28 may. 2018

Recomendaciones






Basada en el caso de Yuliana Samboní, Laura Restrepo construye aquí una novela sobre las actitudes criminales y cínicas de un grupo de jóvenes privilegiados que lo han tenido todo. No es un libro sobre el lumpen citadino de las barriadas, ni sobre los delincuentes que se ven abocados a cruzarse la línea de la legalidad debido a la necesidad, sino sobre los niños de papá que crecen entre almohadones de plumas y clubes privados. Se trata de esa clase arrogante y engreída que cree que la ley es para los de abajo, para los de ruana, y que ellos han crecido en el Olimpo y tienen derecho a todo. Nosotros los adinerados, nosotros los educados, nosotros los bellos. Con un ritmo tremendo, frenético, vamos viendo pasar la vida de los Tutti Frutti hasta que un día cualquiera todos ellos desembocan en ese episodio espantoso que fue el secuestro, la violación, la tortura y el asesinato de una menor de edad que vivía en un barrio humilde de las montañas bogotanas. Una lectura necesaria para entender mejor ciertas actitudes crueles y peligrosas que pueden presentarse entre los que se creen benditos por los privilegios de una clase social elevada.






Este es un libro sobre el presente como un ágape, como una celebración. No nos damos cuenta, pero en medio de los conflictos y los problemas, en medio de la cotidianidad exasperante y vacía, aún estamos aquí, aún hay tiempo, aún estamos vivos. No es un libro sobre el cáncer y sus tratamientos, como podría uno creer al principio, ni sobre las dolencias y la enfermedad de un Ministro de Salud, sino que se trata más bien de cómo estamos atrofiados y ciegos para percibir la fuerza descomunal del presente, el único tiempo que en realidad es nuestro. Es un libro sobre otros libros, sobre cine, sobre la ternura, sobre el escepticismo, sobre la ilustración como una fe laica en el pensamiento y la poesía. Vale la pena realmente que le echen un vistazo. El último capítulo sobre la muerte digna y la eutanasia lo terminé, justamente, en una clínica junto a alguien que estaba entre la vida y la muerte. Esas páginas finales sobre Los Viajes de Gulliver son inolvidables.

15 comentarios:

  1. Tuve los dientes torcidos por años y a pesar de una hoja de vida con experiencia, no me llamaban, un día leyendo a Laura Restrepo me encontré con un personaje, el Midas Mcalister, intentando ser aceptado en ciertas esferas sociales, lo primero que hizo, ortodoncia y entonces entendí, aunque banal, que sin dientes derechos no tendría trabajo, me quedo un raro tic, cada que veo un libro de Laura, de manera inconsciente, toco mis dientes. Saludos y gracias por las recomendaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese personaje es de su novela Delirio, creo. Lo recuerdo bien.
      Yo perdí mil empleos de joven por mi forma de vestir: por los jeans, por los tenis, por las camisetas sin cuello. Qué asco todo...
      Saludos, MM.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Imagínense, yo he perdido empleos por no tener libreta militar.
      Diría Mario, 'Qué asco todo'.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Mario ,Gracias las recomendaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mario, es todo un cóctel de emociones, dos orillas opuestas para explorar estos profundos contrastes de luces y sombras que te presenta la vida. Gracias por la recomendación, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, una novela y un libro testimonial. Ambos muy bien escritos.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola Mario.

    Siguiendo con las recomendaciones, le dejo dos artículos sobre temas que usted ha tratado en sus libros.

    El temor a la muerte.

    http://www.bbc.com/mundo/noticias-44196465

    No tener hijos para cuidar el planeta.

    http://www.eltiempo.com/vida/sin-hijos-por-la-salud-del-planeta-223610

    Saludos, Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí los vi ambos. El de la bióloga me encantó. Ese pacto con su médico de no hacerse exámenes inútiles es magnífico. Gracias.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  6. Buen día maestro. Mi pregunta no tiene nada que ver con la recomendación que hace en este blog, pero quería decirle que soy asidua lectora de su obra y que se me hace urgente saber después de las elecciones del pasado domingo, cuando sabemos de sobra que el no voto o voto en blanco no son opciones porque son lo que más le conviene a este poder opresor. Usted que siempre se encuentra del lado de los marginales y de los menos favorecidos, ¿para quién es su voto? Gracias por su respuesta y fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de poco responderé a esta pregunta con una columna. Vale la pena que reflexionemos al respecto entre todos.
      Saludos, MM.

      Eliminar
  7. Los divinos, el pretexto perfecto para leer el libro. Yuliana solo fue visible por el tipo de victimario, -toda una ironía-. Hay miles de casos de esta índole perversa cada día que pasan ahí, en silencio, como si nada. Laura Restrepo empeñada en un libro de "ficción" que desborda la cruda realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. No lo había visto así... Doble o triple horror sumado uno encima del otro...
      Saludos, MM.

      Eliminar