sueños asesinados. Petro es un gran candidato, lo sé. Como lo digo en la columna, ha sido el mejor en cada uno de los debates. No creas que no me cuestiono mi posición. Ya veremos qué sucede en esta última semana.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  23. Hola Mario, que bueno volver a leer tu blog y encontrarme precisamente con una opinión de este tipo.
    A mí personalmente me preocupa donde vamos a llegar. Me duele ver el desinterés de casi todos los candidatos en Colombia. Un par de candidatos se han preocupado por el largo plazo, los demás solo piensan en hacer y deshacer para sacar a relucir logros durante su periodo presidencial (que si analizamos bien, solo benefician sus intereses personales).

    Sin embargo siento la misma insatisfacción. Hace falta alguien que nos represente, que se preocupe por el futuro de nosotros los jóvenes, alguien que al ver su rostro refleje el pueblo colombiano, de nosotros los menos privilegiados (casi todos) que queremos seguir adelante. Anhelo aquel candidato que inspire en nosotros el seguir luchando por la justicia, por el medio ambiente, la paz y sobre todo la educación (la más poderosa de todas las armas).

    Me entristece la agresividad y la polarización por la que estamos pasando. La mitad de nosotros piensa que Colombia se convertirá en Venezuela si gana la izquierda, la otra mitad, o está indignada con la derecha, su corrupción y las atrocidades que ha cometido o simplemente no le interesa.

    Las campañas han manipulado a todo el pueblo, nos han engañado, nos han hecho sentir miedo y odio. Por eso siento que es razonable el voto en blanco como forma de protestar contra ellos, de decirles que el pueblo está inconforme y que no queremos que ninguno de ellos nos represente. Sin embargo, me deja la insatisfacción de que ese no puede ser el remedio para los Colombianos, porque aún si no hay candidato que llene nuestras expectativas en este preciso momento, no creo que exista alguien más apto por ahí que pueda hacerlo para este periodo, que será el efecto de votar en blanco.

    Espero que en algún momento si exista ese candidato, pero por ahora, alguien tendrá tomar las riendas del país. Decidí analizar propuestas en vez de candidatos, y aunque no me identifico con el carácter de Gustavo Petro, siento que sus propuestas reflejan una voz de protesta en contra un sistema económico mal estructurado, contra una clase política que maneja un país lleno de injusticias. Hay propuestas sostenibles que pueden llegar a funcionar puesto que tienen un foco importante en la educación, la primera infancia, el medio ambiente y la inclusión. Votar por alguien que con sus propuestas quiere hacer algo distinto a cuidar intereses de grandes compañías será mi forma de protestar como ciudadana que ejercerá su derecho al voto por primera vez.

    Mario, un gusto volver a pasar aquí por proyecto Frankenstein, espero toparme pronto con alguno de esos nuevos proyectos.

    Mil abrazos
    Natalia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El voto por Petro es más que respetable. En los debates es muy brillante. Mi problema con él, como digo en la columna, es de carácter, es una desconfianza a otro nivel. Pero tienes razón en que debemos protestar desde todos los frentes que podamos.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  24. ¡Mario!
    ¿Que tal te pareció el vídeo de la pulla sobre Petro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas de esas opiniones son un poco venenosas, pero otras son muy ciertas. Ahí está citada, por ejemplo, la carta de Daniel García Peña, su ex amigo en la alcaldía. El tema del carácter en un político ya de la edad de Petro es que no lo modificará y seguirá siendo igual. Revisarse a estas alturas cuesta mucho trabajo.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  25. Saludo Mario. Lamento leer lo de la difícil situación familiar por la que pasas. Ahorita leía un artículo en el espectador que proclamaba el fin de las teorías de conspiración sobre el escape de Hitler según un estudio que publicó European Journal of Internal Medicine recientemente. Fui a la presentación de tu reciente novela a la filbo y aunque no la he leído ni tampoco la investigación de Abel Basti, pensé "¿cuál será la reacción de Mario ante esta noticia?" https://www.elespectador.com/noticias/ciencia/fin-las-teorias-de-la-conspiracion-la-ciencia-confirma-que-hitler-se-suicido-en-1945-articulo-789551

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juanma. Gracias por la preocupación. Este periplo por el sistema médico colombiano no se lo deseo a nadie. Es una auténtica tortura.
      El problema de ese cadáver es que nunca han podido comprobar que era el de Hitler. Todos los dobles del Fûhrer eran vegetarianos. Sí se suicidó, claro, sí bebió cianuro, pero no han podido confirmar por pruebas de ADN con sus parientes que era él. Y es curioso que aparezcan justo ahora, cuando salen a la luz todos los informes de las agencias de seguridad de la época, a desmentir esos informes. El libro de Basti tiene informes apasionantes. Échale un vistazo cuando puedas.
      Un abrazo, MM.

      Eliminar
  26. Hola Mario acabo de ver un documental que me recuerda mucho la política a través de la forma de ver la vida se llama frágil equilibrio con Pepe Mujica y al verlo me acordé inmediatamente de ti se que te gustara yo también hago parte de los indignados y me da miedo votar en blanco porque dicen que ese voto lo suman a otro candidato en fin me quedo con dos frases de Pepe Mujica el poder no transforma a las personas solo revela quienes verdaderamente son. Y una que se me quedó del documental no podemos cambiar lo que pasa en el exterior pero si nuestro interior en fin me dejó pensando el documental. Saludes Mario y me uno a los indignados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema, Vivi, lo vamos a tener en segunda vuelta, pues creo que no hay casilla en blanco. Duro...
      Buscaré el documental.
      Saludos, MM.

      Eliminar